El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

Notícies d'Esglèsia

VN Catalunya

Catalunya Religió (ES) - Dm, 19/01/2038 - 4:14am
Categories: Notícies d'Esglèsia

La casa de la esperanza

Pantalla 90 (CEE) - Dj, 20/07/2017 - 8:23am

La casa de la esperanza 
Público recomendado: jóvenes y adultos

Las películas sobre el nazismo y los derroteros por los que la Segunda Guerra Mundial llevó a Europa en el s. XX no pierden fuerza: es un hecho. No obstante, aun a pesar del constante bombardeo, tanto en literatura como en cine, de una de las cuestiones más revisitadas y de conseguir, a menudo, el hartazgo de un público fiel, se nos propone, en el presente 2017, La casa de la esperanza, de Niki Caro, directora desconocida en España.

Caro trae a colación la apasionante historia, basada en hechos reales, del matrimonio Zabinski, directores del zoológico de Varsovia durante el estallido de la guerra. La irrupción del nazismo en una Polonia sitiada por rusos y alemanes rompió el transcurrir cotidiano del zoo, que debió adaptarse a los nuevos requisitos del régimen. Sin embargo, aun teniendo en cuenta que las circunstancias cambian notablemente, pues se quedan prácticamente sin instalaciones y animales, Jan Zabinski (Johan Heldenbergh: Hasta la vista, Alabama Monroe) y su mujer Antonina (Jessica Chastain: El árbol de la vida, Interstellar), decidieron arriesgar sus vidas para alojar clandestinamente, a la espera de un futuro mejor, a judíos procedentes del gueto de la ciudad, de reciente creación.

La película muestra la fuerza, el coraje, la determinación y la inteligencia de una familia dispuesta a poner en juego todo lo que tiene para salvar la vida de hombres que no conocen. Esto refleja, seguramente, la radicalidad de sus acciones. ¿Cómo puede ser que un matrimonio decida arriesgar la propia vida por salvar a judíos? ¿Qué es lo que permite que uno salga del propio círculo de seguridad? En este sentido, la pésima adaptación -traición- del título original The zookeeper’s wife, describe a la perfección en qué se convierte el zoológico, en una paradoja: las jaulas, rejas y sótanos se convierten en espacios de verdadera libertad en los que emergen relaciones fructíferas -téngase especialmente en cuenta los diálogos entre el personaje que encarna Chastain y la chica que sufre una violación a manos de soldados-, aun a pesar de que no desaparezcan los sufrimientos -así como la misma protagonista expresa en una escena: «tengo un corazón enorme… pero duele tanto… no sé qué hacer»- y del sufrimiento que le acarrea la presencia de Lutz Heck, interpretado por Daniel Brühl (Malditos Bastardos, Feliz Navidad), un oficial alemán que ejerce de contrapeso y antagonista del matrimonio Zabinski.

No dejen de ir a verla.

Guillem Lisicic

 

Ficha técnica

Dirección: Niki Caro
Reparto: Jessica Chastain, Daniel Brühl, Johan Heldenberg, Anna Rust
Título original: The zookeepers wife
País: Estados Unidos
Duración: 124 minutos
Año: 2017
Género: Drama

Categories: Notícies d'Esglèsia

Gru 3. Mi villano favorito

Pantalla 90 (CEE) - Dj, 20/07/2017 - 8:10am

Gru 3. Mi villano favorito 

Público recomendado: Familiar.

En esta nueva aventura Gru se enfrentará a Balthazar Bratt, una antigua estrella infantil de los años 80, pero que tras la cancelación de su exitoso programa se convirtió en un villano algo pasado de moda. Sin embargo, Bratt tan solo será el inicio de sus problemas, pues además de ser despedido de su trabajo, Gru finalmente se reunirá con Dru, su hermano gemelo multimillonario, y el cual buscará su ayuda para dar un último golpe juntos.

Gru 3. Mi villano favorito vuelve a sorprender. La última entrega de Illumination Entertainment continúa con los personajes que han hecho de esta trilogía todo un éxito para la productora. Desde su diseño, original y divertido, hasta el desarrollo de los mismos, consigue crear unas historias con un entretenimiento muy familiar, lo que permite hacer disfrutar de la animación sin poner una edad a la misma. Es cierto que algunos de sus recursos, como pedorretas o humor ligero, a veces pueden caer en la infantilidad, pero en general su desarrollo narrativo posee algo más de complejidad y tiene unos desenlaces algo inesperados, lo que permite crear un equilibrio entre ambos.

En cuanto a la animación, el estudio no llega al nivel de Pixar o DreamWorks, pero sí que ha dado un gran salto entre la calidad de sus primeras películas hasta las que produce en la actualidad. Por ello, Illumination Entertainment, con films como los de Gru, Los Minions, Mascotas o ¡Canta!, y a pesar de llevar relativamente pocos años en la industria, se va abriendo paso poco a poco como una de las compañías de animación más divertidas y aclamadas por el público.

Finalmente, y como toque especial, debemos remarcar la importancia que posee la música en la trilogía, pero sobre todo en esta última entrega. Continuando con la tradición, Pharrell Williams vuelve a componer los singles de la película, esta vez con Yellow Light, recordando a su exitoso Happy de 2010 en Gru, mi villano favorito. Pero además, aprovechando la introducción de este nuevo villano basado en los 80, la música que lo acompaña también se centra en esta época con clásicos como Bad de Michael Jackson o Take On Me de A-ha, que roban las escenas y las cargan de humor.

En resumen, un ingenioso y divertidísimo film que no te puedes perder.

Ana Mirón Campos.

 

Ficha técnica:

(Gru 3. Mi villano favorito, 2017, EE.UU.)

Director: Kyle Balda, Pierre Coffin, Eric Guillon.

Productora: Illumination Entertainment

Distribuidora: Universal Studios.

Duración: 90 minutos.

Género: Animación, Comedia.

Categories: Notícies d'Esglèsia

Reparar a los vivos

Pantalla 90 (CEE) - Dc, 19/07/2017 - 11:17am

Reparar a los vivos 

Público recomendado: jóvenes

Primeras luces de la madrugada. Tres jóvenes surfistas desafiando a las olas. Unas horas más tarde, de regreso en el coche, la fatiga vence al conductor y se produce el accidente. Simón no llevaba puesto el cinturón y sufre un traumatismo craneal severo.

En un hospital de El Havre, la vida de Simón pende de una máquina: los daños de su cerebro son irreversibles, pero el resto de sus órganos no ha sufrido ningún daño. Mientras tanto en París, Clara, una mujer de unos 50 años, espera un corazón para someterse a un trasplante, único recurso para poder seguir viviendo.

Desde las primeras secuencias, se hace evidente la maestría de Katell Quillévéré con la cámara para filmar los movimientos de personas y olas, enfrentadas como hombre capaz de burlar la fuerza irracional de un toro, o ambas fundidas como una sola realidad que ondea con elegante vigor bajo una luz azulada. La maravilla cuasi poética del panorama de hombre y naturaleza se transforma en documental en las escenas de quirófano: sin caer en ningún momento en el gore, el foco se detiene en cada detalle del cuerpo desprovisto de la piel que protege la intimidad de sus órganos. Es ahora un ser desvalido, con la vida pendiente de dos órganos simbólicos: el cerebro y el corazón, la inteligencia y el amor. Y con los admirables adelantos de la biomedicina moderna, que permiten transmitir vida de un cuerpo a otro, siguen surgiendo las preguntas metafísicas fundamentales de siempre: ¿Dónde termina la vida? ¿qué es la muerte? El médico hablando con respeto y delicadeza al cadáver bajo las sábanas remite a la trascendencia, a la dimensión finita del hombre y su apertura al infinito, lo concreto y lo sagrado, lo dominable y lo que está más allá de nuestro alcance, lo verificable y la imponencia del misterio.

La historia se desarrolla en solo una jornada -un trasplante exige urgencia-, pero en ningún momento se siente la subordinación de la narración al tiempo de reloj porque Quillévéré introduce hábilmente suaves digresiones en la temporalidad de la acción, para contemplar a los personajes, sus sentimientos, sus inquietudes, sus afectos, sus recuerdos. Todo ello en el presente, sin salir de la línea temporal del argumento, con la única excepción de un flash back: el primer encuentro de Simón y su novia, ella en el tranvía, él sobre su bicicleta. El corazón de Simón era fuerte, lleno de energía para esa carrera cuesta arriba, lleno de amor que lo impulsaba hacia lo alto. Entre dos operaciones a corazón abierto, vemos como ese corazón sigue latiendo solo, desligado de un cuerpo humano. Es un «buen corazón», capaz de dar vida más allá de la muerte.

