El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

News.va Official Vatican Network

Subscriure a Canal News.va Official Vatican Network
Actualitzat: fa 56 minuts 57 segons

“Caminando hacia la cuna del Profeta”. Peregrinación por los 100 años del nacimiento del Beato Romero

Dj, 10/08/2017 - 4:26pm
(RV).- “Camino de Monseñor Romero”, es el nombre de la peregrinación organizada por la Iglesia católica en El Salvador, para conmemorar los 100 años del nacimiento del Beato Óscar Arnulfo Romero; peregrinación que inicia este viernes, 11 de agosto de 2017, bajo el lema: “Caminando hacia la cuna del Profeta”. Recordando que, el Beato Óscar Romero, Obispo de San Salvador, nació el 15 de agosto de 1917 en el municipio de Ciudad Barrios, del departamento de San Miguel; fue asesinado en el altar, mientras celebraba la Santa Misa, el 24 de marzo de 1980. Y el 23 de mayo de 2015 fue beatificado. La peregrinación tendrá inicio en la catedral de San Salvador, con la celebración de la Eucaristía, a las 5.00 de la mañana. Desde ahí, todos los fieles peregrinaran hacia la localidad de San Rafael Cedros. Luego en bus irán hacia Apastepeque, San Vicente, donde pasarán la noche. La segunda etapa prosigue el sábado 12 de agosto; a las 6.00 de la mañana saldrán rumbo a Mercedes Umaña, Usulután; ahí habrá una pausa para comer y descansar, posteriormente se dirigirán hacia Moncagua, San Miguel, y pasarán la segunda noche en Chapeltique. Finalmente, el domingo saldrán a pie a las 7.00 de la mañana, hacia Ciudad Barrios, la ciudad natal del Beato. Aquí, el 15 de agosto, los peregrinos participarán en las celebraciones presididas por el Arzobispo de Santiago de Chile, el Cardenal Ricardo Ezzati, enviado especial del Papa Francisco. La peregrinación será encabezada por la imagen de Mons. Romero, precedida por un cuadro con la Virgen de La Paz y una cruz. Luego irán dos estandartes con los símbolos del Beato. En cada lugar donde descansen se hará un pequeño acto litúrgico y se entregará una cruz con un escrito, la peregrinación tendrá en total 157 kilómetros de recorrido, de los cuales, 98 serán a pie y 59 en bus. (Renato Martinez – Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Editorial - Un obispo y un Papa- Centenario del nacimiento de Óscar Romero

Dj, 10/08/2017 - 1:38pm
En el día de la Asunción se conmemora el centenario del nacimiento de uno de los cristianos más conocidos de nuestro tiempo, Óscar Romero. El arzobispo de San Salvador fue asesinado en 1980 a los sesenta y tres años mientras celebraba la misa, por haber denunciado la injusticia y la violencia que flagelaban al pequeño país centroamericano: tomas de posición claras en nombre del Evangelio. Ante su tumba en 1983 rezó Juan Pablo II, que en 1997 autorizó la apertura de su causa de canonización, pero no fue hasta 2012 que se retomó, por decisión de Benedicto XVI y luego de Francisco, hasta que llegó su beatificación en 2015 como mártir. Pero importante para Romero fue sobre todo Pablo vi, el Papa que le nombró en 1970 obispo auxiliar de San Salvador, en 1974 obispo de Santa María y en 1977 arzobispo de la capital. El joven clérigo había estado en Roma, donde había estudiado en la Gregoriana entre finales de los años treinta e inicios de los años cuarenta, ya en plena Guerra. Será precisamente esta formación romana, que le dejó una huella tradicional, la que le permita seguir una veintena de años más tarde el periodo conciliar con confianza en el magisterio. Y precisamente la visión abierta de Papa Montini, que guía con valor y sabiduría el Vaticano ii, es la que el sacerdote salvadoreño inicia a acoger. En un artículo publicado a principios de 1965 Romero escribe: «Para no caer en el ridículo de una acrítica afición a lo viejo y para no caer en el ridículo de hacerse aventureros de “sueños artificiosos” de novedad es mejor vivir