El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

News.va Official Vatican Network

Subscriure a Canal News.va Official Vatican Network
Actualitzat: fa 1 hora 34 minuts

Entrevista al Obispo de Chitré, antes de la audiencia del Papa Francisco

Dj, 08/06/2017 - 2:16pm
(RV).- La experiencia tan enriquecedora de la Visita ad Limina; los pobres, el Evangelio y la promoción integral del ser humano; la Jornada Mundial de la Juventud 2019 . Son temas que destaca Mons. Rafael Valdivieso Miranda, Obispo de Chitré , ante nuestros micrófonos. Antes de que el Papa Francisco reciba a los prelados de la Conferencia Episcopal de Panamá , en el marco de la Visita ad Limina Apostolorum de los obispos panameños, Mons. Valdivieso subraya que «es una experiencia muy enriquecedora», pues abarca el compartir, la escucha, el intercambio y la actualización, impulsando la comunión de la Iglesia. El Obispo de la Diócesis panameña de Chitré nos habla también de la Iglesia al servicio de los pobres, siguiendo a Jesús, con el Concilio Vaticano II y el Papa Francisco. La Jornada Mundial de la Juventud es «el paso de Dios» en el lugar donde se celebra, nos dice Mons. Valdivieso con gran alegría y esperanza ante la cita panameña de la JMJ: el encuentro de los jóvenes del mundo con el Papa. La entrevista es de Alberto Goroni (CdM – RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: “La paternidad de Dios, fuente de nuestra esperanza”

Dc, 07/06/2017 - 3:51pm
(RV).- “Los invito a dirigirse a Dios, nuestro Padre, en todo momento y circunstancia. No nos encerremos en nosotros mismos, sino que acudamos con confianza a él, que como Padre bueno nos mira con amor y nunca nos abandona”. Fue la invitación del Papa Bergoglio al saludar a los peregrinos de nuestro idioma – que se dieron cita en la Plaza de San Pedro – para participar en la Audiencia General del primer miércoles de junio . “La paternidad de Dios, fuente de nuestra esperanza” fue el tema de esta catequesis en el ámbito de su ciclo dedicado a la esperanza cristiana . El Santo Padre introdujo su reflexión a partir de un pasaje del Evangelio de San Lucas (11,1-4) que muestra a Jesús en oración y a quien uno de sus discípulos le pide que les enseñe a orar. A lo que el Maestro les dijo: “Cuando oren, digan: Padre , santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino, danos cada día nuestro pan cotidiano; perdona nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a aquellos que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación”. Hablando en italiano , el Papa destacó que había algo sumamente fascinante en la oración del Señor , lo que nos introduce en el misterio del Cristo “orante”, que conmovía a los discípulos hasta el punto de pedirle que les enseñara también a ellos a rezar. Fue entonces – dijo el Santo Padre – cuando Jesús transmite lo que llegaría a ser la oración cristiana por excelencia, es decir, el Padrenuestro . Francisco añadió que todo el misterio de esta oración cristiana se resume en, realidad, en una sola palabra, es decir, en tener el valor de llamar a Dios con el nombre de Padre , a pesar de que solemos dirigirnos a él con títulos más elevados, que nos parecen más respetuosos de su trascendencia. De ahí – prosiguió el Papa – la gran revolución que el cristianismo imprime en la psicología religiosa del hombre .  Sí, porque el misterio de Dios , que siempre nos fascina y nos hace sentir pequeños, ya no nos causa miedo ni angustia. Tras aludir a algún episodio bíblico del que se desprende el carácter de Padre misericordioso, el Obispo de Roma destacó este “misterio insondable de Dios” que nutre este tipo de amor por sus hijos. Y concluyó su reflexión recordando, una vez más, que “jamás estamos solos”. Podemos estar alejados – dijo – , ser hostiles o profesarnos “sin Dios”. Sin embargo – recordó Francisco –  el Evangelio de Jesucristo nos revela que Dios no puede estar sin nosotros, es decir, “sin el hombre”. Certeza que – añadió – es la fuente de nuestra esperanza. (María Fernanda Bernasconi - RV).  (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Llamamiento del Papa: cristianos, judíos y musulmanes oremos por la paz

Dc, 07/06/2017 - 1:44pm
(RV).- Todos recemos por la paz en cada rincón del mundo, volvió a pedir el Papa Francisco , en su audiencia general, en la víspera de la iniciativa que recuerda el encuentro en los Jardines Vaticanos,  para invocar de Dios el don de la paz en Tierra Santa, en Oriente Medio y en todo el mundo. Recordando el 8 de junio de 2014 - día que coincidía ese año con la Solemnidad de Pentecostés -  cuando invitó a su casa a los mandatarios israelí y palestino, el Obispo de Roma exhortó una vez más a orar por la paz tan anhelada: «Mañana, a las 13 horas, se renueva en diversos Países la iniciativa ‘Un minuto por la paz’ . Es decir, un pequeño momento de oración en el aniversario de mi encuentro en el Vaticano con el difunto Presidente israelí Peres y el Presidente palestino Abbas. En nuestro tiempo hay tanta necesidad de rezar – cristianos, judíos y musulmanes – por la paz ». Reiterando en sus saludos a los peregrinos de tantas partes del mundo que el Espíritu Santo nos introduce en la oración de Jesús y alentando a profundizar cada vez más nuestra relación filial con Dios, el Papa recordó también a la Virgen. Con María, la Madre de Jesús, Reina de la Paz En su cordial bienvenida a los peregrinos de Polonia, el Papa Francisco saludó en especial a los promotores de una iniciativa mariana: «Saludo en particular a la Asociación Comunidad Reina de la Paz de Radom, que inspirándose en las 12 estrellas de la corona de María, Reina de la Paz, está realizando 12 centros de Adoración Eucarística y oración perpetua por la paz , en los lugares más incandescentes del mundo. A petición de esta Asociación he bendecido hoy el altar Adoratio Domini in unitate et pace , destinado al Santuario de la Virgen del Rosario en Namyang, en Corea del Sur. Que en este mes de junio, dedicado a la devoción del Sagrado Corazón de Jesús , no falte la oración de cada uno por la paz. Alabado Sea Jesucristo». También bendijo el Santo Padre la ‘Antorcha de la Paz’ de la tradicional peregrinación, que se realiza cada año, desde la ciudad italiana de Macerata hasta el Santuario Mariano de Loreto. El Corazón divino de Nuestro Señor, en el mes en el que la Iglesia universal le reza con entrañable devoción, en las palabras del Santo Padre también a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados: «El mes de junio, que acaba de empezar nos recuerda la devoción del Sagrado Corazón de Jesús: queridos jóvenes, siguiendo el modelo del aquel Corazón divino, crezcan en la entrega al prójimo; queridos enfermos, en el sufrimiento, unan sus corazones al del Hijo de Dios; y, ustedes, queridos recién casados, contemplen el Corazón de Jesús para aprender el amor incondicional». (CdM – RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa en la catequesis: “Dios es Padre, que nos mira con amor y no nos abandona jamás”