Reparar a los vivos es una película que celebra la fuerza de la vida y, sobre todo, abre el corazón -del espectador, en este caso- a la esperanza. Porque, como decía el Gaucho Martín Fierro, «De Dios vida se recibe, y donde hay vida, hay amor».

Mª Ángeles Almacellas

 

Ficha técnica:

Réparer les vivants (Francia, Bélgica, 2016)

Duración: 103 min.

Género: Drama

Dirección: Katell Quillévéré

Intérpretes: Tahar Rahim, Emmanuelle Seigner, Anne Dorval, Bouli Lanners, Kool Shen, Monia Chokri, Alice Taglioni, Karim Leklou, Finnegan Oldfield, Théo Cholbi

Guión: Gilles Taurand (Sobre la novela homónima de Maylis de Kerangal

Música: Alexandre Desplat

Fotografía: Tom Harari

 

Categories: Notícies d'Esglèsia

En la Vía Láctea

Pantalla 90 (CEE) - Dc, 19/07/2017 - 10:00am

En la Vía Láctea 
Público recomendado: adultos

En la Vía Láctea es el último film de Emir Kusturica, director serbio que también protagoniza la cinta.
La historia que nos trae es la de un lechero que atraviesa el frente de guerra todos los días para aprovisionar a las tropas; en este contexto, una mujer italiana (Monica Bellucci) aparece y empieza a trastocar sus destinos.

La película se guía por una narrativa muy particular, con un tono que incide en lo cómico y lo dramático al mismo tiempo entremezclándose con tintes absurdos; todo ello unido con imaginarios extraordinarios. Este absurdo puede llegar a desproveer de toda seriedad al relato.

Factores tan dispares como la providencia, elementos sobrenaturales, personajes “juguete”, movidos al son de una flauta, o una presencia constante de la naturaleza que incluye un gran protagonismo animal, se unen en esta cinta de la que cuesta determinar de dónde viene y a dónde va.

En general, En la Vía Láctea es una película con la que arriesgar si se está dispuesto a entrar en un viaje lleno de tintes absurdos y teatrales, que no tienen por qué hacer las delicias siquiera de los amantes de la comedia absurda.

Carlos Robisco

 

Ficha técnica:

(Serbia, 2016)
Dirección: Emir Kusturica
Interpretación: Emir Kusturica, Monica Bellucci
Duración: 125 min
Distribuidora: Surtsey Films

Categories: Notícies d'Esglèsia

Gatos de Estambul

Pantalla 90 (CEE) - Dc, 19/07/2017 - 9:46am

Gatos de Estambul 

Público recomendado: jóvenes

Cientos de miles de gatos vagan libremente por la frenética ciudad de Estambul. Llegaron hace muchos años en barcos, pero nunca regresaron al puerto. Habían encontrado su lugar. Actualmente los gatos se han convertido en un distintivo cultural de la ciudad. Como corresponde a su especie, son animales entre dos características, ni son absolutamente salvajes, ni totalmente domésticos. Aunque propiamente no tienen dueño, muchas personas los adoptan, sin dejar por ello de respetar su libertad de vagar a su aire por las calles; cuidan de ellos, les proporcionan comida, alimentan a las crías y hasta se ocupan de llevarlos al veterinario.

Ceyda Torun nació en Estambul y pasó su primera infancia jugando con los gatos callejeros, con gran preocupación de su familia, que temían no fuera a adquirir la rabia o a infestarse de pulgas. Después, con sólo 11 años, abandonó Turquía y tras vivir algunos años en Amman y Nueva York, acabó estudiando antropología en Boston. En todo ese tiempo, obviamente, no vio gatos callejeros. Ahora, muchos años más tarde, ha decidido recuperar sus recuerdos y se ha lanzado a hacer un documental dedicado a los gatos de Estambul. Pero no sólo a ellos, porque la película constituye también un canto de amor a su ciudad y a sus habitantes. A esos a los que los gatos que viven en la ciudad incitan a salir de sí mismas para ocuparse desinteresadamente de ellos, y que los cuidan con cariño sin esperar nada a cambio.

Torun realiza un trabajo de cámara impresionante. Equilibra perfectamente la imagen con la narración y les imprime un ritmo ágil y un estilo elegante Empieza con una panorámica de la ciudad avanzando por el Bósforo, que va acercando hasta un primer plano de la Torre de Gálata -uno de los símbolos más famosos de la ciudad-, para introducirnos a continuación en el bullicio de las calles, ambientado con el sonido de Arkadaș Eșșek, en la voz del cantante turco Boriș Manço. Hay también vistas panorámicas desde el cielo, que nos permiten contemplar la belleza de conjunto de esa ciudad abigarrada, en las que se distinguen con su imponencia los grandes edificios emblemáticos -la Basílica de Santa Sofía, la Mezquita Azul…-. Otras veces la cámara se sitúa a ras de suelo para captar las miradas misteriosas de los gatos, seguir sus idas y venidas desde su mismo nivel, atraparlos en actitudes divertidas, como llamando educadamente a una ventana o una puerta para que lo dejen entrar en lo que considera también terreno propio. Los capta también trepando por árboles o paredes, en sus ágiles saltos por las cornisas y en sus relaciones, no siempre apacibles entre ellos. Vemos, incluso, una lucha entre dos «líderes» por el territorio. La música de Kira Fontana, en combinación con pop turco, da como resultado una banda sonora espectacular. La pelea de los dos gatos mientras suena «Jardo», de Levent Yildirim, llega a producir una tensión propia de un thriller. Pero en otros momentos la música apacible y delicada acompaña la elegancia de la cámara. Contemplamos imágenes preciosas de pescadores limpiando el pescado en la playa y la animada terraza de un restaurante sobre el mar, con la voz sensual de la mismísima Eartha Kitt cantando «Uska Dara-A Turkish Tale».

Los gatos se convierten en auténticos actores, protagonizando pequeñas historias que, en su armonía en la relación con los humanos, transmiten el gozo de sentirse vivo, de formar parte de este viejo mundo nuestro. Es un documental hermosísimo, de una gran ternura y espléndido visualmente. Una pequeña joya cinematográfica.

Mª Ángeles Almacellas

 

Ficha técnica:

Kedi (EE.UU., 2016)

Duración: 79 min.

Género: Documental

Dirección: Ceyda Torun

Guión: Ceyda Torun

Música: Kira Fontana

Fotografía: Charlie Wuppermann y Alp Korfali

Categories: Notícies d'Esglèsia

La hora del cambio

Pantalla 90 (CEE) - Dm, 18/07/2017 - 10:05am

La hora del cambio 

Público recomendado: jóvenes

Los vecinos de Pietrammare, un pueblo siciliano imaginario, están hartos de la mala gestión del alcalde, Gaetano Patanè, que lleva aferrado al sillón desde innumerables legislaturas: las carreteras están llenas de baches, el tráfico es un caos, las calles apestan por las basuras acumuladas, una fábrica altamente contaminante hace que la mortalidad de la zona sea alarmantemente alta, los guardias municipales y forestales brillan por su ausencia, etc. Pero, con las nuevas elecciones, por fin parece que puede haber llegado la hora del cambio, porque, contra todo pronóstico, sale victorioso Pierpaolo Natoli, un profesor de instituto de 50 años, que jamás se había dedicado a la política y llega al Ayuntamiento lleno de buenas intenciones y decidido a cumplir todo su programa electoral.

L’ora legale se ha convertido en la película más taquillera en Italia. Sin duda es muy localista, porque utiliza con humor los tópicos italianos, pero hay un fondo en el que podemos sentirnos todos identificados. Más que en la corrupción o la inutilidad en la política, Ficarra y Picone ponen en el foco en el votante, el ciudadano común, que crítica la inmoralidad de sus representantes, pero, en la medida de sus posibilidades no es mejor que ellos, busca también su provecho sin ningún sentido ético. Critica que los demás no cumplan las leyes, pero él está dispuesto a saltarse toda norma con tal de obtener un beneficio o una prebenda. Por eso las reglas claras le molestan.

Tony Sperandeo está impresionante encarnando a Patanè, el alcalde corrupto que no teme ni ser detenido, porque está seguro que, al final, el pueblo estará de su parte y cuya eterna sonrisa nos remite a otro político italiano, ese sí real, capaz de salir a flote en aguas putrefactas. Vincenzo Amato, el noble Pierpaolo, da muy bien la imagen del hombre honrado, sin ninguna ambición, decidido a cumplir sus promesas electorales y a esforzarse por el bien común. Ficarra y Picone están graciosísimos como los dos cuñados, socios en el negocio pero enfrentados en las elecciones.