hoy más que nunca ese clásico axioma: “sentir con la Iglesia” que concretamente significa incondicionado apego a la jerarquía», de matriz ignaciana, será elegida cinco años después por el nuevo auxiliar de San Salvador como su lema episcopal. Obispo en un país cruelmente oprimido por las oligarquías y por los militares, preocupado por las tendencias políticas que se manifiestan en la teología de la liberación, progresivamente llega a compartir el concepto de la centralidad de los pobres, que en 1968 había sido reiterado por la conferencia de Medellín en la cual había participado Pablo vi, primer Papa que pisó América Latina. Y precisamente un documento de Montini, la Evangelii nuntiandi , recordado más de una vez con admiración por su actual sucesor, da aliento a monseñor Romero. Que precisamente por su posición moderada es elegido como arzobispo de San Salvador, mientras la situación se hace cada vez más difícil y la violencia represiva aumenta. La primera homilía del obispo es precisamente para un amigo fraterno, el jesuita Rutilio Grande, asesinado por los escuadrones de la muerte con dos fieles, Manuel Solórzano y Nelson Rutilio Lemus, mientras iba a celebrar por la novena de san José, casi una anticipación de su propia muerte: «Así ama la Iglesia; muere con ellos y con ellos se presenta a la trascendencia del cielo. Los ama, y es significativo que mientras el padre Grande caminaba para su pueblo, a llevar el mensaje de la misa y de la salvación, allí fue donde cayó acribillado. Un sacerdote con sus campesinos, camina a su pueblo para identificarse con ellos, para vivir con ellos, no una inspiración revolucionaria, sino una inspiración de amor». Pocos días después Romero viaja a Roma para buscar el apoyo que ya no tiene del nuncio, y el Papa le recibe enseguida, como había acaecido tres años antes, y como sucederá un año después, precisamente en el aniversario de la elección de Montini. El recuerdo detallado de esta última audiencia está en el diario del arzobispo. «Pablo VI me ha estrechado la mano derecha y la ha sostenido durante largo rato entre sus dos manos y yo también he estrechado con mis dos manos la mano del Papa» que le habla extensamente: «Comprendo su difícil trabajo. Es un trabajo que puede ser incomprendido y precisa mucha paciencia y fortaleza. Sé bien que no todos piensan como usted; es difícil, en las circunstancias de su país, tener tal unanimidad de pensamiento; pero siga adelante con valor, con paciencia, con fuerza, con esperanza». Un mes y medio más tarde Montini expiraba. Menos de dos años después Romero era asesinado. g.m.v...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Más actual que nunca- En conmemoración del centenario del nacimiento de monseñor Óscar Romero

Dj, 10/08/2017 - 1:33pm
Una de las primeras cosas que hemos entendido quienes hacemos este periódico es la condición temporal de nuestro trabajo: la información vaticana tiene que ver con el presente, no con el pasado. Sin embargo, el pasado es algo que irrumpe de la nada bajo las formas más inesperadas. Y lo hace con contundencia, a través de documentos, testimonios y recuerdos que son la historia y memoria, en este caso, de monseñor Óscar Romero, un servidor más de la Iglesia de Roma. Desempolvando nuestros archivos, la crónica del 29 de mayo de 1977 nos lo confirma: en la página 4, un artículo simple pero muy detallado nos narra las distintas visitas de cortesía que varios obispos de diversos países de América Latina realizaron a nuestras oficinas durante los primeros meses de ese año. Entre ellos se encontraba monseñor Óscar Romero que visitó la sede de nuestro semanal durante los primeros días de abril. Tal y como afirma el artículo: «Desde que se hizo cargo del gobierno de la arquidiócesis, está fomentando con diversas iniciativas, la difusión de las enseñanzas del Papa —por medio de suscripciones a L’Osservatore Romano— entre sacerdotes, seglares, movimientos apostólicos y comunidades religiosas» dejándonos además en esa ocasión un detallado elenco, con nombres y apellidos, para realizar las suscripciones a las 104 parroquias de su diócesis. Un pequeño episodio «público» de entre los muchos que ha habido y no han transcendido. La notoriedad no se encontraba entre las prioridades de la vida cotidiana de un hombre de la institución eclesiástica, de un obispo, que como tantos otros en aquellos difíciles tiempos, demostraba también de esta manera su pertenencia al cuerpo de la Iglesia de Roma. Amable, cordial, cercano a los sacerdotes de su diócesis pero además muy exigente con la disciplina eclesiástica, con la obediencia a la Iglesia y con el estricto uso de los hábitos religiosos y de los ornamentos sagrados. Por aquel entonces, Romero ya había sido marcado profundamente por el asesinato del sacerdote Rutilio Grande y había celebrado la histórica misa exequial del 14 de marzo de 1977, por los tres asesinados, junto a más de 150 sacerdotes y más de 100.000 personas reunidas en la catedral. Aquellas fueron la fue la primera homilía transcrita que se tiene del entonces arzobispo de El Salvador. Para dicha predicación se inspiró en una afirmación de Pablo vi, de quien era profundamente devoto, sobre lo que es el verdadero liberador cristiano. Pues se da el caso de que casi toda la doctrina de la liberación cristiana de Romero se remite a la exhortación apostólica Evangelii nuntiandi. El contexto salvadoreño de 1977, en donde Romero desarrolló su actividad pastoral, es fácil de retratar a través de algunos datos inequívocos: el 65% de su país era campesino, entre los cuales un 40% de ellos eran analfabetos, más de un 80% no tenían agua ni servicios higiénicos en sus humildes casas y más de un 92% carecían de energía eléctrica. También existía una minoría rica y extraordinariamente fuerte que poseía más del 77% de la tierra. En El Salvador, 2.100 familias tenían tanto como el resto de todas las familias del país. Amenazados. Esa era la palabra habitual que circulaba entre los cristianos de El Salvador. Amenaza y pobreza como dos conceptos aparentemente incompatibles, pero fundidos en una violencia sin igual entre los años 70 y 80 en América Latina de mano de las dictaduras y sus brazos armados. Monseñor Romero sentía el peso de la responsabilidad que suponía, durante esos primeros meses, su nueva sede episcopal y a la luz de la situación en la región, necesitaba sentirse escuchado y animado. Pero la distorsión sobre su vida junto a la incomprensión de su pensamiento, en gran parte fruto del desconocimiento de esa realidad lejana que era y es en Europa América Latina, le crearían no pocas dificultades. En esos años América Central se convertiría en una de las áreas estratégicas de la «Guerra Fría» en el continente e incomprensiblemente la acción pastoral de muchos sacerdotes y miembros de la Iglesia fue vista, desde una perspectiva bipolar del mundo, con espejos curvos que deforman la imagen de los objetos que reflejan. Monseñor Romero exhortaba a un humanismo discreto, inquieto e incansable. Se presentaba a los poderosos de la tierra y a los humildes, transmitiendo a todos por igual el mensaje de amor y de esperanza, con la firmeza de la caridad que había podido admirar y conquistar. Algunos días antes de partir hacia Roma en 1977, en la fiesta de la Pascua, dio a conocer el 10 de abril su primera Carta Pastoral. Fue en su saludo de presentación a sus fieles y a tan solo 45 días de su nombramiento cuando tuvo que puntualizar que «en esta Arquidiócesis que, desde su fidelidad al Evangelio, rechaza la calumnia que la quiere presentar como subversiva, promotora de violencia y odio, marxista y política; en esta Arquidiócesis que, desde su persecución, se