Dc, 07/06/2017 - 1:05pm
(RV).- “En la parábola del padre misericordioso. Jesús narra de un padre que sabe ser sólo amor para sus hijos. Un padre que no castiga al hijo por su arrogancia y que es capaz incluso de entregarle su parte de herencia y dejarlo ir fuera de casa. Dios es Padre, dice Jesús, pero no a la manera humana, porque no existe ningún padre en este mundo que se comportaría como el protagonista de esta parábola. Dios es Padre a su manera: bueno, indefenso ante el libre albedrio del hombre, capaz sólo de conjugar el verbo amar.”, con estas palabras el Papa Francisco explicó en la Audiencia General del primer miércoles de junio, el misterio insondable de un Dios que es “Padre” y que no puede dejar de amar a sus hijos; y esta certeza, dijo el Papa, es la base de nuestra esperanza. Continuando su ciclo de catequesis sobre “la esperanza”, el Obispo de Roma recordó el episodio narrado en el Evangelio de Lucas, donde Jesús enseña a orar a sus discípulos. “Es entonces que Jesús – afirmó el Pontífice – les transmite aquello que se ha convertido en la oración cristiana por excelencia: el Padre Nuestro”. En verdad, Lucas, en relación a Mateo, dijo, nos transmite la oración de Jesús en una forma un poco abreviada, que inicia con una simple invocación: «Padre». Todo el misterio de la oración cristiana se resume aquí, precisó el Santo Padre, en esta palabra, en tener el coraje de llamar a Dios con el nombre de Padre. Lo afirma también la liturgia cuando, invitándonos a recitar comunitariamente la oración de Jesús, utiliza la expresión «nos atrevemos a decir». “Invocarlo como Padre nos pone en una relación de confianza con Él, como un niño que se dirige a su papá, sabiendo que es amado y cuidado por él – subrayó el Papa Francisco – esta es la gran revolución que el cristianismo imprime en la psicología religiosa del hombre”. Texto completo de la catequesis del Papa Francisco Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! Había algo de atractivo en la oración de Jesús, era tan fascinante que un día sus discípulos le pidieron que les enseñara. El episodio se encuentra en el Evangelio de Lucas, que entre los Evangelistas es quien ha documentado mayormente el misterio del Cristo “orante”: el Señor oraba. Los discípulos de Jesús están impresionados por el hecho de que Él, especialmente en la mañana y en la tarde, se retira en la soledad y se “inmerge” en la oración. Y por esto, un día, le piden de enseñarles también a ellos a orar. (Cfr. Lc 11,1). Es entonces que Jesús transmite aquello que se ha convertido en la oración cristiana por excelencia: el “Padre Nuestro”. En verdad, Lucas, en relación a Mateo, nos transmite la oración de Jesús en una forma un poco abreviada, que inicia con una simple invocación: «Padre» (v. 2). Todo el misterio de la oración cristiana se resume aquí, en esta palabra: tener el coraje de llamar a Dios con el nombre de Padre. Lo afirma también la liturgia cuando, invitándonos a recitar comunitariamente la oración de Jesús, utiliza la expresión «nos atrevemos a decir». De hecho, llamar a Dios con el nombre de “Padre” no es para nada un hecho sobre entendido. Somos conducidos a usar los títulos más elevados, que nos parecen más respetuosos de su trascendencia. En cambio, invocarlo como “Padre” nos pone en una relación de confianza con Él, como un niño que se dirige a su papá, sabiendo que es amado y cuidado por él. Esta es la gran revolución que el cristianismo imprime en la psicología religiosa del hombre. El misterio de Dios, que siempre nos fascina y nos hace sentir pequeños, pero no nos da más miedo, no nos aplasta, no nos angustia. Esta es una revolución difícil de acoger en nuestro ánimo humano; tanto es así que incluso en las narraciones de la Resurrección se dice que las mujeres, después de haber visto la tumba vacía y al ángel, «salieron corriendo del sepulcro, porque estaban temblando y fuera de sí» (Mc 16,8). Pero Jesús nos revela que Dios es Padre bueno, y nos dice: “No tengan miedo”. Pensemos en la parábola del padre misericordioso (Cfr. Lc 15,11-32). Jesús narra de un padre que sabe ser sólo amor para sus hijos. Un padre que no castiga al hijo por su arrogancia y que es capaz incluso de entregarle su parte de herencia y dejarlo ir fuera de casa. Dios es Padre, dice Jesús, pero no a la manera humana, porque no existe ningún padre en este mundo que se comportaría como el protagonista de esta parábola. Dios es Padre a su manera: bueno, indefenso ante el libre albedrio del hombre, capaz sólo de conjugar el verbo “amar”. Cuando el hijo rebelde, después de haber derrochado todo, regresa finalmente a su casa natal, ese padre no aplica criterios de justicia humana, sino siente sobre todo la necesidad de perdonar, y con su brazo hace entender al hijo que en todo ese largo tiempo de ausencia le ha hecho falta, ha dolorosamente faltado a su amor de padre. ¡Qué misterio insondable es un Dios que nutre este tipo de amor en relación con sus hijos! Tal vez es por esta razón que, evocando el centro del misterio cristiano, el Apóstol Pablo no se siente seguro de traducir en griego una palabra que Jesús, en arameo, pronunciaba: “abbà”. En dos ocasiones San Pablo, en su epistolario (Cfr. Rom 8,15; Gal 4,6), toca este tema, y en las dos veces deja esa palabra sin traducirla, de la misma forma en la cual ha surgido de los labios de Jesús, “abbà”, un término todavía más íntimo respecto a “padre”, y que alguno traduce “papá, papito”. Queridos hermanos y hermanas, no estamos jamás solos. Podemos estar lejos, hostiles, podemos también profesarnos “sin Dios”. Pero el Evangelio de Jesucristo nos revela que Dios no puede estar sin nosotros: Él no será jamás un Dios “sin el hombre”; es Él quien no puede estar sin nosotros, y esto es un gran misterio. Dios no puede ser Dios sin el hombre: ¡este es un gran misterio! Y esta certeza es la fuente de nuestra esperanza, que encontramos conservada en todas las invocaciones del Padre Nuestro. Cuando tenemos necesidad de ayuda, Jesús no nos dice de resignarnos y cerrarnos en nosotros mismos, sino de dirigirnos al Padre y pedirle a Él con confianza. Todas nuestras necesidades, desde las más evidentes y cotidianas, como el alimento, la salud, el trabajo, hasta aquellas de ser perdonados y sostenidos en la tentación, no son el espejo de nuestra soledad: existe en cambio un Padre que siempre nos mira con amor, y que seguramente no nos abandona. Ahora les hago una propuesta: cada uno de nosotros tiene tantos problemas y tantas necesidades. Pensemos un poco, en silencio, en estos problemas y en estas necesidades. Pensemos también en el Padre, en nuestro Padre, que no puede estar sin nosotros, y que en este momento nos está mirando. Y todos juntos, con confianza y esperanza, oremos: “Padre nuestro, que estas en los cielos…”. Gracias. (Traducción del italiano, Renato Martinez – Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Dios es nuestro “papá” y llamarlo así nos pone en estrecha relación con él, expresó el Papa en Catequesis

Dc, 07/06/2017 - 12:16pm
FLASH DE LA CATEQUESIS DEL PAPA, jesuita Guillermo Ortiz VOZ DEL PAPA EN ESPAÑOL con Resumen de la Catequesis “Dios es nuestro “papá” y llamarlo así nos pone en estrecha relación con él como un niño que se siente amado y protegido por su padre”, dijo Francisco en la Audiencia General en la que se refirió a la paternidad de Dios como fuente de nuestra esperanza . El Obispo de Roma se afirmó en su discurso en la oración de Jesús, que llamaba la atención de sus discípulos y por eso lo pidieron un día que les enseñara a rezar. Fue la vez en la que Jesús les enseño el “Padrenuestro” , oración cristiana por excelencia. “En la sencilla invocación ‘Padre” se resume todo el misterio de nuestra oración”. El Papa dijo que Jesús en la parábola del padre misericordioso nos presenta a Dios como un Padre bueno . No actúa al modo humano sino a la manera divina, “amando” de forma diferente. “Cuando el hijo pródigo vuelve a la casa, después de haber derrochado todos sus bienes, el Padre sale a recibirlo y no le aplica criterios de justicia humana, sino que lo perdona y lo abraza, mostrándole cuánto ha sentido su ausencia –dijo Francisco. Este es el misterio de Dios que no puede dejar de amar a sus hijos. Esta certeza es la base de nuestra esperanza”. (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Cardenal Urosa sobre la difícil situación en Venezuela: “venimos a escuchar la voz del Pastor”

Dm, 06/06/2017 - 7:32pm
(RV).- El 8 de junio el Santo Padre Francisco recibirá en audiencia al Consejo de Presidencia de la Conferencia Episcopal de Venezuela que lo actualizará sobre la grave crisis que atraviesa el país caribeño. Sobre este encuentro, la realidad y las expectativas, el cardenal Jorge Urosa Savino , arzobispo de Caracas , conversó con nuestra colega, Alina Tufani . Escuchemos: (RC-RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: Que el lenguaje cristiano sea verdadero, no hipócrita

Dm, 06/06/2017 - 4:59pm
(RV).- “La hipocresía no es el lenguaje de  Jesús ”, ni debe ser el de los cristianos, puesto que “el hipócrita es capaz de matar a una comunidad”. Lo afirmó el  Santo Padre  en su homilía de la  Misa matutina  celebrada en la capilla de la  Casa de Santa Marta . El  Pontífice  reafirmó que siguiendo el ejemplo de  Jesús , el  lenguaje de los cristianos  debe ser  verdadero , y puso en guardia ante las tentaciones de la hipocresía y de la adulación. “ Hipócritas ”. En su reflexión, el  Papa Francisco  se detuvo en esta palabra que  Jesús  utiliza tantas veces para calificar a los  Doctores de la Ley .  “Son hipócritas  – observó – porque “hacen ver una cosa, pero piensan otra, como lo indica la misma etimología de la palabra”. La hipocresía no es el lenguaje de Jesús, ni es el lenguaje de los cristianos Estos  Doctores de la Ley  “hablan y juzgan”, pero piensan otra cosa. Ésta es la hipocresía, dijo el  Obispo de Roma : “Y la hipocresía no es el lenguaje de  Jesús . La hipocresía no es el lenguaje de los cristianos. Un cristiano no puede ser hipócrita y un hipócrita no es cristiano. Esto es tan claro. Este es el adjetivo que  Jesús  más usa con esta gente: hipócrita. Veamos cómo proceden éstos. El hipócrita siempre es un adulador, en tono mayor o en tono menor, pero es un adulador”. En efecto, éstos tratan de adular a  Jesús  – dijo  Francisco  –. “Los hipócritas – comentó – siempre comienzan con la adulación”. La adulación – prosiguió diciendo el  Papa  – también es “no decir una verdad, es exagerar, es hacer que aumente la vanidad”. Y recordó el caso de un sacerdote, “conocido hace mucho tiempo”, que “se bebía todas las adulaciones que le hacían, era su debilidad” – dijo –. Jesús nos hace ver la realidad que es lo contrario de la hipocresía y de la ideología La adulación – dijo también el  Santo Padre  – comienza “con la mala intención”. Es el caso propio de los  Doctores de la Ley , de quienes se lee en el pasaje del Evangelio del día, que ponen a prueba a Jesús, a partir de la adulación y planteando después una pregunta para hacerlo caer en error: “¿Es justo pagar al  César , es justo?”: “El hipócrita tiene esta doble cara. Pero  Jesús , conociendo su hipocresía, dice claramente: ‘¿Por qué quieren ponerme a prueba?, tráiganme un denario, quiero verlo’.   Jesús  responde siempre a los hipócritas y a los ideólogos con la realidad. La realidad es así, todo lo demás es o hipocresía o ideología. Pero ésta es la realidad: tráiganme un denario. Y hace ver cómo es la realidad, responde con esa sabiduría del Señor: ‘Den al  César  lo que es del  César  – la realidad era que el denario tenía la imagen del  César  – y lo que es de Dios a Dios’”. El tercer aspecto – añadió el  Pontífice  – “es que  el lenguaje de la hipocresía es el lenguaje del engaño , es el mismo lenguaje de la serpiente a  Eva , es lo mismo”. Comienza con la adulación para destruir después a las personas, incluso “arranca la personalidad y el alma de una persona. Mata a las comunidades”. “Cuando hay hipócritas en una comunidad – fue la admonición de  Francisco  – hay un gran peligro allí, hay un peligro muy malo”. Y recordó que el  Señor Jesús   nos ha dicho: “Que su hablar sea: sí, sí, no, no.  Lo superfluo procede del maligno ”. La hipocresía mata a las comunidades y hace tanto mal a la Iglesia “Cuánto mal hace – dijo  Francisco  al concluir – la hipocresía a la Iglesia”: “El hipócrita es capaz de matar a una comunidad. Está hablando dulcemente, está juzgando malamente a una persona. El hipócrita es un asesino. Recordemos esto: comienza con la adulación, sólo se responde con la realidad. No me vengan con estas historias, la realidad es ésta, como con la ideología, ésta es la realidad. Y al final, es el mismo lenguaje del diablo lo que siembra aquella lengua bífida en las comunidades para destruirlas. Pidamos al Señor que nos custodie para no caer en este vicio de la hipocresía, de camuflar la actitud, pero con malas intenciones. Que el  Señor  nos dé esta gracia: ‘ Señor , que yo jamás sea hipócrita, que sepa decir la verdad y si no puedo decirla, estar callado, pero jamás, jamás, decir una hipocresía’”. (María Fernanda Bernasconi - RV). (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Audiencia del Papa Francisco a la presidencia de la Conferencia Episcopal de Venezuela