El tema de la película es ocurrente y la primera parte resulta francamente divertida. Pero, a medida que va avanzando la historia y que nos vamos sintiendo aludidos por el sinsentido de revocar a un político, legítimamente elegido, sencillamente porque resulta incómodo por ciertos fines inconfesables, la sonrisa se nos va borrando.

La hora del cabio es una comedia amable y entretenida, con gags divertidos, que permite pasar un buen rato, pero que, seguramente, en España no tendrá el mismo éxito que en Italia.
Mª Ángeles Almacellas

 

Ficha técnica:
L’ora legale (Italia, 2017)
Duración: 92 min.
Género: Comedia
Dirección: Ficarra, Picone
Intérpretes: Ficarra, Picone, Leo Gullotta, Vincenzo Amato, Tony Sperandeo, Sergio Friscia, Antonio Catania, Eleonora De Luca
Guión: Ficarra, Picone, Edoardo De Angelis, Nicola Guaglianone, Fabrizio Testini
Fotografía: Ferran Paredes

Categories: Notícies d'Esglèsia

Satisfacción del Cardenal Sandri tras su visita a Ucrania

News.va Official Vatican Network - Dll, 17/07/2017 - 3:37pm
(RV).- Acaba de concluir la visita a Ucrania que comenzó el pasado 11 de julio el Cardenal Leonardo Sandri , Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, que realizó por invitación del Arzobispo Mayor de Kiev, Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk , con ocasión de la Peregrinación nacional al Santuario de Zarvanytsia . De los momentos más significativos destacamos el saludo a los jóvenes, la tarde del sábado 15; la reflexión que ofreció a los peregrinos al término de la procesión con las velas encendidas y el Moleben ,  es decir, el servicio de intercesión y de súplica, que consiste en una liturgia típica de las Iglesias Ortodoxas Orientales dirigida a Jesucristo, a la Madre de Dios, a un santo o con ocasión de una fiesta religiosa que, en este caso, se realizó desde la noche del sábado y terminó el domingo en que el Purpurado argentino pronunció la homilía de la Divina Liturgia. También visitó, en Leópolis, la Catedral greco-católica de San Jorge, a la vez que rezó ante las tumbas del Metropolita Andrey Sheptytsky y del Cardenal Joseph Slipyj , Padres de la Iglesia ucraniana. Antes de regresar a Rina el Cardenal Sandri se detuvo para saludar brevemente al Arzobispo Latino de Kiev. El Santo Padre Francisco le había pedido al Purpurado que llevara su saludo a todos los fieles católicos, greco-católicos y latinos, sin excluir a los hermanos y hermanas ortodoxos y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, con su bendición. El Papa Bergoglio , además, ha querido hacerse presente espiritualmente con un renovado gesto de afecto y cercanía por la población que padece sufrimientos y privaciones a causa de los conocidos conflictos y, al mismo tiempo, animar a todos a fin de que trabajen por la paz, la reconciliación, en el respeto del derecho, y por las obras de caridad y solidaridad para socorrer a los tantos desalojados e indigentes. De ahí que la Peregrinación nacional al Santuario de la Virgen María de Zarvanytsia haya sido la ocasión para encomendar a la Madre de Dios las intenciones del Santo Padre , mediante el empeño de todos los participantes con la oración y con gestos de conversión personal y comunitaria. Escuchemos el balance que el mismo Cardenal Leonardo Sandri ha trazado ante el micrófono de Sergio Centofanti : (María Fernanda Bernasconi - RV). (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Series TV: Victoria

Pantalla 90 (CEE) - Dll, 17/07/2017 - 9:57am

Movistar + ha tenido el acierto de traer una serie histórica como Victoria, escrita por la novelista Daisy Goodwin, que se ha basado en los diarios personales de esta reina de proyección internacional que gobernó en buena parte del siglo XIX. Esta producción de ITV, dirigida con maestría por varios directores, recibiendo el apoyo de la BBC, ha arrasado en el Reino Unido, obteniendo un 30 % de cuota de pantalla, lo que le ha servido para que ya se esté preparando una segunda temporada.

La actriz que da vida a esta reina con fama de cabezota y difícil de llevar ha sido la pequeña Jenna Coleman, recordada por su personaje en Dr Who, que está simplemente sensacional. Otro actor de gran peso en esta producción televisiva es Rufus Sewel en el papel de lord Melbourne, mientras que Tom Hughes da vida al príncipe Alberto.

Esta obra trata de ser fiel a la historia y muestra cierto rigor, acompañado por una buena ambientación y un vestuario de campanillas junto a un guión en el que no pueden faltar tanto lágrimas como sonrisas. El humor tan característico de los británicos queda patente en innumerables ocasiones.

La relación que se establece entre Victoria y lord Melbourne tiene una química especial porque se entienden a la perfección del punto de vista profesional porque le fue su leal consejero, a pesar de pertenecer a uno de los partidos políticos de la época. Hay una escena en la que parece que esa relación profesional se convierte en amistad y ambos confiesan sus miedos y dificultades. Durante un tiempo se rumoreó algo entre ellos, siendo cierto que ella estaba obsesionada con este señor.

En su reinado se percibe las preferencias por los Whigs y su desprecio por los Tories en una época que tenía fama de bandoleros, aunque gracias a unas reformas del político que lideraba a ese partido, el concepto de la reina, que como buen gobernante no debe mostrar preferencia por ninguno de los partidos, cambió.

La religiosidad de los personajes, aunque no abundan este tipo de escenas, están tratadas con mucho respeto a diferencia de las series españolas donde se deja en ridículo a los personajes creyentes, incluso en producciones de corte dramático.

Hay que prestar atención a la historia de amor de Alberto y Victoria, cuya relación de conveniencia se va transformando en amor verdadero, detalle realmente contrastable en el hecho en que la reina Victoria ordenara que en el traje rojo de militar de Alberto se bordara que una referencia a lo mucho que lo amaba. Merece la pena destacar el tema de la pureza de Alberto que no quiere ser infiel a la reina cuando uno de sus ayudantes le invita a un prostíbulo de lujo y este se limita a saber en qué consiste el acto sexual, apuntando los detalles en un papel, pero negándose mantener sus relaciones con esas mujeres por respeto a sus creencias y a su futura esposa.

Víctor Alvarado

Categories: Notícies d'Esglèsia

Ángelus del Papa: «Confesión y oración, claves para que la "semilla de Jesús" crezca en tierra fértil»