ofrece a Dios y al pueblo como una Iglesia unida, dispuesta al diálogo sincero y a la cooperación sana, mensajera de esperanza y amor». Este documento, donado en una sencilla fotocopia por Romero a L’Osservatore Romano durante su visita, representa una verdadera hoja de ruta del pensamiento teológico pastoral de monseñor Romero en donde la insistencia incansable hacia la referencia del «camino de la conversión de los corazones» como alternativa a la violencia, conduce de pleno a la bella fórmula de Pablo VI de la vocación para construir la «civilización del amor». Es decir, el progreso y la historia de los hombres se mueven por el amor y hacia el amor. Porque en la teología cotidiana de Romero entre la Iglesia y el mundo, el único camino posible —poco fácil, pero recto— pasa por Cristo. Romero amó a la Iglesia, se entregó totalmente a ella. Sin limitaciones. Su fidelidad dinámica le condujo, en efecto, a un inevitable «martirio». Y su herencia pastoral, basada en un grande esfuerzo para que las reformas del Concilio Vaticano ii no se interpretasen en clave de ruptura, ha permitido retomar además un protagonismo histórico de solidaridad con los pobres de América Latina que la Iglesia había perdido. También hay que señalar que, en el espacio religioso, la pérdida de monseñor Romero tuvo algunas consecuencias directas del todo inesperadas. Se trata de la proliferación de sectas, en algunos países de América Central, en particular en Guatemala y El Salvador, marcadas por un mesianismo religioso que nada tiene que ver con el Evangelio las cuales estaban al orden del día. Sin duda la historia de la Iglesia agradecerá a monseñor Óscar Romero su defensa tenaz del aspecto más trascendental que roza al misterio de Dios: la vida humana en sus fuentes, en su curso y en su fin. «Si me matan, resucitaré en la lucha del pueblo salvadoreño». Hoy es evidente que esa profecía no era una simple metáfora de ocasión, sino la expresión de un conocimiento real del Pueblo de Dios, pasado y presente. Silvina Pérez...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: El corazón de Cristo encarna y revela el corazón de Dios

Dc, 09/08/2017 - 3:52pm
(RV).- “Todos estamos necesitados de la misericordia de Dios, una fuerza que nos transforma y nos devuelve cada día la esperanza”. El Papa Francisco exhortó durante la Audiencia General del segundo miércoles de agosto a “ser testigos de ese amor en medio de los hermanos y anunciadores de la misericordia que el Señor no niega a nadie”. En su catequesis y ante miles de fieles y peregrinos de numerosos países que se dieron cita en el Aula Pablo VI de la Ciudad del Vaticano, el Santo Padre reflexionó sobre el perdón divino como “motor de la esperanza”. Y lo hizo a partir de un pasaje del Evangelio de San Lucas en Jesús explica que por numerosos que sean los pecados quedan perdonados si se es capaz de mucho amor. Mientras al que se le perdona poco, demuestra poco amor. Hablando en italiano el Papa explicó que según la mentalidad de la época de Jesús , entre el santo y el pecador, o entre el puro y el impuro, la separación debía ser neta. Mientras la actitud del Maestro era diversa, puesto que Él se acercaba a los leprosos, endemoniados, enfermos y marginados. Lo que constituía un comportamiento no habitual. Tanto es así que esta simpatía del Señor por los excluidos, o “intocables”, fue uno de los aspectos que más desconcertaban a sus contemporáneos. Sí, porque como dijo Francisco , “donde hay una persona que sufre, Jesús se hace cargo y ese sufrimiento se vuelve suyo. En efecto, como siguió explicando el Papa Bergoglio , Jesús no predica que la condición de pena debe ser soportada con heroísmo. Sino que comparte el dolor humano, con la actitud que caracteriza el cristianismo, a saber: la misericordia. Tras destacar que el Señor experimenta la compasión el