Dm, 06/06/2017 - 1:07pm
(RV).- El Papa recibe a los Obispos de Venezuela para hablar sobre la difícil situación en esa nación . Lo anunció el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke: «El próximo jueves, 8 de junio, el Santo Padre Francisco recibirá en audiencia al Consejo de Presidencia de la Conferencia Episcopal de Venezuela. El encuentro ha sido solicitado por la misma Conferencia Episcopal, que desea hablar con el Papa sobre la situación en Venezuela». La audiencia del Santo Padre a los prelados venezolanos se añade a sus numerosos llamamientos , en los que ha manifestado su oración, cercanía y  profunda preocupación por lo que está ocurriendo en Venezuela. Como cuando, por citar sólo algunos de sus llamamientos,  pidió que   «todos -  empezando por los responsables políticos e institucionales» - «no escatimen esfuerzos para favorecer la reconciliación» ,  «en el respeto de la verdad y la justicia», en su audiencia general, el 26 de febrero de 2014. Paz, reconciliación, democracia y respeto de los derechos humanos en Venezuela , fue el ruego también del Papa Francisco, antes del rezo del Regina Coeli, el 30 de abril de 2017, señalando las dramáticas noticias que no dejan de llegar desde la nación venezolana, con su dolor por los que han muerto, los heridos y los detenidos. (CdM – RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: Hacer obras de misericordia es compartir y arriesgarse

Dll, 05/06/2017 - 3:13pm
(RV).- Que las obras de misericordia no sean dar limosna para tranquilizar la conciencia, sino la participación en el sufrimiento de los demás, incluso corriendo riesgos y dejándose incomodar. Lo afirmó el Santo Padre en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta en el día en que la Iglesia recuerda a San Bonifacio , mártir y apóstol de Alemania . El Papa Francisco comenzó su reflexión a partir de la Primera Lectura , tomada del Libro de Tobías . Los hebreos habían sido deportados a Asiria: un hombre justo, llamado Tobit , ayuda a sus compatriotas pobres  – arriesgando su propia vida – a sepultar a escondidas a los que eran asesinados impunemente. Tobit experimenta tristeza di frente al sufrimiento de los demás. De aquí la reflexión del Papa sobre las catorce obras de misericordia, corporal y espiritual. Realizarlas – explicó – no significa sólo compartir lo que uno posee, sino apiadarse: “Es decir, sufrir con quien sufre. Una obra de misericordia no es hacer alguna cosa para tranquilizar la conciencia: una obra de bien así estoy más tranquilo, me quito un peso de encima… ¡No! También es compadecerse el dolor del otro. Compartir y compadecerse: van juntas. Es misericordioso el que sabe compartir y también apiadarse de los problemas de las otras personas. Y aquí la pregunta: ¿Yo sé compartir? ¿Soy generoso? ¿Soy generosa? Pero también cuando veo a una persona que sufre, que tiene dificultades, ¿yo también sufro? ¿Sé ponerme en los zapatos de los demás? ¿En la situación de sufrimiento?”. A los judíos deportados a Asiria se les había prohibido sepultar a sus propios compatriotas. Incluso podían ser asesinados a su vez. De este modo Tobit se arriesgaba. Realizar obras de misericordia – reafirmó Francisco – no sólo significa compartir y compadecer, sino también correr el riesgo: “Pero tantas veces se arriesga. Pensemos aquí, en Roma . En plena guerra : cuántos corrieron riesgos, comenzando por Pío XII , por esconder a los judíos, ¡para que no fueran asesinados, para que no fueran deportados! ¡Arriesgaban el pellejo! ¡Pero salvar la vida de aquella gente era una obra de misericordia! Arriesgarse”. El Pontífice subrayó asimismo otros dos aspectos: dijo que quien realiza obras de misericordia puede ser objeto de burla por parte de los demás – como le sucedió a Tobit – porque era considerada una persona que hacía cosas demenciales en lugar de estar tranquila. Y también –  añadió el Papa – es uno que se deja incomodar: “Hacer obras de di misericordia incomoda. ‘Pero yo tengo un amigo, una amiga, enfermo y quisiera ir a visitarlo, pero no tengo ganas… prefiero descansar o mirar la televisión… tranquilo’. Hacer obras de misericordia siempre es padecer incomodidades. Incomodan. El Señor ha padecido la incomodidad por nosotros: fue a la cruz. Para darnos misericordia”. Quien “es capaz de hacer una obra de misericordia” – subrayó el Santo Padre al concluir – es “porque sabe que él ha sido ‘ misericordiado’ antes; que el Señor le ha dado la misericordia a él. Y si nosotros hacemos estas cosas, es porque el Señor ha tenido piedad de nosotros. Pensemos en nuestros pecados , en nuestras equivocaciones y en cómo el Señor nos ha perdonado: nos ha perdonado todo, ha tenido esta misericordia” y nosotros “hacemos lo mismo con nuestros hermanos”. “ Las obras de misericordia – concluyó Francisco  – son las que nos sacan del egoísmo y nos hacen imitar a Jesús más de cerca”. (María Fernanda Bernasconi - RV). (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa: “Misioneros de la Consolata, profundicen su carisma y actúen en los nuevos areópagos de evangelización”

Dll, 05/06/2017 - 2:27pm
(RV).- “Queridos hermanos y hermanas, continúen su camino con esperanza. Su consagración misionera pueda ser siempre una fuente de encuentro vivificante y santificante con Jesús y con su amor, fuente de consolación, de paz y de salvación para todos los hombres”, lo dijo el Papa Francisco a los participantes en el Capítulo General de los Misioneros y Misioneras de la Consolata , a quienes recibió en Audiencia el lunes, 5 de junio, en la Sala Clementina del Vaticano. En su discurso, el Santo Padre saludó a los miembros de la rama femenina y masculina de la Familia Religiosa fundada en 1901, por el Beato José Allamano, con ocasión de sus respectivos Capítulos Generales. “Extiendo mi afectuoso saludo – dijo el Pontífice – a sus hermanos y a sus hermanas que trabajan, muchas veces en condiciones difíciles, en los diversos continentes, y los animo a proseguir con generosa fidelidad en su compromiso misionero ad gentes ”. Deseo ofrecerles, algunas sugerencias para que estos días de Capitulo, señaló el Papa, produzcan abundantes frutos de bien en sus comunidades y en las actividades misioneras de la Iglesia. “Ustedes están llamados a profundizar su carisma, para proyectarse con renovado impulso en la obra de evangelización – precisó el Sucesor de Pedro – en la perspectiva de las urgencias pastorales y de las nuevas pobrezas… Por ello, quisiera exhórtales a actuar un atento discernimiento sobre la situación de los pueblos en medio a los cuales desarrollan su acción evangelizadora. No se cansen de llevar la consolación a las poblaciones que muchas veces están marcadas por una gran pobreza y un sufrimiento agudo, como por ejemplo en muchas partes de África y América Latina”. Recordando la historia del “Instituto Misiones Consolata” , el Santo Padre señaló que, como en toda familia, es una historia hecha de alegrías y dolores, de luces y de sombras, que ha sido marcada y fecundada en estos últimos años por la Cruz de Cristo. “¿Cómo no recordar aquí – se preguntó el Papa – a sus hermanos y hermanas que han amado el Evangelio de la caridad más que a sí mismos y han coronado el servicio misionero con el sacrificio de la vida?”. Para llevar adelante esta no fácil misión, puntualizó el Pontífice, se necesita vivir la comunión con Dios en la percepción consciente de la misericordia de la cual somos objeto por parte del Señor. “Nos hará bien considerar sobre todo esta prioridad del amor de Dios gratuito y misericordioso, y sentir nuestro empeño y nuestro esfuerzo como una respuesta. En la medida en la cual somos persuadidos por el amor del Señor, nuestra adhesión a Él crece”. En esta perspectiva, agregó el Papa Francisco, la vida religiosa puede convertirse en un itinerario de redescubrimiento progresivo de la misericordia divina, facilitando la imitación de las virtudes de Cristo y de sus actitudes ricas de humanidad. “Sepan también recoger con alegría los continuos estímulos para la renovación y para el compromiso que provienen del contacto real con el Señor Jesús – señaló el Papa – presente y operante en la misios a través del Espíritu Santo. Esto les consentirá ser operosamente presentes en los nuevos areópagos de evangelización , privilegiando, también si eso tuviera que comprender los sacrificios, la apertura a las situaciones que, se revelan emblemáticas para nuestro tiempo”. Siguiendo el ejemplo de su Beato Fundador, concluyó el Obispo de Roma, no se cansen de transmitir un nuevo impulso a la animación misionera. Será sobre todo su fervor apostólico a sostener las comunidades cristianas a ustedes confiadas, en particular aquellas de reciente fundación. “En el esfuerzo de recalificación del estilo del servicio misionero – puntualizó el Papa – será necesario privilegiar algunos elementos significativos, tales como la sensibilidad por la inculturación del Evangelio, el espacio dado a la corresponsabilidad de los operadores pastorales, la elección de formas simples y pobres de presencia entre la gente. Una atención especial – agregó – meritan el dialogo con el Islam, el compromiso por la promoción de la dignidad de la mujer y de los valores de la familia, la sensibilidad por los temas de la justicia y de la paz”. (Renato Martinez – Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Previsiones de la semana del 6 al 12 de junio