News.va Official Vatican Network - Dg, 16/07/2017 - 2:16pm
(RV).- El Domingo 16 de julio, solemnidad de Nuestra Señora del Carmen , el Papa Francisco se dio cita con miles de peregrinos que acudieron a la Plaza de San Pedro para rezar juntos la oración mariana del Ángelus. Haciendo alusión a la lectura del Evangelio dominical de San Mateo, que narra la Parábola del Sembrador , el Santo Padre señaló que Jesús es el Sembrador y que con esta imagen nos da a entender que Él no se impone, sino que propone: “no nos atrae conquistándonos sino entregándose”. “Él derrama con paciencia y generosidad su Palabra”, continuó diciendo Francisco. Una Palabra “que no es una jaula o una trampa, sino una semilla que puede dar fruto”, siempre y cuando nosotros estemos dispuestos a recibirlo. En referencia a los “tipos de tierra” donde el Sembrador realiza su labor, el Sucesor de Pedro indicó que el  “terreno bueno” es el camino que debemos seguir. No obstante, el Pontífice puso en guardia sobre otros dos tipos de terrenos que pueden crecer en nuestro corazón impidiendo que la "semilla de Jesús dé fruto": el terreno pedregoso , en el cual la semilla germina pero no llega a dar raíces profundas y el terreno espinoso,  "lleno de espinos que sofocan a las buenas plantas", espinos que podemos comparar con "las preocupaciones del mundo y la seducción de la riqueza". "Cada uno de nosotros puede reconocer estos grandes o pequeños espinos que habitan en su corazón", dijo Francisco, “estos arbustos más o menos enraizados que no agradan a Dios y nos impiden tener un corazón limpio”. Por último el Santo Padre, destacó que es posible "sanear el terreno" de nuestro corazón, presentando al Señor a través de la confesión y la oración , "nuestras piedras y espinos". "Preguntémonos si nuestro corazón está abierto para acoger con fe la semilla de la Palabra de Dios", dijo el Obispo de Roma. "Preguntémonos si en nosotros las piedras de la pereza son todavía muchas y grandes; identifiquemos y llamemos por nombre a los espinos de los vicios".  "Que la Madre de Dios, a quien recordamos hoy bajo el título de Bienaventurada Virgen del Monte Carmelo , insuperable en la acogida de la Palabra de Dios y en su puesta en práctica (cf. Lc 8,21), nos ayude a purificar el corazón y a custodiar en él la presencia del Señor", concluyó el Papa. (SL-RV) Audio y texto de las palabras del Santo Padre antes de rezar la oración mariana del Ángelus Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! Jesús cuando hablaba usaba un lenguaje sencillo, e utilizaba también imágenes que eran ejemplos de la vida cotidiana, de modo de poder ser comprendido fácilmente por todos. Por eso lo escuchaban con gusto y apreciaban su mensaje, que llegaba derecho a los corazones. Y no era aquel lenguaje difícil de entender, el que usaban los doctores de la ley de ese tiempo, que no se entendía bien, lleno de rigidez, y que alejaba a la gente. Y con este lenguaje Jesús hacía comprender el misterio del Reino de Dios. No era una teología complicada. Y un ejemplo es lo que hoy nos presenta el Evangelio: la parábola del sembrador (cf. Mt 13.1 a 23). El sembrador es Jesús. Notamos que, con esta imagen, Él se presenta como uno que no se impone sino que se propone; no nos atrae conquistándonos, sino donándose. Arroja la semilla. Él propaga con paciencia y generosidad su Palabra, que no es una jaula o una trampa, sino una semilla que puede dar frutos. ¿Cómo puede dar frutos? Si nosotros la recibimos. Por eso la parábola tiene que ver sobre todo con nosotros: habla, de hecho, del terreno más que del sembrador. Jesús realiza, por así decirlo, una “radiografía espiritual” de nuestro corazón, que es el terreno sobre el que cae la semilla de la Palabra. Nuestro corazón, como un terreno, puede ser bueno, y así la Palabra da fruto, y mucho; pero también puede ser duro, impermeable. Esto sucede cuando oímos la Palabra, pero ella nos rebota encima, al igual que sobre una carretera: no entra.  Entre el terreno bueno y la carretera, que es el asfalto - si nosotros arrojamos semillas en los "sanpietrini" no germina nada. Entre el terreno bueno y la carretera, hay, sin embargo, dos terrenos intermedios, que en diferentes tamaños, podemos tener en nosotros. El primero es aquel pedregoso. Tratemos de imaginarlo: un terreno pedregoso es un terreno «con poca tierra» (cf. v. 5), por lo que la semilla germina pero no logra echar raíces profundas. Así es el corazón superficial, que recibe al Señor, quiere rezar, amar y dar testimonio, pero que no persevera, se cansa y no nunca “despega”. Es un corazón sin espesor, donde las rocas de la pereza prevalecen sobre la tierra buena, donde el amor es inconstante y pasajero. Pero quien recibe al Señor sólo cuando tiene ganas, no da fruto. Luego está el último terreno, aquel espinoso, lleno de zarzas que sofocan las plantas buenas. ¿Qué representan estos espinos? «Las preocupaciones mundanas y la seducción de las riquezas» (v. 22), dice Jesús: así, explícitamente. Los espinos son los vicios que pelean contra Dios, que asfixian Su presencia: ante todo los ídolos de la riqueza mundana, el vivir con avidez para sí mismos, para el "tener" y el "poder". Si cultivamos estos espinos, ahogamos el crecimiento de Dios en nosotros. Cada uno puede reconocer sus pequeños o grandes espinos, los vicios que habitan en su corazón, los arbustos más o menos arraigados que no le gustan a Dios y que nos impiden tener un corazón limpio. Es necesario arrancarlos, de lo contrario la Palabra no da fruto, la semilla no irá adelante. Queridos hermanos y hermanas, Jesús nos invita hoy a mirar dentro nuestro: a agradecer por nuestro terreno bueno, y a trabajar en los terrenos todavía no buenos. Preguntémonos si nuestro corazón está abierto para acoger con fe la semilla de la Palabra de Dios. Preguntémonos si nuestras rocas de la pereza son todavía muchas y grandes; identifiquemos y llamemos por nombre los espinos de los vicios. Encontremos el valor de hacer un buen saneamiento del terreno, un buen saneamiento de nuestro corazón, llevándole al Señor en la Confesión y en la oración nuestras rocas y espinos. Haciéndolo así, Jesús, el Buen Sembrador, será feliz de realizar un trabajo adicional: purificar nuestro corazón, quitando las rocas y los espinos que ahogan su Palabra. Que la Madre de Dios, a quien recordamos hoy bajo el título de Bienaventurada Virgen del Monte Carmelo, insuperable en la acogida de la Palabra de Dios y en su puesta en práctica (cf. Lc 8,21), nos ayude a purificar el corazón y a custodiar en él la presencia del Señor. Ángelus Domini nuntiavit Mariae... (Traducción del italiano: Griselda Mutual - Radio Vaticana) Tras la oración del Ángelus, como es habitual, el pontífice dirigió sus saludos a todos los fieles de Roma y a los peregrinos llegados de diversas partes del mundo: "Saludo de corazón a todos ustedes, fieles de Roma y peregrinos de diversas partes del mundo: a las familias, los grupos parroquiales, las asociaciones", expresó.  "En particular saludo a las Hermanas Hijas de la Virgen de los Dolores, a 50 años de la aprobación pontificia del Instituto; a las Hermanas Franciscanas de San José a 150 años de su fundación; a los dirigentes y a los huéspedes de la Domus Croata de Roma, en el 30º aniversario de su institución".   Un saludo especial dirigió a l as hermanas y frailes carmelitas, en el día de su fiesta: "les deseo que puedan continuar con decisión en el camino de la contemplación", les dijo.  Un saludo especial dirigió también a la comunidad católica venezolana en Italia, presente en la plaza de san Pedro, y renovó su oración por este amado país.  Tras desear a todos un buen domingo reiteró como siempre, su pedido de oración por él . "¡Buen almuerzo y hasta la vista!", concluyó.  (GM - RV)   (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa al MMTC: Tierra, techo y trabajo significa luchar para que todo el mundo viva con dignidad

News.va Official Vatican Network - Dg, 16/07/2017 - 1:24pm
(RV).- El Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC) celebra en España su Seminario Internacional y su Asamblea General. Del 15 al 21 de julio, en la Universidad de la Mística de Ávila, se reúnen 120 delegados y delegadas en representación de movimientos de trabajadores cristianos de 42 países del mundo, y, tal como informa la Oficina de Prensa del MMTC, el Papa Francisco se ha hecho presente en la apertura del seminario que precede la asamblea general con un mensaje entregado por el Obispo de Ávila, Mons. Jesús García Burillo, ante una representación de la Iglesia española y del mundo del trabajo. En el mensaje firmado por el Cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin y fechado 11 de julio de 2017, el Obispo de Roma envía su saludo a los delegados presentes y se une a su alegría y acción de gracias a Dios por los cincuenta años de presencia cristiana en el mundo del trabajo y por el caminar al lado de tantos hermanos trabajadores, compartiendo sus gozos y esperanzas, sus alegrías y sus penas. Seguidamente el pontífice recuerda el lema del encuentro, “Tierra, techo y trabajo para una vida digna” , y, tras constatar que de hecho la dignidad de la persona está muy unida a estas tres realidades, que expresan esa experiencia fundamental para el ser humano que es la de sentirse arraigado en el mundo, en una familia, en una sociedad, recuerda que "Tierra, techo y trabajo" significa luchar para que todo el mundo viva conforme a su dignidad y nadie se vea descartado. "A esto nos anima nuestra fe en Dios, que envió a su Hijo al mundo para que, compartiendo la historia de su pueblo, viviendo en una familia y trabajando con sus manos, pudiera redimir y salvar lo humano con su muerte y resurrección", escribe.  El Santo Padre les exhorta finalmente a perseverar con renovado impulso en los esfuerzos para acercar el Evangelio al mundo del trabajo y para que la voz de los trabajadores siga resonando en el seno de la Iglesia, e, invocando la intercesión de la Virgen María, pide que no dejen de rezar por él y les imparte la implorada bendición apostólica. "En el Seminario Internacional , que se celebra desde el sábado 15 al martes 18 de julio, se abordará el tema de cómo construir una sociedad solidaria, las amenazas actuales a la dignidad humana y el estado del derecho al trabajo, con la perspectiva aportada desde el conocimiento de la situación del empleo y de los trabajadores de los delegados y las delegadas de las regiones del MMTC en América, África, Asia y Europa", se lee en el sitio del MMTC. Mientras que los trabajos de la Asamblea General comenzarán el miércoles 19 y finalizarán el 21 de julio. En la misma se realizará una valoración de la actividad desarrollada durante los últimos cuatro años, se renovarán algunos cargos y se aprobará el Plan de Acción para los años 2017-2021. Fuente:  Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos   (Griselda Mutual - Radio Vaticano)     (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Mensaje del Papa al Congreso Internacional «Laudato si’ y Grandes Ciudades»