Pontífice afirmó el corazón de Cristo encarna y revela el corazón de Dios. Porque donde haya un hombre o una mujer que sufra, el Señor quiere su curación, su liberación y su vida plena. Por esta razón – agregó – siempre abre los brazos de par en par a los pecadores, independientemente de que hayan transcurrido una vida llena de elecciones equivocadas. De ahí que haya insistido en que no debemos olvidar que para Jesús no se trató de un amor fácil, de poco precio. Y, de hecho, Él no va a la cruz porque sanaba a los enfermos, o predicaba la caridad, sino porque perdonaba los pecados. De manera que los pecadores no sólo reciben una tranquilidad psicológica en el perdón puesto que son liberados del sentimiento de culpa, sino que además el Señor nos ofrece la esperanza de una vida nueva, una vida marcada por el amor. Y si bien “la Iglesia es un pueblo de pecadores” – dijo el Sucesor de Pedro al concluir esta catequesis –  en ella experimentamos la misericordia y el perdón de Dios . (María Fernanda Bernasconi - RV).  (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Audiencia general: dolor del Papa por matanza en Nigeria y República Centroafricana y oración con los peregrinos del mundo

Dc, 09/08/2017 - 1:10pm
(RV).- El Papa Francisco reiteró su profundo pesar por el ataque perpetrado por un grupo de hombres armados en una iglesia en Ozubulu, en el sureste nigeriano. Como hizo en un telegrama, enviado en su nombre por el Cardenal Secretario de Estado al Obispo Hilary Paul Odili Okeke, con su especial cercanía en la oración, también en su audiencia general, el Santo Padre expresó su repulsa por la violencia con un apremiante llamamiento asimismo por las recientes violencias contra los cristianos en la República Centroafricana: « Me causó profundo dolor la matanza que ocurrió el pasado domingo en Nigeria , en el interior de una iglesia, donde fueron asesinadas personas inocentes. Y lamentablemente, esta mañana, ha llegado la noticia de violencias homicidas también en la República Centroafricana, en contra de las comunidades cristianas . Deseo que cese toda forma de odio y de violencia y que no se repitan nunca más crímenes tan vergonzosos , perpetrados en lugares de culto, donde los fieles se reúnen para rezar. Pensemos en nuestros hermanos y hermanas de Nigeria y de la República Centroafricana. Recemos juntos. Ave María…» Con su cordial bienvenida a los peregrinos provenientes de tantos países, el Obispo de Roma encomendó a todos a la Virgen Santa, con el anhelo de que enriquezca la vida de cada uno con frutos de bien. Y sintetizando su catequesis dedicada al perdón de Dios, alentó a testimoniar  en el mundo la misericordia divina que nos transforma y nos renueva en la esperanza. Nuestra Señora de Jasna Gora y el Santuario mariano polaco de Czestochowa, en el saludo entrañable del Papa Francisco a los peregrinos de Polonia : «Queridos hermanos y hermanas, que el perdón de nuestros pecados que recibimos como don del amor misericordioso de Cristo, sea para nosotros fuente de esperanza y motivo para ser misericordiosos hacia los demás. Hoy, en especial, me uno espiritualmente a aquellos que desde diversas ciudades de Polonia acuden a pie en peregrinación hacia el Santuario de la Madre de Dios de Jasna Gora. Que la Madre y Reina de Polonia acoja la fatiga y las oraciones de los peregrinos y obtenga de su Hijo la plenitud de las gracias para ellos, para sus familias y para toda la nación». También en su saludo a los peregrinos de lengua árabe, en particular a los de Egipto, Tierra Santa y Oriente Medio, el Santo Padre recordó la misión de la Iglesia de anunciar a todos la misericordia de Dios : «Jesús no fundó una Iglesia compuesta por personas buenas y justas, sino por pecadores y personas débiles, que, habiendo experimentado la misericordia de Dios intentan vivir su voluntad, en su caminar