Dll, 05/06/2017 - 11:53am
(RV).- El martes 6 de junio se recordará el 2º aniversario del Viaje Apostólico internacional del Papa Bergoglio a Sarajevo , capital de Bosnia y Herzegovina .   El miércoles 7 de junio el Santo Padre Francisco celebrará, a partir de las 10.00 en la Plaza de San Pedro , su tradicional Audiencia General , ante la presencia de varios miles de fieles y peregrinos procedentes de numerosos países, deseosos de escuchar su catequesis semanal, rezar por sus intenciones de Pastor de la Iglesia Universal y recibir su bendición apostólica. En esta ocasión está prevista la bendición de la Antorcha de la Paz, con motivo de la 39ª Peregrinación a pie de Macerata a Loreto , programada para el 10 de junio. Del 7 al 10 de junio en Sofía, Bulgaria celebrarán un encuentro los Obispos responsables de las comunicaciones sociales y los portavoces de las Conferencias Episcopales de Europa . El jueves 8 de junio el Papa Francisco recibirá a los Obispos de la Conferencia Episcopal de Panamá, con motivo de su Visita “ ad limina Apostolorum ”, es decir a las tumbas de los Apóstoles Pedro y Pablo. Ese día se celebrará la Jornada mundial de los Océanos , establecida por la ONU. El tema de la edición de este año es: “Nuestros océanos son nuestro futuro”. Del 8 al 10 de junio en Roma en la Casa para vacacione Enrico De Ossò se llevará a cabo el IV Encuentro mundial sobre el tema: “Abriendo caminos: la formación en las Nuevas Formas de Vida Consagrada”. Se espera la participación de unas cuarenta instituciones con representantes de veinticinco países de los cinco continentes. En este evento se alternarán informes y trabajos de grupos y se concluirá con una sesión plenaria en la que se expondrán las conclusiones de los diferentes grupos, que presidirá Mons. José Octavio Ruiz Arenas, Secretario del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización. El viernes 9 de junio en la Filmoteca Vaticana, a las 17.00, se presentará el estreno del documental “ Leadership and Pope Francis ”, organizado por Rome Reports . El sábado 10 de junio el Santo Padre Francisco realizará, a las 10.00, una Visita oficial al palacio del Quirinal. Con este gesto el Papa Bergoglio desea intercambiar la visita a la Ciudad del Vaticano del Presidente de la República italiana Sergio Mattarella , acaecida el 18 de abril de 2015. Ese día será beatificada en Italia Itala Mela , Oblata Benedictina. En representación del Santo Padre Francisco presidirá la solemne celebración el Cardenal Angelo Amato , Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.  Itala Mela fue una mística dedicada a la contemplación y a la profundización de la dimensión trinitaria de la vida cristiana. Nació en la ciudad de La Spezia el 28 de agosto de 1904 y falleció el 29 de abril de 1957. Del 10 al 11 de junio en Argentina se realizará la colecta anual de la Caritas nacional sobre el tema: “Si miras al otro como a tu hermano, nadie podrá ser excluido”. Este lema se inspira en una reflexión que el Papa Francisco hizo en julio de 2015 en el curso de su viaje a Ecuador , durante su encuentro en Quito con los miembros de la sociedad civil, que se llevó a cabo en la Iglesia de San Francisco. En efecto, en aquella ocasión, el Pontífice dijo textualmente: “Nuestra sociedad vence cuando cada persona, cada grupo social, se siente verdaderamente en casa. En una familia, los padres, los abuelos, los niños son de casa; nadie está excluido”. El domingo 11 de junio, Solemnidad de la Santísima Trinidad , el Papa Francisco rezará a mediodía, con los fieles y peregrinos que se darán cita en la Plaza de San Pedro , la oración mariana del Ángelus . Del 12 al 14 de junio se celebrará en la Ciudad del Vaticano la XX Reunión del Consejo de los nueve Cardenales Consejos , tras la última que tuvo lugar del  24 al 26 del pasado mes de abril. (María Fernanda Bernasconi - RV). (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa reza por las víctimas de Londres y sus familiares

Dg, 04/06/2017 - 2:28pm
Que el Espíritu cure las llagas de la guerra y del terrorismo (RV).- Antes de rezar la oración mariana del Regina Coeli del primer domingo de junio, con miles de fieles y peregrinos de los cinco continentes que acababan de participar en la Santa Misa , el Papa Francisco recordó la fiesta de Pentecostés en la que se hizo público su Mensaje para la próxima J ornada Misionera Mundial , que se celebra cada año en el mes de octubre. En esta ocasión – explicó el Santo Padre – el tema es: “La misión en el corazón de la fe cristiana ”. El Obispo de Roma invocó al Espíritu Santo para que sostenga la misión de la Iglesia en el mundo entero y dé fuerza a todos los misioneros y misioneras del Evangelio. “Que el Espíritu done paz al mundo entero – agregó el Papa Bergoglio – cure las llagas de la guerra y del terrorismo, que también esta noche, en Londres, ha afectado a civiles inocentes: oremos por las víctimas y sus familiares”. Francisco saludó asimismo a todos los presentes en la Plaza de San Pedro, procedentes de Italia y de tantas partes del mundo y, de modo especial, a los grupos de la Renovación Carismática Católica , que festeja 50 años de su fundación, sin olvidar a los hermanos y hermanas de otras confesiones cristianas que se unieron a esta oración. Además, el Papa saludó a las Hijas de María Auxiliadora de los países latinoamericanos; agradeció al coro y a la orquesta de los jóvenes de Carpi , que ejecutaron algunos cantos durante la Misa celebrada anteriormente, en colaboración con la Capilla Sixtina . Y concluyó invocando la materna intercesión de la Virgen María, para que Ella nos obtenga la gracia de estar animados fuertemente por el Espíritu Santo, para testimoniar a Cristo con franqueza evangélica. (María Fernanda Bernasconi - RV). Texto y audio completo de las palabras del Papa Francisco antes de rezar el Regina Coeli Queridos hermanos y hermanas, Hoy, en la fiesta de Pentecostés, será publicado mi Mensaje para la próxima Jornada Misionera Mundial , que se celebra cada año en el mes de octubre. El tema es: La misión en el corazón de la fe cristiana. El Espíritu Santo sostenga la misión de la Iglesia en el mundo entero y de fuerza a todos los misioneros y las misioneras del Evangelio. El Espíritu done la paz al mundo entero; sane las llagas de la guerra y del terrorismo, que también esta noche, en Londres, ha afectado a civiles inocentes: oremos por las víctimas y los familiares. Saludo a todos ustedes, peregrinos provenientes de Italia y de tantas partes del mundo, que han participado en esta celebración. En particular, a los grupos de la Renovación carismática católica, que festeja el 50° de fundación, y también a los hermanos y las hermanas de otras confesiones cristianas que se unen a nuestra oración. Saludo a las Hijas de María Auxiliadora de los Países latinoamericanos. Saludo y agradezco al coro y la orquesta de los jóvenes de Carpi, que han ejecutado algunos cantos durante esta Santa Misa , en colaboración con la Capilla Sixtina. Invocamos ahora la materna intercesión de la Virgen María. Ella nos obtenga la gracia de estar fuertemente animados por el Espíritu Santo, para testimoniar a Cristo con sinceridad evangélica. (Traducción del italiano: Renato Martinez – Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Mensaje del Papa con motivo de la Jornada Misionera Mundial