News.va Official Vatican Network - Dv, 14/07/2017 - 2:30pm
Tres «R» reitera el Papa Francisco: respeto, responsabilidad y relación (RV).- El Papa Francisco envió un Mensaje al Card. Lluís Martínez Sistach, Arzobispo emérito de Barcelona, con motivo del Congreso Internacional «Laudato si’ y Grandes Ciudades».  Evento celebrado en Río de Janeiro - del 13 al 15 de julio – con especial atención a tres temas como el agua potable, la contaminación ambiental y calidad del aire y los residuos. Reiterando lo que escribió en su Carta encíclica sobre el cuidado de la casa común , refiriéndose a varias necesidades físicas que tiene el hombre de hoy en las grandes ciudades y que necesitan ser afrontadas con respeto, responsabilidad y relación», el Papa hace hincapié en que son tres «R» que ayudan a interactuar de forma conjunta ante los imperativos más esenciales de nuestra convivencia ». En la primera «R», el Papa señala que «el respeto es la actitud fundamental que el hombre ha de tener con la creación. Ésta la hemos recibido como un don precioso y debemos esforzarnos para que las generaciones futuras puedan seguir admirándola y disfrutándola. Este cuidado debemos enseñarlo y transmitirlo». En lo que respecta a la importancia del agua , elemento que es también indispensable para la vida el Obispo de Roma recuerda que es « un derecho fundamental, que toda sociedad debe garantizar (cf. Laudato si’, 30). Cuando no se le presta la atención que merece se transforma en fuente de enfermedades y su escasez pone en peligro la vida de millones de personas . Es un deber de todos crear en la sociedad una conciencia de respeto por nuestro entorno; esto nos beneficia a nosotros y a las generaciones futuras». En la segunda «R», recordando que «la responsabilidad ante la creación es el modo con el que debemos interactuar con ella y constituye una de nuestras tareas primordiales», el Papa advierte que « no podemos quedarnos con los brazos cruzados, cuando advertimos una grave disminución de la calidad del aire o el aumento de la producción de residuos que no son adecuadamente tratados ». Y destaca que «cada territorio y gobierno debería incentivar modos de actuar responsables en sus ciudadanos para que, con inventiva, puedan interactuar y favorecer la creación de una casa más habitable y más saludable. Poniendo cada uno lo poco que le corresponde en su responsabilidad, se estará logrando mucho».   En la tercera «R», el Santo Padre reflexiona sobre la creciente falta de relación que se observa en las grandes ciudades y en las zonas rurales , y pone en guardia contra «la falta de raíces y el aislamiento de algunas personas, que son formas de pobreza, que pueden degenerar en guetos y originar violencia e injusticia». Por lo que « es importante que la sociedad trabaje conjuntamente en ámbito político, educativo y religioso para crear relaciones humanas más cálidas, que rompan los muros que aíslan y marginan . Esto se puede lograr a través de agrupaciones, escuelas, parroquias, etc., que sean capaces de construir con su presencia una red de comunión y de pertenencia, para favorecer una mejor convivencia y lograr superar tantas dificultades. De esta manera, «cualquier lugar deja de ser un infierno y se convierte en el contexto de una vida digna» (Laudato si’, 149)». Encomendando «a la intercesión de la Virgen Santa, Reina de cielo y tierra , estas jornadas de estudio y de reflexión», el Papa desea que «su consejo y guía oriente sus decisiones en favor de una ecología integral que proteja nuestra casa común y construya una civilización cada vez más humana y solidaria ». (CdM – RV)   Mensaje completo del Papa Francisco al Congreso Internacional Laudato si’ y Grandes Ciudades: A Su Eminencia el Cardenal Lluís Martínez Sistach Arzobispo emérito de Barcelona Querido hermano:             Lo saludo atentamente, como también a todos los que toman parte en el evento: Congreso Internacional «Laudato si’ y Grandes Ciudades». En la Carta encíclica Laudato si’ hago referencia a varias necesidades físicas que tiene el hombre de hoy en las grandes ciudades y que necesitan ser afrontadas con respeto, responsabilidad y relación. Son tres «R» que ayudan a interactuar de forma conjunta ante los imperativos más esenciales de nuestra convivencia. El respeto es la actitud fundamental que el hombre ha de tener con la creación. Ésta la hemos recibido como un don precioso y debemos esforzarnos para que las generaciones futuras puedan seguir admirándola y disfrutándola. Este cuidado debemos enseñarlo y transmitirlo. San Francisco de Asís afirmaba en su Cántico a las Criaturas: «Loado seas, mi Señor, por la hermana agua, la cual es muy útil y humilde y preciosa y casta». En estos adjetivos se expresa la belleza e importancia de este elemento, que es indispensable para la vida. Como otros elementos creados, el agua potable y limpia es expresión del amor atento y providente de Dios por cada una de sus creaturas, siendo un derecho fundamental, que toda sociedad debe garantizar (cf. Laudato si’, 30). Cuando no se le presta la atención que merece se transforma en fuente de enfermedades y su escasez pone en peligro la vida de millones de personas. Es un deber de todos crear en la sociedad una conciencia de respeto por nuestro entorno; esto nos beneficia a nosotros y a las generaciones futuras. La responsabilidad ante la creación es el modo con el que debemos interactuar con ella y constituye una de nuestras tareas primordiales. No podemos quedarnos con los brazos cruzados, cuando advertimos una grave disminución de la calidad del aire o el aumento de la producción de residuos que no son adecuadamente tratados. Estas realidades son consecuencia de una forma irresponsable de manipular la creación y nos llaman a ejercer una responsabilidad activa para el bien de todos. Además, comprobamos una indiferencia ante nuestra casa común y, lamentablemente, ante tantas tragedias y necesidades que golpean a nuestros hermanos y hermanas. Esta pasividad demuestra la «pérdida de aquel sentido de responsabilidad por nuestros semejantes sobre el cual se funda toda sociedad civil» (Laudato si’, 25). Cada territorio y gobierno debería incentivar modos de actuar responsables en sus ciudadanos para que, con inventiva, puedan interactuar y favorecer la creación de una casa más habitable y más saludable. Poniendo cada uno lo poco que le corresponde en su responsabilidad, se estará logrando mucho.   Se observa en las grandes ciudades, como también en las zonas rurales, una creciente falta de relación. Con independencia de la causa que lo produce, el flujo constante de personas genera una sociedad más plural, multicultural, que es un bien, produce riqueza y crecimiento social y personal; pero también hace que esta sociedad sea cada vez más cerrada y desconfiada. La falta de raíces y el aislamiento de algunas personas son formas de pobreza, que pueden degenerar en guetos y originar violencia e injusticia. En cambio, el hombre está llamado a amar y a ser amado, estableciendo vínculos de pertenencia y lazos de unidad entre todos sus semejantes. Es importante que la sociedad trabaje conjuntamente en ámbito político, educativo y religioso para crear relaciones humanas más cálidas, que rompan los muros que aíslan y marginan. Esto se puede lograr a través de agrupaciones, escuelas, parroquias, etc., que sean capaces de construir con su presencia una red de comunión y de pertenencia, para favorecer una mejor convivencia y lograr superar tantas dificultades. De esta manera, «cualquier lugar deja de ser un infierno y se convierte en el contexto de una vida digna» (Laudato si’, 149). Encomiendo a la intercesión de la Virgen Santa, Reina de cielo y tierra, estas jornadas de estudio y de reflexión. Que su consejo y guía oriente sus decisiones en favor de una ecología integral que proteja nuestra casa común y construya una civilización cada vez más humana y solidaria. Por favor, les pido que recen por mí; y ruego al Señor que los bendiga.                                                                               FRANCISCO (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Día de Patriotas

Pantalla 90 (CEE) - Dv, 14/07/2017 - 10:24am

Día de Patriotas

Público: Adultos (imágenes)

 En plena tensión internacional entre EE.UU. y Corea del Norte y tras los últimos ataques terroristas, nos llega una historia basada en el atentado de la Maratón de Boston de 2013. La película esta narrada desde el punto de vista del oficial de policía Ed Davis (Mark Wahlberg), que investiga los acontecimientos, mostrándonos con todo detalle la persecución posterior. Peter Berg (Marea negra/2016, El único superviviente/2013) nos presenta una historia basada en hechos reales donde los propios protagonistas nos dicen con su experiencias, algunos de ellos hasta con dos piernas amputadas, que el mal no tiene la última palabra y que las situaciones límite pueden ser, paradógicamente, ocasión de crecimiento.