Dg, 04/06/2017 - 2:06pm
(RV).- En la Solemnidad de Pentecostés se hizo público el Mensaje del Santo Padre Francisco con motivo de la Jornada Misionera Mundial 2017 que se celebrará el próximo 22 de octubre. Teniendo en cuenta que este año la Jornada Mundial de las Misiones vuelve a convocarnos en torno a la persona de Jesús, “el primero y el más grande evangelizador”, como escribió el Papa Pablo VI , en su  Exhortación apostólica Evangelii nuntiandi , y que nos llama continuamente a anunciar el Evangelio del amor de Dios Padre con la fuerza del Espíritu Santo , el Papa Bergoglio titula este Mensaje: “ La misión en el corazón de la fe cristiana ”. A lo largo de diez puntos, el Santo Padre aborda los siguientes temas: La misión y el poder transformador del Evangelio de Cristo, Camino, Verdad y Vida ; la misión y el kairos de Cristo ; la misión que inspira una espiritualidad de éxodo continuo, peregrinación y exilio; sin olvidarse de los jóvenes, que representan la esperanza de la misión; así como el servicio de las Obras Misionales Pontificias y el hecho de hacer misión con María , que es, precisamente, la Madre de la evangelización . El Pontífice escribe que esta Jornada nos invita a reflexionar sobre la misión en el corazón de la fe cristiana. De donde surgen algunas preguntas que tocan nuestra identidad y responsabilidad como creyentes, en un mundo confundido por tantas ilusiones, herido por grandes frustraciones y desgarrado por numerosas guerras fratricidas, que afectan de forma injusta sobre todo a los inocentes. Entre los interrogantes planteados por el Santo Padre se destacan: "¿Cuál es el fundamento de la misión? ¿Cuál es el corazón de la misión? ¿Cuáles son las actitudes vitales de la misión?". Francisco también escribe que “la misión de la Iglesia no es la propagación de una ideología religiosa , ni tampoco la propuesta de una ética sublime” y recuerda con las palabras del Papa Benedicto XVI en su Carta Encíclica Deus caritas est que “no se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona , que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva”. Además, el Papa no olvida que “ el mundo necesita el Evangelio de Jesucristo como algo esencial ”. Y que la misión de la Iglesia está animada por una espiritualidad de éxodo continuo . En el sentido de “salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio”, tal como él mismo lo ha escrito en su Exhortación apostólica Evangelii gaudium . Sí, porque como escribe el Sucesor de Pedro , “ la misión de la Iglesia estimula una actitud de continua peregrinación a través de los diversos desiertos de la vida, a través de las diferentes experiencias de hambre y sed, de verdad y de justicia. La misión de la Iglesia propone una experiencia de continuo exilio, para hacer sentir al hombre, sediento de infinito, su condición de exiliado en camino hacia la patria final, entre el ‘ya’ y el ‘todavía no’ del Reino de los Cielos ”. El Obispo de Roma concluye su Mensaje invitando a todos a proseguir en la misión inspirándonos en María , Madre de la evangelización . Porque Ella, movida por el Espíritu , recibió la Palabra de vida en lo más profundo de su fe humilde. De ahí su deseo de que la Virgen nos ayude a decir nuestro “sí” en la urgencia de hacer resonar la Buena Nueva de Jesús en nuestro tiempo; que nos obtenga un nuevo celo de resucitados para llevar a todos el Evangelio de la vida que vence a la muerte ; que interceda por nosotros para que podamos adquirir la santa audacia de buscar nuevos caminos, para que llegue a todos el don de la salvación. (María Fernanda Bernasconi – RV). Texto del Mensaje del Santo Padre Francisco con motivo de la Jornada Misionera Mundial 2017 que se celebrará el próximo 22 de octubre: La misión en el corazón de la fe cristiana Queridos hermanos y hermanas: Este año la Jornada Mundial de las Misiones nos vuelve a convocar entorno a la persona de Jesús, «el primero y el más grande evangelizador» (Pablo VI, Exhort. ap. Evangelii nuntiandi , 7), que nos llama continuamente a anunciar el Evangelio del amor de Dios Padre con la fuerza del Espíritu Santo. Esta Jornada nos invita a reflexionar de nuevo sobre la misión en el corazón de la fe cristiana. De hecho, la Iglesia es misionera por naturaleza; si no lo fuera, no sería la Iglesia de Cristo, sino que sería sólo una asociación entre muchas otras, que terminaría rápidamente agotando su propósito y desapareciendo. Por ello, se nos invita a hacernos algunas preguntas que tocan nuestra identidad cristiana y nuestras responsabilidades como creyentes, en un mundo confundido por tantas ilusiones, herido por grandes frustraciones y desgarrado por numerosas guerras fratricidas, que afectan de forma injusta sobre todo a los inocentes. ¿Cuál es el fundamento de la misión? ¿Cuál es el corazón de la misión? ¿Cuáles son las actitudes vitales de la misión? La misión y el poder transformador del Evangelio de Cristo, Camino, Verdad y Vida 1. La misión de la Iglesia, destinada a todas las personas de buena voluntad, está fundada sobre la fuerza transformadora del Evangelio. El Evangelio es la Buena Nueva que trae consigo una alegría contagiosa, porque contiene y ofrece una vida nueva: la de Cristo resucitado, el cual, comunicando su Espíritu dador de vida, se convierte en Camino, Verdad y Vida por nosotros (cf. Jn 14,6). Es Camino que nos invita a seguirlo con confianza y valor. Al seguir a Jesús como nuestro Camino, experimentamos la Verdad y recibimos su Vida, que es la plena comunión con Dios Padre en la fuerza del Espíritu Santo, que nos libera de toda forma de egoísmo y es fuente de creatividad en el amor. 2. Dios Padre desea esta transformación existencial de sus hijos e hijas; transformación que se expresa como culto en espíritu y en verdad (cf. Jn 4,23-24), en una vida animada por el Espíritu Santo en la imitación del Hijo Jesús, para gloria de Dios Padre. «La gloria de Dios es el hombre viviente» (Ireneo, Adversus haereses IV, 20,7). De este modo, el anuncio del Evangelio se convierte en palabra viva y eficaz que realiza lo que proclama (cf. Is 55,10-11), es decir Jesucristo, el cual continuamente se hace carne en cada situación humana (cf. Jn 1,14). La misión y el kairos de Cristo 3. La misión de la Iglesia no es la propagación de una ideología religiosa, ni tampoco la propuesta de una ética sublime. Muchos movimientos del mundo saben proponer grandes ideales o expresiones éticas sublimes. A través de la misión de la Iglesia, Jesucristo sigue evangelizando y actuando; por eso, ella representa el kairos, el tiempo propicio de la salvación en la historia. A través del anuncio del Evangelio, Jesús se convierte de nuevo en contemporáneo nuestro, de modo que quienes lo acogen con fe y amor experimentan la fuerza transformadora de su Espíritu de Resucitado que fecunda lo humano y la creación, como la lluvia lo hace con la tierra. «Su resurrección no es algo del pasado; entraña una fuerza de vida que ha penetrado el mundo. Donde parece que todo ha muerto, por todas partes vuelven a aparecer los brotes de la resurrección. Es una fuerza imparable» (Exhort. ap. Evangelii gaudium , 276). 4. Recordemos siempre que «no se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva» (Benedicto XVI, Carta enc. Deus caritas est , 1). El Evangelio es una persona, que continuamente se ofrece y continuamente invita a los que la reciben con fe humilde y laboriosa a compartir su vida mediante la participación efectiva en su misterio pascual de muerte y resurrección. El Evangelio se convierte así, por medio del Bautismo, en fuente de vida nueva, libre del dominio del pecado, iluminada y transformada por el Espíritu Santo; por medio de la Confirmación, se hace unción fortalecedora que, gracias al mismo Espíritu, indica caminos y estrategias nuevas de testimonio y de proximidad; y por medio de la Eucaristía se convierte en el alimento del hombre nuevo, «medicina de inmortalidad» (Ignacio de Antioquía, Epístola ad Ephesios , 20,2). 5. El mundo necesita el Evangelio de Jesucristo como algo esencial. Él, a través de la Iglesia, continúa su misión de Buen Samaritano, curando las heridas sangrantes de la humanidad, y de Buen Pastor, buscando sin descanso a quienes se han perdido por caminos tortuosos y sin una meta. Gracias a Dios no faltan experiencias significativas que dan testimonio de la fuerza transformadora del Evangelio. Pienso en el gesto de aquel estudiante Dinka que, a costa de su propia vida, protegió a un estudiante de la tribu Nuer que iba a ser asesinado. Pienso en aquella celebración eucarística en Kitgum, en el norte de Uganda, por aquel entonces, ensangrentada por la ferocidad de un grupo de rebeldes, cuando un misionero hizo repetir al pueblo las palabras de Jesús en la cruz: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?», como expresión del grito desesperado de los hermanos y hermanas del Señor crucificado. Esa celebración fue para la gente una fuente de gran consuelo y valor. Y podemos pensar en muchos, numerosísimos testimonios de cómo el Evangelio ayuda a superar la cerrazón, los conflictos, el racismo, el tribalismo, promoviendo en todas partes y entre todos la reconciliación, la fraternidad y el saber compartir. La misión inspira una espiritualidad de éxodo continuo, peregrinación y exilio 6. La misión de la Iglesia está animada por una espiritualidad de éxodo continuo. Se trata de «salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio» (Exhort. ap. Evangelii gaudium , 20). La misión de la Iglesia estimula una actitud de continua peregrinación a través de los diversos desiertos de la vida, a través de las diferentes experiencias de hambre y sed, de verdad y de justicia. La misión de la Iglesia propone una experiencia de continuo exilio, para hacer sentir al hombre, sediento de infinito, su condición de exiliado en camino hacia la patria final, entre el «ya» y el «todavía no» del Reino de los Cielos. 7. La misión dice a la Iglesia que ella no es un fin en sí misma, sino que es un humilde instrumento y mediación del Reino. Una Iglesia autorreferencial, que se complace en éxitos terrenos, no es la Iglesia de Cristo, no es su cuerpo crucificado y glorioso. Es por eso que debemos preferir «una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades» (ibíd., 49). Los jóvenes, esperanza de la misión 8. Los jóvenes son la esperanza de la misión. La persona de Jesús y la Buena Nueva proclamada por él siguen fascinando a muchos jóvenes. Ellos buscan caminos en los que poner en práctica el valor y los impulsos del corazón al servicio de la humanidad. «Son muchos los jóvenes que se solidarizan ante los males del mundo y se embarcan en diversas formas de militancia y voluntariado [...]. ¡Qué bueno es que los jóvenes sean “callejeros de la fe”, felices de llevar a Jesucristo a cada esquina, a cada plaza, a cada rincón de la tierra!» (ibíd., 106). La próxima Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que tendrá lugar en el año 2018 sobre el tema «los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional», se presenta como una oportunidad providencial para involucrar a los jóvenes en la responsabilidad misionera, que necesita de su rica imaginación y creatividad. El servicio de las Obras Misionales Pontificias 9. Las Obras Misionales Pontificias son un instrumento precioso para suscitar en cada comunidad cristiana el deseo de salir de sus propias fronteras y sus seguridades, y remar mar adentro para anunciar el Evangelio a todos. A través de una profunda espiritualidad misionera, que hay que vivir a diario, de un compromiso constante de formación y animación misionera, muchachos, jóvenes, adultos, familias, sacerdotes, religiosos y obispos se involucran para que crezca en cada uno un corazón misionero. La Jornada Mundial de las Misiones, promovida por la Obra de la Propagación de la Fe, es una ocasión favorable para que el corazón misionero de las comunidades cristianas participe, a través de la oración, del testimonio de vida y de la comunión de bienes, en la respuesta a las graves y vastas necesidades de la evangelización. Hacer misión con María, Madre de la evangelización 10. Queridos hermanos y hermanas, hagamos misión inspirándonos en María, Madre de la evangelización. Ella, movida por el Espíritu, recibió la Palabra de vida en lo más profundo de su fe humilde. Que la Virgen nos ayude a decir nuestro «sí» en la urgencia de hacer resonar la Buena Nueva de Jesús en nuestro tiempo; que nos obtenga un nuevo celo de resucitados para llevar a todos el Evangelio de la vida que vence a la muerte; que interceda por nosotros para que podamos adquirir la santa audacia de buscar nuevos caminos para que llegue a todos el don de la salvación. (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa en Pentecostés: “La novedad del Espíritu: crea un pueblo nuevo y nos da un corazón nuevo”