La narrativa de este director resulta sencilla pero firme. Dos horas de acción con unos personajes muy bien engarzados en una historia que nos alcanza a todos. Peter Berg parece querer llevar a sus personajes a situaciones límites donde poder poner a prueba la bondad de la naturaleza humana. En este caso, la sacudida no nos viene por un pozo petrolífero, como ocurre en su otra película Marea Negra, sino por una bomba que estalló en mitad de un maratón en la ciudad de Boston. En este sentido, las situaciones límites son un escenario perfecto para desmontar la autosuficiencia posmoderna que nos afecta a todos.

El pueblo americano, al igual que el alemán, ha estado haciendo en las últimas décadas una especie de purificación visual de sus propios fantasmas, con películas que ayudasen a mirar el drama aún vivo del terrorismo (World Trade Center/2006, Tan fuerte, tan cerca/2011, La noche más oscura/2012, o la serie de T.V. Homeland). O el pueblo alemán con la herencia histórica del genocidio judío (La vida de los otros/2006 , El Hundimiento/2004 o La Conspiración del Silencio/2014 ).

También Enrique Urbizu consiguió mostrar los miedos del pueblo español tras el 11-M (“No habrá paz para los malvados”), o Clint Eastwood con el 11-S (Mystic River/2003) o incluso Spielberg con el conflicto tan delicado entre Israel y Palestina (Munich/2005).

Pero a pesar de mostrar con rotundidad y precisión estas heridas, que deben ser miradas y sanadas, pocas veces las propuestas cinematográficas han conseguido traspasar el miedo y la culpa. En el mejor de los casos, mostraban situaciones de “espera” donde los protagonistas quedaban con su necesidad existencial a flor de piel, anhelando que alguien les redimiera. Pues bien, es una bella sorpresa ver cómo Día de Patriotas consigue ir más allá del miedo, gritándonos que el mal no tiene la última palabra sobre nuestra vida y que aún en circunstancias difíciles es posible estar agradecido.

Resulta pues una propuesta más que notable donde, a pesar de tener imágenes violentas que puedan dañar la sensibilidad, nos muestran una interesante alternativa al odio como respuesta ante el mal. De hecho esta forma de nombrar al ciudadano de a pie como herramienta de cambio choca con el patriotismo extremo actual en América, donde parece que se justifican políticas exteriores agresivas. Y a pesar de estar esta reflexión en la película, al final termina transmitiendo cierta sensación de patriotismo que podría llevar a pensar justo lo contrario.

En fin, uno de los mejores estrenos de las últimas semanas con personajes muy humanos y secuencias de acción muy bien rodadas, que aunque presenta un tono patriótico deja espacio a que la humanidad de los personajes respire y tome el protagonismo que merece. No se la pierdan.

 

Carlos Aguilera Albesa

El capuchón del bolic

 

Ficha técnica:

Título original:  “Patriots Day

Director: Peter Berg.

Fotografía: Tobias A. Schliessler.

Intérpretes: Mark Wahlberg, John Goodman, Kevin Bacon, J.K. Simmons, Michelle Monaghan, Rachel Brosnaban, Alex Wolff, Melissa Benoist, Michael Beach, Khandi Alexander, Erica McDermott, Lana Condor, Dean Neistat, Vincent Curatola y John Enos III.

Guión: Peter Berg, Matt Cook, Joshua Zetumer (Historia: Peter Berg, Matt Cook, Paul Tamasy y Eric Johnson).

Música: Trent Reznor y Atticus Ross.

Nacionalidad: EE.UU.

Año: 2016.

Género: Thriller/terrorismo.

Duración:  130 min.

 

Categories: Notícies d'Esglèsia

La Guerra del Planeta de los Simios

Pantalla 90 (CEE) - Dv, 14/07/2017 - 8:55am

La guerra del planeta de los simios 

Público recomendado: Jóvenes, adultos

Pocos podían imaginar que la serie de precuelas del clásico de ciencia-ficción El Planeta de los Simios (1968) iba a depararnos tan buenos resultados. Con La guerra del Planeta de los Simios la saga concluye (aparentemente) con la mejor de sus entregas.

Continúa el enfrentamiento entre humanos y simios por hacerse con la hegemonía del planeta. Un desquiciado militar, llamado simplemente El Coronel, busca a César, líder de los simios, porque considera que su muerte supondrá la rendición de su especie. César rehúye la confrontación, pero los actos de El Coronel le arrastrarán hacia la guerra.

Esta tercera precuela (segunda dirigida por Matt Reeves) culmina el desarrollo del personaje de César, ya de por sí fascinante en las anteriores películas, pero que en esta adquiere un aura mítica, incluso resonancias bíblicas. No en vano, la historia remite claramente al Éxodo, y César así se convierte en el Moisés que libera a su pueblo del cautiverio y los guía por una larga travesía por el desierto (mencionado literalmente) hacia la tierra prometida. Y todo ello partiendo de un perfil psicológico claro, basado en lo sucedido previamente, y con unas motivaciones claras y entendibles. En ese sentido, cabe también destacar la lucha interna de César con su tendencia vengativa, representada por el fantasma de Koba (el simio al que derrotó en la segunda parte, que inició la guerra con los humanos).

Es realmente destacable la interpretación de César que hace Andy Serkis, vía la tecnología de captura de movimientos. La perfección técnica de los simios digitales llega a tal nivel que cuesta creer que no sean animales reales.

Por otro lado, Matt Reeves ofrece toda una lección de dirección cinematográfica, mostrando unas enormes cualidades para crear atmósferas visuales fascinantes, desarrollar un tempo adecuado para la narración, y manejar los recursos visuales y sonoros en beneficio de  lo que se quiere contar.

La película indaga hasta el fondo en la metáfora que subyace en toda la saga: la humanización de los simios es el reflejo, a su vez, de la deshumanización del hombre (enfatizada por Reeves en los animalescos gritos guturales del ejército humano). La humanidad queda definida no ya por la capacidad de hablar y pensar, como cree El Coronel, sino por la capacidad de compasión y sacrificio (de ahí la pelea interna de César entre su lado animal y su lado humano); eso también da pie a referencias al cristianismo: El Coronel lleva un crucifijo y se declara cristiano, pero no se comporta como tal. Mientras que César se sacrifica por su gente, es literalmente crucificado en cierto momento y hasta recibe una flecha en el costado.

En definitiva, una inteligente propuesta que aúna cine comercial espectacular con una historia inteligente y provocadora, todo ello narrado con un alto nivel de realización cinematográfica. Una de las mejores películas del año para aquellos sin prejuicios por el cine fantástico.

Federico Alba.

 

Ficha técnica:

(War for the Planet of the Apes, EE.UU., 2017)

Director: Matt Reeves.

Intérpretes: Andy Serkis, Woody Harrelson, Steve Zahn, Amiah Miller.

Duración: 140 minutos.

Género: Ciencia-ficción.

Categories: Notícies d'Esglèsia

La llamada

Pantalla 90 (CEE) - Dv, 14/07/2017 - 8:19am

La llamada 

Público recomendado: Adultos

“La llamada” es como el sexo: “promete mucho, pero entrega poco”, (palabras que suscribo, y que me gustaría fuesen mías; pero ay, no lo son, son de José Noriega). El sexo, la atracción sexual, promete y requiere un gran trabajo para ver cumplida la promesa que encierra. Está confinado en límites y los límites sirven para extraer lo mejor del mismo. Son los mismos límites que le pusieron a la Cenicienta: puedes ir al baile, pero debes volver a las doce. Pues también promete y entrega poco “La llamada”. La película es la adaptación de la obra teatral escrita por Javier Calvo y Javier Ambrossi y que lleva tres años en cartel, con un éxito indudable. Y como esta película es como el sexo, vamos a tener que trabajarla.

Los inicios del filme son prometedores, pues en una noche de desfase discotequero reggaetoniano, dos buenas amigas, Susana y María, experimentan, una el vértigo; la otra, la insatisfacción. Ambas se han escapado de un campamento de monjas, y como castigo por su excursión nocturna se quedan el fin de semana a limpiar el campamento, mientras el resto del grupo se va a hacer piragüismo. Así que, salvo algunos personajes secundarios, estas dos amigas -de diecisiete años- y dos monjas son las que van a ver trastocadas sus relaciones por las extrañas experiencias religiosas de María, a quien Dios le canta por Whitney Houston.

La película es explícitamente religiosa, cosa sorprendente, de primeras, pues salvo directores que son excepción, como islas en el océano, (José Manuel Cotelo o Pablo Moreno), el fenómeno religioso tiene poco lugar en el cine español y su tratamiento suele estar mediado por concepciones ideológicas bastante burdas. Y no por falta de audiencia, sino por prejuicio. Así que la presencia de Dios en esta cinta, es de primeras, algo notable.

Entramos ahora en materia. Seríamos injustos si a una película le exigiéramos ser un tratado de filosofía o de teología; y esto es una dificultad que el público creyente tenemos en nuestra relación con el cine y con el arte moderno, en general. Una película es una obra artística que por su propia naturaleza no puede abordar todas las aristas de la realidad. Y si no puede hacerlo con la realidad visible, ¿cómo lo  hará con la realidad invisible, con el misterio? Por partes, la primera parte, seña de identidad de toda gran obra artística es su carácter sacramental. Es decir, que sea capaz de descubrir en la materia, desde la brizna de hierba hasta la pulsión sexual humana, la presencia de una realidad más grande, misteriosa, pero verdadera y eficaz. ¿Por qué nos atrae el sexo? Porque encierra una promesa de plenitud, un deseo de unión con la otra persona amada, unión abierta a la vida y que es a su vez, -esto es sacramento- signo del amor de Dios a los hombres.

“La llamada” acierta cuando parece que va a recuperar el lenguaje del cuerpo humano, el lenguaje del amor entre hombre y mujer para hablarnos del amor de Dios por los hombres. No sería nada nuevo, sería reactualizar el Cantar de los Cantares a partir de la música pop actual; empeño que sería maravilloso, pero la cinta nos deja en un interruptus total. No va por ahí la llamada, aunque parece prometerlo. Enséñame la patita por debajo de la puerta. ¿Será mamá cordera o el lobo?

El lenguaje del cuerpo. Vamos con las monjas. Los personajes de las monjas son una de cal y otra de arena. Ambas monjas están tratadas con cariño. Milagros, torpe, de escasas luces y mínima formación religiosa tiene una gran sensibilidad y una enorme bondad; pero vive una crisis de su vocación que pinta mal. Sor Josefa, autoritaria al principio, tiene también un gran corazón, pero el retrato que de ella se nos entrega es tosco: confía solo en sus prehistóricos medios humanos. Las exigencias del guion (procedente de una obra de teatro) se han comido las sutilezas de la personalidad de una superiora religiosa.

El lenguaje del cuerpo. Las monjas. Bien. Pasemos ahora a Dios. Ningún problema hay en admitir un Dios que se viste a lo hortera, que canta, que se ríe a carcajadas y que nos toma el pelo. Si Dios es Padre, como creemos, todo eso es verdadero. Pero el retrato final de la experiencia religiosa es pobre, por decirlo sin cargar las tintas. En la experiencia religiosa, en toda, y desde luego en la cristiana, hay una llamada de Dios y una invitación a la conversión: uno recibe una llamada, una invitación a seguir a Dios y su seguimiento implica entrar en su intimidad y, así, cambiar de vida (Venid y lo veréis; el que no carga con su cruz y me sigue…; si me amáis guardaréis mis mandamientos; ¿a ti, qué? Tú ven y sígueme…) Lo cual no es obstáculo para reconocernos pecadores, indignos y miserables: necesitados, en dos palabras, de la misericordia divina. Yo el primero.

Para el Dios de “La llamada” no hace falta misericordia. Al final esto es una especie de hakuna matata, sigue haciendo lo que haces y todo irá bien. Un Dios así tiene cabida en el cine actual, pues no molesta nada. Su llamada es bastante inocua, es fuego de artificio, así que podemos seguir igual e incluso más aún, se concluye en una bendición implícita de la trama lésbica, más importante a medida que avanza el filme. Esta es, a mi juicio, la cuestión más importante de “La llamada”,  toda su intensidad se pierde: Dios es un entertainer.

Pablo Gutiérrez Carreras

 

Ficha técnica:

(España, 2017)

Dos sobre cinco

Dirección:  Javier Calvo, Javier Ambrossi

Guion: Javier Calvo, Javier Ambrossi

Reparto: Macarena García, Anna Castillo, Belén Cuesta, Gracia Olayo

Duración: 120 minutos

Género: comedia dramática, musical

Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: Ser catequista es una vocación de servicio en la Iglesia