Dg, 04/06/2017 - 1:31pm
(RV).- “Ven Espíritu de Dios. Para vivir, te necesitamos como el agua: desciende una vez más sobre nosotros y enséñanos la unidad, renueva nuestros corazones y enséñanos a amar como tú nos amas, a perdonar como tú nos perdonas”, lo dijo el Papa Francisco en la Santa Misa, en la Solemnidad de Pentecostés, celebrada en la Plaza de San Pedro. Con esta celebración, señaló el Papa, concluye el tiempo de Pascua, estos cincuenta días que, desde la Resurrección de Jesús hasta Pentecostés, están marcados de una manera especial por la presencia del Espíritu Santo. “Él es, en efecto – precisó el Pontífice – el Don pascual por excelencia. Es el Espíritu creador, que crea siempre cosas nuevas”. Las lecturas que la liturgia presenta este Domingo de Pentecostés, puntualizó el Santo Padre, nos presentan dos novedades: en la primera lectura, el Espíritu hace que los discípulos sean un pueblo nuevo; en el Evangelio, crea en los discípulos un corazón nuevo. Un pueblo nuevo Un pueblo nuevo. En el día de Pentecostés – afirmó el Papa – el Espíritu bajó del cielo en forma de lenguas, como llamaradas, que se dividían, posándose encima de cada uno de ellos. De este modo, “la Palabra de Dios describe la acción del Espíritu, que primero se posa sobre cada uno y luego pone a todos en comunicación. A cada uno da un don y a todos reúne en unidad”. En otras palabras, explicó el Pontífice, el mismo Espíritu crea la diversidad y la unidad y de esta manera plasma un pueblo nuevo, variado y unido: la Iglesia universal. Es la misma acción del Paráclito, dijo el Papa Francisco, el que en primer lugar, con imaginación e imprevisibilidad, crea la diversidad; en todas las épocas en efecto hace que florezcan carismas nuevos y variados . Y al mismo tiempo, agregó el Pontífice, es el mismo Espíritu quien realiza la unidad: junta, reúne, recompone la armonía. De tal manera que se dé la unidad verdadera, aquella según Dios, que no es uniformidad, sino unidad en la diferencia. “Para que esto se realice – subrayó el Sucesor de Pedro – es bueno que nos ayudemos a evitar dos tentaciones frecuentes: la primera es buscar la diversidad sin unidad y la segunda es la de buscar la unidad sin diversidad”. Por ello, nuestra oración al Espíritu Santo – alentó el Papa – consiste entonces en pedir la gracia de aceptar su unidad, de trabajar por la unidad entre todos, de desterrar las murmuraciones que siembran cizaña y las envidias que envenenan, y también pedir un corazón que sienta la Iglesia, madre nuestra y casa nuestra. Un corazón nuevo Y llegamos entonces a la segunda novedad, afirmó el Santo Padre: un corazón nuevo. Jesús Resucitado, en la primera vez que se aparece a los suyos, les da el Espíritu de perdón. “El Espíritu es el primer don del Resucitado y se da en primer lugar para perdonar los pecados. Este es el comienzo de la Iglesia, precisó el Pontífice, este es el aglutinante que nos mantiene unidos, el cemento que une los ladrillos de la casa: el perdón”. Porque el perdón – explicó el Papa – es el don por excelencia, es el amor más grande, el que nos mantiene unidos a pesar de todo, es el perdón el que libera el corazón y le permite recomenzar. “El Espíritu de perdón, que conduce todo a la armonía, nos empuja a rechazar otras vías – alentó el Papa – el Espíritu nos insta a recorrer la vía de doble sentido del perdón ofrecido y recibido, de la misericordia divina que se hace amor al prójimo, de la caridad que ha de ser en todo momento lo que nos induzca a obrar o a dejar de obrar, a cambiar las cosas o a dejarlas como están”. Por ello, dijo el Papa Francisco, pidamos la gracia de que, renovándonos con el perdón y corrigiéndonos, hagamos que el rostro de nuestra Madre la Iglesia sea cada vez más hermoso: sólo entonces podremos corregir a los demás en la caridad. (Renato Martinez – Radio Vaticano) Texto y audio completo de la homilía del Papa Francisco Hoy concluye el tiempo de Pascua, cincuenta días que, desde la Resurrección de Jesús hasta Pentecostés, están marcados de una manera especial por la presencia del Espíritu Santo. Él es, en efecto, el Don pascual por excelencia. Es el Espíritu creador, que crea siempre cosas nuevas. En las lecturas de hoy se nos muestran dos novedades: en la primera lectura, el Espíritu hace que los discípulos sean un pueblo nuevo; en el Evangelio, crea en los discípulos un corazón nuevo. Un pueblo nuevo. En el día de Pentecostés el Espíritu bajó del cielo en forma de «lenguas, como llamaradas, que se dividían, posándose encima de cada uno de ellos. Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en otras lenguas» (Hch 2, 3-4). La Palabra de Dios describe así la acción del Espíritu, que primero se posa sobre cada uno y luego pone a todos en comunicación. A cada uno da un don y a todos reúne en unidad. En otras palabras, el mismo Espíritu crea la diversidad y la unidad y de esta manera plasma un pueblo nuevo, variado y unido: la Iglesia universal. En primer lugar, con imaginación e imprevisibilidad, crea la diversidad; en todas las épocas en efecto hace que florezcan carismas nuevos y variados. A continuación, el mismo Espíritu realiza la unidad: junta, reúne, recompone la armonía: «Reduce por sí mismo a la unidad a quienes son distintos entre sí» (Cirilo de Alejandría, Comentario al Evangelio de Juan, XI, 11). De tal manera que se dé la unidad verdadera, aquella según Dios, que no es uniformidad, sino unidad en la diferencia. Para que se realice esto es bueno que nos ayudemos a evitar dos tentaciones frecuentes. La primera es buscar la diversidad sin unidad. Esto ocurre cuando buscamos destacarnos, cuando formamos bandos y partidos, cuando nos endurecemos en nuestros planteamientos excluyentes, cuando nos encerramos en nuestros particularismos, quizás considerándonos mejores o aquellos que siempre tienen razón. Entonces se escoge la parte, no el todo, el pertenecer a esto o a aquello antes que a la Iglesia; nos convertimos en unos «seguidores» partidistas en lugar de hermanos y hermanas en el mismo Espíritu; cristianos de «derechas o de izquierdas» antes que de Jesús; guardianes inflexibles del pasado o vanguardistas del futuro antes que hijos humildes y agradecidos de la Iglesia. Así se produce una diversidad sin unidad. En cambio, la tentación contraria es la de buscar la unidad sin diversidad. Sin embargo, de esta manera la unidad se convierte en uniformidad, en la obligación de hacer todo juntos y todo igual, pensando todos de la misma manera. Así la unidad acaba siendo una homologación donde ya no hay libertad. Pero dice san Pablo, «donde está el Espíritu del Señor, hay libertad» (2 Co 3,17). Nuestra oración al Espíritu Santo consiste entonces en pedir la gracia de aceptar su unidad, una mirada que abraza y ama, más allá de las preferencias personales, a su Iglesia, nuestra Iglesia; de trabajar por la unidad entre todos, de desterrar las murmuraciones que siembran cizaña y las envidias que envenenan, porque ser hombres y mujeres de la Iglesia significa ser hombres y mujeres de comunión; significa también pedir un corazón que sienta la Iglesia, madre nuestra y casa nuestra: la casa acogedora y abierta, en la que se comparte la alegría multiforme del Espíritu Santo. Y llegamos entonces a la segunda novedad: un corazón nuevo. Jesús Resucitado, en la primera vez que se aparece a los suyos, dice: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados» (Jn 20, 22-23). Jesús no los condena, a pesar de que lo habían abandonado y negado durante la Pasión, sino que les da el Espíritu de perdón. El Espíritu es el primer don del Resucitado y se da en primer lugar para perdonar los pecados. Este es el comienzo de la Iglesia, este es el aglutinante que nos mantiene unidos, el cemento que une los ladrillos de la casa: el perdón. Porque el perdón es el don por excelencia, es el amor más grande, el que mantiene unidos a pesar de todo, que evita el colapso, que refuerza y fortalece. El perdón libera el corazón y le permite recomenzar: el perdón da esperanza, sin perdón no se construye la Iglesia. El Espíritu de perdón, que conduce todo a la armonía, nos empuja a rechazar otras vías: esas precipitadas de quien juzga, las que no tienen salida propia del que cierra todas las puertas, las de sentido único de quien critica a los demás. El Espíritu en cambio nos insta a recorrer la vía de doble sentido del perdón ofrecido y recibido, de la misericordia divina que se hace amor al prójimo, de la caridad que «ha de ser en todo momento lo que nos induzca a obrar o a dejar de obrar, a cambiar las cosas o a dejarlas como están» (Isaac de Stella, Sermón 31). Pidamos la gracia de que, renovándonos con el perdón y corrigiéndonos, hagamos que el rostro de nuestra Madre la Iglesia sea cada vez más hermoso: sólo entonces podremos corregir a los demás en la caridad. Pidámoslo al Espíritu Santo, fuego de amor que arde en la Iglesia y en nosotros, aunque a menudo lo cubrimos con las cenizas de nuestros pecados: «Ven Espíritu de Dios, Señor que estás en mi corazón y en el corazón de la Iglesia, tú que conduces a la Iglesia, moldeándola en la diversidad. Para vivir, te necesitamos como el agua: desciende una vez más sobre nosotros y enséñanos la unidad, renueva nuestros corazones y enséñanos a amar como tú nos amas, a perdonar como tú nos perdonas. Amén». (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa a la Renovación: “Son un precioso instrumento del Espíritu Santo para el ecumenismo”

Ds, 03/06/2017 - 9:11pm
(RV).- “La Renovación carismática católica es un precioso instrumento del Espíritu Santo para el ecumenismo”, con estas palabras el Papa Francisco alentó en su Mensaje a los participantes en la Vigilia de Pentecostés con ocasión del Jubileo de Oro de la Renovación Carismática Católica Internacional, reunidos en el Circo Máximo. En su mensaje al inicio de las celebraciones de este Jubileo de Oro, el Santo Padre agradecía por ser instrumentos de gracia del Paráclito. “Doy gracias a Dios junto a ustedes por estos 50 años de acción soberana del Espíritu Santo – afirmó el Papa – que ha dado vida a esta corriente de gracia que es el Renovación Carismática Católica. ¡Felicidades por este Jubileo de Oro!”. Los más de 30 mil participantes, provenientes de más de 130 países, congregados en el Circo Máximo de Roma, oraron junto al Pontífice en vísperas de la Fiesta de Pentecostés. Como toda obra del Espíritu Santo conduce a la unidad en la diversidad, señaló el Papa, es por eso que la Renovación Carismática es, “un precioso instrumento del Espíritu para caminar juntos, con los demás hermanos cristianos, unidos en la oración y en el trabajo por los más necesitados hacia la Mesa Eucarística”. (RM – RV) A continuación compartimos un resumen de las palabras del Santo Padre a los carismáticos. Hermanos y hermanas: Gracias por el testimonio que ustedes dan hoy aquí. Nos hace bien a todos, me hace bien a mí también. Hoy estamos aquí como en un cenáculo pero a cielo abierto. Porque no tenemos miedo al cielo abierto. Y también con el corazón abierto a la promesa del Padre. Nos hemos reunido, todos nosotros creyentes, todos los que profesamos que Jesús es el Señor . Muchos han venido de diversas partes del mundo y el Espíritu Santo nos ha reunido para establecer los lazos de amistad fraterna que no dan fuerzas en el camino hacia la unidad. Unidad para la misión no para quedarnos quietos. ¡No!, ¡unidos para la misión de proclamar que Jesús es el Señor! Para anunciar juntos el amor del Padre por todos sus hijos. Para anunciar la Buena Nueva a todos los pueblos, para demostrar que la Paz es posible. No es fácil demostrar que la Paz en este mundo es posible, pero con el poder de Jesús podemos demostrarlo. Pero eso, es posible si entre nosotros también estamos en Paz. Si nosotros encendemos las diferencias y estamos en guerra entre nosotros no podemos anunciar la Paz. La Paz es posible a partir de nuestra confesión de que Jesús es el Señor. Es el Espíritu Santo el que crea unidad entre nosotros. La venida del Espíritu Santo transforma hombres cerrados a causa del miedo en testimonios valientes de Jesús. Pedro, que renegó a Jesús tres veces, lleno de la fuerza del Espíritu Santo proclama para que sepa con certeza toda la casa de Israel que Dios ha constituido en Señor a aquel Jesús que crucificaron. Y esta es la profesión de fe de cada cristiano: Dios ha constituido la Señoría de Jesús. Hoy, hemos elegido reunirnos aquí en este lugar, porque aquí durante las persecuciones fueron martirizados muchos cristianos para el divertimento de aquellos que lo veían. Hoy hay más mártires que antes. Quienes matan a los cristianos lo hacen sin ninguna distinción. Es el Ecumenismo de la Sangre , de tantos mártires. Hoy es más urgente que nunca la unidad entre los cristianos. Caminar juntos , trabajar juntos. Amarse. Y juntos buscar explicar nuestras diferencias, ponernos de acuerdo, pero en camino. Si permanecemos quietos sin caminar, nunca nos pondremos de acuerdo. Porque el Espíritu nos quiere en camino. 50 años de la Renovación del Movimiento Carismático Católico. Una corriente de gracia del Espíritu. ¿Y por qué de gracia? Porque no tiene fundador, ni estatutos, ni gobierno. Claramente, en esta corriente han nacido muchas expresiones que ciertamente son obras humanas inspiradas por el Espíritu, con varios carismas y todos al servicio de la Iglesia. Pero a la corriente no se le puede poner un "dique", ni encerrar al Espíritu Santo en una jaula. Alegría y coraje. Eso da el Espíritu Santo. El cristiano... o experimenta la alegría del Espíritu de Dios en su corazón o hay algo que no funciona bien. Queridos hermanos y hermanas, les deseo un tiempo de reflexión, de memoria de los orígenes . Un tiempo para sacar de las espaldas todas aquellas cosas que hemos ido añadiendo con nuestro "yo", y transformarlo en escucha y en alegre acogida del Espíritu Santo que actúa dónde y cómo quiere.  Agradezco a todos por la organización de este Jubileo de Oro, por esta vigilia y agradezco a cada uno de los voluntarios que lo han hecho posible, mucho de los cuales se encuentran aquí. También saludo a los jóvenes de tantas partes del mundo. Gracias Renovación Carismática católica por todo lo que han dado a la Iglesia en estos 50 años. La Iglesia cuenta con ustedes, con su fidelidad a la Palabra, su disponibilidad al servicio, y los testimonios de vidas transformadas por el Espíritu Santo. Gracias. (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa a los líderes evangélicos: Caminamos juntos

Ds, 03/06/2017 - 8:44pm
(RV).- La mañana del 3 de junio, en la Sala del Consistorio, Francisco recibió a los 102 líderes evangélicos que viajaron a Roma para participar en la Vigilia de Pentecostés de la tarde del mismo  sábado. Hablándoles espontáneamente, el Papa les agradeció el saludo que le dirigieron. “Gracias por lo que hacen – les dijo –  por trabajar por la unidad de los cristianos, todos juntos, como quiere el Señor. Caminamos juntos, ayudamos juntos a los pobres, hacemos caridad juntos, educación juntos. Todos juntos. Y que los teólogos – añadió – trabajen por su parte y nos ayuden. Pero nosotros siempre en camino, jamás detenidos, jamás detenidos y juntos. Esto es lo que yo deseo y les agradezco porque sé que ustedes lo hacen. "Me gustaría terminar como hermanos – concluyó diciendo Francisco – rezando a nuestro Padre , cada uno en su propia lengua". “¿Podemos hacerlo? –preguntó – y tras el rezo del Padrenuestro , el Papa les dijo “hasta más tarde”. (María Fernanda Bernasconi – RV). (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: octubre de 2019 toda la Iglesia en oración y reflexión sobre la missio ad gentes