News.va Official Vatican Network - Dc, 12/07/2017 - 5:19pm
(RV).- Con motivo del Congreso Internacional sobre Catequesis, que se celebra del 11 al 14 de julio en la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica Argentina de Buenos Aires, el Papa Francisco ha querido estar presente, de alguna manera, mediante un mensaje dirigido a Monseñor Ramón Alfredo Dus , Arzobispo de Resistencia y Presidente de la Comisión Episcopal de Catequesis y Pastoral Bíblica. Este encuentro ha sido organizado por el Instituto de Catequesis de Argentina, organismo que depende de la Comisión Episcopal para la Catequesis y la Pastoral Bíblica de la Conferencia Episcopal de esta nación. “Bienaventurados los que creen” es el lema de este evento que cuenta, entre sus relatores, con la presencia del Arzobispo Luis Francisco Ladaria, nuevo Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y Presidente de la Comisión de estudio sobre el Diaconato de las mujeres, y Monseñor José Ruiz Arenas , Secretario del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización. Dirigiéndose a su querido hermano Monseñor Ramón Alfredo Dus, el Santo Padre envía su saludo cordial a todos los participantes en los diferentes encuentros de formación. Y recuerda que San Francisco de Asís , cuando uno de sus seguidores le insistía para que le enseñara a predicar, le respondió de esta manera: “Hermano, cuando visitamos a los enfermos, ayudamos a los niños y damos comida a los pobres ya estamos predicando”. “En esta bella lección – escribe el Pontífice – se encuentra encerrada la vocación y la tarea del catequista”. En efecto, para Francisco la catequesis, en primer lugar, no es un “trabajo” o una tarea externa a la persona del catequista, sino que se “es” catequista y toda la vida gira en torno a esta misión. Porque como explica, “ser” catequista es una vocación de servicio en la Iglesia, de donde se desprende que “lo que se ha recibido como don de parte del Señor debe a su vez transmitirse”. De aquí que el catequista deba volver constantemente a aquel primer anuncio que es el don que le cambió la vida. Es el anuncio fundamental que debe resonar una y otra vez en la vida del cristiano y, más aún, en aquel que está llamado a anunciar y enseñar la fe. Y citando un parágrafo de su Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium  del año 2013, el Santo Padre recuerda que no hay “nada hay más sólido, más profundo, más seguro, más denso y más sabio que ese anuncio”. Anuncio que debe acompañar la fe que ya está presente en la religiosidad de nuestro pueblo. Por eso agrega que es necesario “hacerse cargo de todo el potencial de piedad y amor que encierra la religiosidad popular para que se transmitan no sólo los contenidos de la fe, sino para que también se cree una verdadera escuela de formación en la que se cultive el don de la fe que se ha recibido, a fin de que los actos y las palabras reflejen la gracia de ser discípulos de Jesús”. Además, el Papa Bergoglio pone de manifiesto que el catequista camina desde y con Cristo, y afirma que no es una persona que parte de sus propias ideas y gustos, sino que se deja mirar por él, por esa mirada que hace arder el corazón. De hecho, Jesús cuanto más toma el centro de nuestra vida – añade – tanto más nos hace salir de nosotros mismos, nos descentra y nos hace ser próximos a los demás. Y para Francisco ese dinamismo del amor es como el movimiento del corazón: sístole y diástole. Como decir que “se concentra para encontrarse con el Señor e inmediatamente se abre, saliendo de sí por amor, para dar testimonio de Jesús y hablar de Jesús, predicar a Jesús”. Asimismo, el Pontífice escribe que el mismo Jesús nos da el ejemplo de esto: se retiraba para rezar al Padre e inmediatamente salía al encuentro de los hambrientos y sedientos de Dios, para sanarlos y salvarlos. De aquí nace la importancia de la catequesis “mistagógica” que es el encuentro constante con la Palabra y con los sacramentos y no algo meramente ocasional previo a la celebración de los sacramentos de iniciación cristiana. Inspirándose en la Evangelii Gaudium el Sucesor de Pedro escribe que “la vida cristiana es un proceso de crecimiento y de integración de todas las dimensiones de la persona en un camino comunitario de escucha y de respuesta”. Además, el Papa recuerda que el catequista debe ser creativo buscando diferentes medios y formas para anunciar a Cristo, donde los medios pueden ser diferentes pero lo importante es tener presente el estilo de Jesús, que se adaptaba a las personas que tenía ante él para hacerles cercano el amor de Dios. Por eso Francisco no duda en afirmar que hay que saber “cambiar” y adaptarse, a fin de que el mensaje sea más cercano, aun cuando es siempre el mismo, porque Dios no cambia, sino que renueva todas las cosas en Él. Tras recordar que en la búsqueda creativa de dar a conocer a Jesús no debemos sentir miedo porque él nos precede en esa tarea; Él ya está en el hombre de hoy, y allí nos espera; dirigiéndose a los queridos catequistas, el Sano Padre les da las gracias por lo que hacen, pero sobre todo porque caminan con el Pueblo de Dios. Y los anima a que “sean alegres mensajeros, custodios del bien y la belleza que resplandecen en la vida fiel del discípulo misionero”. El Pontífice concluye su mensaje pidiendo que Jesús los bendiga y la Virgen Santa, verdadera “educadora de la fe”, los cuide; a la vez que añade: “Y, por favor, no se olviden de rezar por mí”. (María Fernanda Bernasconi - RV). Texto del Mensaje del Santo Padre Francisco: A Su Excelencia Mons. Ramón Alfredo Dus, Arzobispo de Resistencia, Presidente de la Comisión Episcopal de Catequesis y Pastoral Bíblica Querido hermano: Un cordial saludo a vos y a todos los que participarán en los diferentes encuentros de formación que ha organizado la Comisión Episcopal de Catequesis y Pastoral Bíblica. San Francisco de Asís, cuando uno de sus seguidores le insistía para que le enseñara a predicar, le respondió de esta manera: «Hermano, [cuando visitamos a los enfermos, ayudamos a los niños y damos comida a los pobres] ya estamos predicando». En esta bella lección se encuentra encerrada la vocación y la tarea del catequista. En primer lugar, la catequesis no es un «trabajo» o una tarea externa a la persona del catequista, sino que se «es» catequista y toda la vida gira entorno a esta misión. De hecho, «ser» catequista es una vocación de servicio en la Iglesia, lo que se ha recibido como don de parte del Señor debe a su vez transmitirse. De aquí que el catequista deba volver constantemente a aquel primer anuncio o «kerygma» que es el don que le cambió la vida. Es el anuncio fundamental que debe resonar una y otra vez en la vida del cristiano, y más aún en aquel que está llamado a anunciar y enseñar la fe. «Nada hay más sólido, más profundo, más seguro, más denso y más sabio que ese anuncio» (Evangelii Gaudium, 165). Este anuncio debe acompañar la fe que está ya presente en la religiosidad de nuestro pueblo. Es necesario hacerse cargo de todo el potencial de piedad y amor que encierra la religiosidad popular para que se transmitan no sólo los contenidos de la fe, sino para que también se cree una verdadera escuela de formación en la que se cultive el don de la fe que se ha recibido, a fin de que los actos y las palabras reflejen la gracia de ser discípulos de Jesús. El catequista camina desde y con Cristo, no es una persona que parte de sus propias ideas y gustos, sino que se deja mirar por él, por esa mirada que hace arder el corazón. Cuanto más toma Jesús el centro de nuestra vida, tanto más nos hace salir de nosotros mismos, nos descentra y nos hace ser próximos a los otros. Ese dinamismo del amor es como el movimiento del corazón: «sístole y diástole»; se concentra para encontrarse con el Señor e inmediatamente se abre, saliendo de sí por amor, para dar testimonio de Jesús y hablar de Jesús, predicar a Jesús. El ejemplo nos lo da él mismo: se retiraba para rezar al Padre e inmediatamente salía al encuentro de los hambrientos y sedientos de Dios, para sanarlos y salvarlos. De aquí nace la importancia de la catequesis «mistagógica» que es el encuentro constante con la Palabra y con los sacramentos y no algo meramente ocasional previo a la celebración de los sacramentos de iniciación cristiana. La vida cristiana es un proceso de crecimiento y de integración de todas las dimensiones de la persona en un camino comunitario de escucha y de respuesta (cf. Evangelii Gaudium, 166). El catequista es además creativo; busca diferentes medios y formas para anunciar a Cristo. Es bello creer en Jesús, porque él es «el camino, y la verdad y la vida» (Jn 14, 6) que colma nuestra existencia de gozo y de alegría. Esta búsqueda de dar a conocer a Jesús como suma belleza nos lleva a encontrar nuevos signos y formas para la transmisión de la fe. Los medios pueden ser diferentes pero lo importante es tener presente el estilo de Jesús, que se adaptaba a las personas que tenía ante él para hacerles cercano el amor de Dios. Hay que saber «cambiar», adaptarse, para hacer el mensaje más cercano, aun cuando es siempre el mismo, porque Dios no cambia sino que renueva todas las cosas en él. En la búsqueda creativa de dar a conocer a Jesús no debemos sentir miedo porque él nos precede en esa tarea. Él ya está en el hombre de hoy, y allí nos espera.  Queridos catequistas, les doy las gracias por lo que hacen, pero sobre todo porque caminan con el Pueblo de Dios. Los animo a que sean alegres mensajeros, custodios del bien y la belleza que resplandecen en la vida fiel del discípulo misionero. Que Jesús los bendiga y la Virgen santa, verdadera «educadora de la fe», los cuide. Y, por favor, no se olviden de rezar por mí. Vaticano, 5 de julio de 201 (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Motu Proprio del Papa Francisco sobre el «ofrecimiento de la vida»

News.va Official Vatican Network - Dm, 11/07/2017 - 2:27pm
(RV).- Con la Carta Apostólica en forma de Motu Proprio «Maiorem hac dilectionem» , que empieza con las palabras de Jesús: «No hay amor más grande que dar la vida por los amigos» (Jn15, 13) el Papa Francisco abrió el camino a la beatificación y canonización de los cristianos que, con la intención de seguir al Señor, impulsados por la caridad, han ofrecido heroicamente su propia vida por el prójimo, aceptando libre y voluntariamente una muerte cierta y prematura. En el Artículo 1, el Santo Padre establece que el ofrecimiento de la vida es un nuevo camino, una nueva circunstancia en el  proceso de beatificación y de canonización, distinta de las del martirio y la heroicidad de las virtudes . Este cuarto camino establecido por el Papa Francisco enriquece y se suma a los tres previstos a lo largo de los siglos por la Iglesia católica, que prevén que se puede proceder a la beatificación de un Siervo de Dios afianzados en el camino del martirio; el camino de las virtudes heroicas y el equivalente que confirma el culto antiguo. «Son dignos de especial consideración y honor aquellos cristianos que, siguiendo más de cerca las huellas y las enseñanzas del Señor Jesús, han ofrecido voluntaria y libremente su vida por los demás y han perseverado hasta la muerte en este propósito» , leemos en el documento que Francisco firmó el 11 de julio, en el quinto año de su Pontificado. «Es cierto que el heroico ofrecimiento de la vida, sugerido y sostenido por la caridad, expresa una verdadera, plena y ejemplar imitación de Cristo y, por lo tanto, es merecedor de aquella admiración que la comunidad de los fieles suele reservar a aquellos que voluntariamente han aceptado el martirio de sangre o han ejercido en grado heroico las virtudes cristianas», reitera el Papa al comenzar su Carta Apostólica. E introduciendo las nuevas normas señala que las establece con el parecer favorable expresado por la Congregación para las Causas de los Santos , que en la Sesión Plenaria del 27 de septiembre de 2016, estudió atentamente si estos cristianos merecen la beatificación. (CdM – RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Estados Unidos del Amor

Pantalla 90 (CEE) - Dm, 11/07/2017 - 11:32am

Estados Unidos del Amor  

Público recomendado: adultos S 

Estados Unidos del Amor es un film ambientado en Polonia tras la caída del muro de Berlín, protagonizado por varias mujeres con vidas entrecruzadas.

Con una estructura particular, que permite cambios de protagonista y saltos en el tiempo, la película aborda los mundos de distintos personajes, todos orientados hacia el mismo aspecto: la búsqueda del afecto. Invariablemente, esta búsqueda se ve construida a través de episodios oscuros.

Entre las distintas historias, podemos encontrar una relación familiar en el hastío, infidelidades tormentosas o la presencia ambigua de la religión. En todas, actitudes retorcidas, aparentemente sin propuestas concretas más allá de un retrato de la búsqueda y del vacío.

La película, en este recorrido de búsqueda, se llena de desnudos y sexo, con escenas en las que se busca ahondar en la persona, retratarla también a través de la desnudez y de la vulnerabilidad. La violencia también tiene cabida en la película, una violencia silenciosa, afilada, fría.

La dirección de la película es interesante, llevada por vertientes con tendencia realista, muy marcadas por el silencio y las pausas.

Estados Unidos del Amor ahonda en desamores, desengaños, tristeza y soledad; aparentemente, sin ofrecer una propuesta más allá, solo desasosiego.

Carlos Robisco

 

Ficha técnica:

(Polonia, 2016)

Dirección: Tomasz Wasilewski

Interpretación: Julia Kijowska, Magdalena Cielecka, Dorota Kolak

Duración: 104 min

Distribuidora: Golem

 

 

Categories: Notícies d'Esglèsia

Pàgines