Ds, 03/06/2017 - 3:47pm
En la víspera de Pentecostés, el Papa Francisco anuncia la convocación de un Mes misionero extraordinario con el corazón en Cristo (RV).- Al recibir con alegría a los participantes en la Asamblea General de las Pontificias Obras Misionales, el Papa Francisco se refirió a su preocupación sobre estas Obras, «reducidas, a menudo, a una organización que recoge y distribuye, en nombre del Papa, ayuda económica para las Iglesias necesitadas». Y alentó «la búsqueda de caminos nuevos y de modalidades más adecuadas, más eclesiales para desarrollar su servicio a la misión universal de la Iglesia». «Dejémonos sostener en este proceso de reforma urgente , también por la intercesión de los Santos Carlos Luanga y compañeros, mártires de Uganda», exhortó el Obispo de Roma, anunciando,  en el día en que se celebra su memoria litúrgica, la convocación de un tiempo extraordinario dedicado a la misionariedad de la Iglesia universal. «Para renovar el ardor y la pasión, motor espiritual de la actividad apostólica de innumerables santos y mártires misioneros, - dijo el Papa - he acogido con mucho favor vuestra propuesta, elaborada junto con la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, de convocar un tiempo extraordinario de oración y reflexión sobre la missio ad gentes. Pediré a toda la Iglesia que dedique el mes de octubre del año 2019 a esta finalidad, porque ese año celebraremos el centenario de la Carta Apostólica Maximum illud , del Papa Benedicto XV ». Haciendo hincapié en ese importantísimo documento sobre la misión y sobre cuán necesaria es para la eficacia del apostolado misionero «la santidad de vida» y la «fuerte unión con Cristo», para «anunciar el Evangelio a todos, amando y usando misericordia para con todos», el Papa Francisco recordó que, como escribió Benedicto XV «el que predica a Dios sea hombre de Dios». Y expresó su anhelo, recordando también al Beato Pablo VI, con estas palabras : «Deseo que vuestra asistencia espiritual y material a las Iglesias las haga que estén cada vez más fundadas en el Evangelio y en el compromiso bautismal de todos los fieles, laicos y clérigos, en la única misión de la Iglesia: aproxime  el amor de Dios a todo hombre, en especial a los más necesitados de su misericordia . El Mes extraordinario de oración y reflexión sobre la misión como primera evangelización servirá para esta renovación de la fe eclesial, con el fin de que tenga siempre y obre en su corazón la Pascua de Jesucristo, único Salvador, Señor y Esposo de su Iglesia. Que la preparación de este tiempo extraordinario dedicado al primer anuncio del Evangelio nos ayude a ser cada vez más Iglesia en misión, según las palabras del Beato Pablo VI, en su Exhortación Apostólica Evangelii nuntiandi , magna carta del compromiso misionero postconciliar». Una Iglesia, ante todo, evangelizadora de sí misma, para evangelizar al Pueblo de Dios en el mundo, rodeado y tentado por tantos ídolos, reiteró el Papa Francisco y añadió : «En el espíritu del magisterio del Beato Pablo VI, deseo que la celebración de los 100 años de la Maximum illud , en el mes de octubre de 2019, sea un tiempo propicio para que la oración, el testimonio de tantos santos y mártires de la misión, la reflexión bíblica y teológica, la catequesis y la caridad misionera contribuyan a evangelizar ante todo a la Iglesia, de modo que ella, volviendo a encontrar el frescor y el ardor de su primer amor para con el Señor crucificado y resucitado, pueda evangelizar el mundo con credibilidad y eficacia evangélica». (CdM – RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: octubre de 2019 toda la Iglesia en oración y reflexión sobre la missio ad gentes

Ds, 03/06/2017 - 3:47pm
En la víspera de Pentecostés, el Papa Francisco anuncia la convocación de un Mes misionero extraordinario con el corazón en Cristo (RV).- Al recibir con alegría a los participantes en la Asamblea General de las Pontificias Obras Misionales, el Papa Francisco se refirió a su preocupación sobre estas Obras, «reducidas, a menudo, a una organización que recoge y distribuye, en nombre del Papa, ayuda económica para las Iglesias necesitadas». Y alentó «la búsqueda de caminos nuevos y de modalidades más adecuadas, más eclesiales para desarrollar su servicio a la misión universal de la Iglesia». «Dejémonos sostener en este proceso de reforma urgente , también por la intercesión de los Santos Carlos Luanga y compañeros, mártires de Uganda», exhortó el Obispo de Roma, anunciado,  en el día en que se celebra su memoria litúrgica, la convocación de un tiempo extraordinario dedicado a la misionariedad de la Iglesia universal. «Para renovar el ardor y la pasión, motor espiritual de la actividad apostólica de innumerables santos y mártires misioneros, - dijo el Papa - he acogido con mucho favor vuestra propuesta, elaborada junto con la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, de convocar un tiempo extraordinario de oración y reflexión sobre la missio ad gentes. Pediré a toda la Iglesia que dedique el mes de octubre del año 2019 a esta finalidad, porque ese año celebraremos el centenario de la Carta Apostólica Maximum illud , del Papa Benedicto XV ». Haciendo hincapié en ese importantísimo documento sobre la misión y sobre cuán necesaria es para la eficacia del apostolado misionero «la santidad de vida» y la «fuerte unión con Cristo», para «anunciar el Evangelio a todos, amando y usando misericordia para con todos», el Papa Francisco recordó que, como escribió Benedicto XV «el que predica a Dios sea hombre de Dios». Y expresó su anhelo, recordando también al Beato Pablo VI, con estas palabras : «Deseo que vuestra asistencia espiritual y material a las Iglesias las haga que estén cada vez más fundadas en el Evangelio y en el compromiso bautismal de todos los fieles, laicos y clérigos, en la única misión de la Iglesia: aproxime  el amor de Dios a todo hombre, en especial a los más necesitados de su misericordia . El Mes extraordinario de oración y reflexión sobre la misión como primera evangelización servirá para esta renovación de la fe eclesial, con el fin de que tenga siempre y obre en su corazón la Pascua de Jesucristo, único Salvador, Señor y Esposo de su Iglesia. Que la preparación de este tiempo extraordinario dedicado al primer anuncio del Evangelio nos ayude a ser cada vez más Iglesia en misión, según las palabras del Beato Pablo VI, en su Exhortación Apostólica Evangelii nuntiandi , magna carta del compromiso misionero postconciliar». Una Iglesia, ante todo, evangelizadora de sí misma, para evangelizar al Pueblo de Dios en el mundo, rodeado y tentado por tantos ídolos, reiteró el Papa Francisco y añadió : «En el espíritu del magisterio del Beato Pablo VI, deseo que la celebración de los 100 años de la Maximum illud , en el mes de octubre de 2019, sea un tiempo propicio para que la oración, el testimonio de tantos santos y mártires de la misión, la reflexión bíblica y teológica, la catequesis y la caridad misionera contribuyan a evangelizar ante todo a la Iglesia, de modo que ella, volviendo a encontrar el frescor y el ardor de su primer amor para con el Señor crucificado y resucitado, pueda evangelizar el mundo con credibilidad y eficacia evangélica». (CdM – RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Hacia la JMJ Panamá 2019: entrevista al Card. José Luis Lacunza Maestrojuán

Ds, 03/06/2017 - 3:43pm
(RV).- “He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra” (Lc 1,38): es el lema – recordamos – de la XXXIV Jornada Mundial de la juventud que será celebrada en Panamá en la semana del 22 al 27 de enero 2019; precisamente sobre esto conversamos con el S.E. el Cardenal José Luis Lacunza Maestrojuán, Obispo de David, a quien encontramos con motivo de la visita anual de los miembros del CELAM , del cual es Presidente del Consejo de Asuntos Económicos. Al referirse a la visita ad Limina de los obispos panameños a las tumbas de los Apóstoles Pedro y Pablo, que tendrá inicio el próximo 8 de junio, el purpurado asegura que entre los temas que surgirán en el encuentro con el Papa estará entre los primeros lugares, aquel de los preparativos de la JMJ: "Estamos trabajando, se han hecho muchas cosas internamente: por ejemplo se aprobó el logo de la JMJ y en las próximas semanas se dará el veredicto sobre el himno", explica, refiriéndose al concurso que lanzó la Arquidiócesis de Panamá para la composición del himno y el diseño del logo oficial. "Falta decidir el lugar donde se tendrán los actos con el Papa", prosigue, "en toda Panamá hay una gran expectativa". El Cardenal Lacunza también se refiere al esfuerzo que realiza el pequeño país centroamericano para acoger este gran evento mundial, que dará la oportunidad a muchas personas de países de América Central, "países generalmente pobres" con jóvenes que no tienen la posibilidad de viajar a Europa o a América del Sur, de participar en una Jornada Mundial. (Griselda Mutual - Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Pàgines