de la vida cotidiana. Por lo tanto, la misión primaria y fundamental de la Iglesia es la de ser un hospital de campo , y un lugar de sanación, de misericordia y de perdón y de ser fuente de esperanza para todos los que sufren, los desesperados, los pobres, los pecadores y los descartados». Como es tradicional, antes de su bendición, el saludo del Papa a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados: «Deseo, queridos jóvenes, que el encuentro con tantos lugares cargados de cultura, de arte y de fe sea ocasión propicia para conocer e imitar el ejemplo que nos dejaron tantos testigos del Evangelio, que vivieron aquí. Como san Lorenzo, cuya fiesta celebramos mañana. Los aliento a ustedes, queridos enfermos a unirse constantemente a Jesús sufriente llevando con fe la cruz por la redención del mundo. Y les deseo, a ustedes, queridos recién casados, que construyan su nueva familia sobre el sólido cimiento de la fidelidad al Evangelio del Amor». (CdM – RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa en la catequesis: “El perdón de Dios nos ofrece la esperanza de una vida nueva”

Dc, 09/08/2017 - 12:55pm
(RV).- “El Hijo de Dios va a la cruz sobre todo porque perdona: perdona los pecados, porque quiere la liberación total, definitiva del corazón del hombre. Porque no acepta que el ser humano consuma toda su existencia con este ‘tatuaje’ imborrable, con el pensamiento de no poder ser acogido por el corazón misericordioso de Dios”, con estas palabras el Papa Francisco reflexionó en la Audiencia General del segundo miércoles de agosto, sobre el perdón como motor de nuestra esperanza. Continuando su ciclo de catequesis sobre “la esperanza”, el Obispo de Roma dijo que, con estos sentimientos Jesús va al encuentro: de los pecadores, de los cuales todos nosotros somos los primeros. De este modo, señaló el Pontífice, los pecadores son perdonados. No solamente somos consolados a nivel psicológico, ya que el perdón nos consuela mucho, porque somos liberados del sentimiento de culpa. “Jesús hace mucho más – afirma el Papa – ofrece a las personas que se han equivocado la esperanza de una vida nueva. Y esta es la esperanza que nos da Jesús. Una vida marcada por el amor”. Texto y audio ompleto de la catequesis del Papa Francisco Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! Hemos escuchado la reacción de los comensales de Simón el fariseo: «¿Quién es este hombre, que llega hasta perdonar los pecados?» (Lc 7,49). Jesús ha apenas realizado un gesto escandaloso. Una mujer de la ciudad, conocida por todos como una pecadora, ha entrado en la casa de Simón, se ha inclinado a los pies de Jesús y ha derramado sobre sus pies óleo perfumado. Todos los que estaban ahí en la mesa murmuraban: si Jesús es un profeta, no debería aceptar gestos de este género de una mujer como esta. Desprecio. Aquellas mujeres, pobrecitas, que sólo servían para ser visitadas a escondidas, incluso por los jefes, o para ser lapidadas. Según la mentalidad de ese tiempo, entre el santo y el pecador, entre lo puro y lo impuro, la separación tenía que ser neta. Pero la actitud de Jesús es diversa. Desde el inicio de su ministerio en Galilea, Él se acerca a los leprosos, a los endemoniados, a todos los enfermos y los marginados. Un comportamiento de este tipo no era para nada habitual, tanto es así que esta simpatía de Jesús por los excluidos, los “intocables”, será una de las cosas que más desconcertaran a sus contemporáneos. Ahí donde hay una persona que sufre, Jesús se hace cargo, y ese sufrimiento se hace suyo. Jesús no predica que la condición de pena debe ser soportada con heroísmo, a la manera de los filósofos estoicos. Jesús comparte el dolor humano, y cuando lo encuentra, de su interior emerge esa actitud que caracteriza el cristianismo: la misericordia. Jesús, ante el dolor humano siente misericordia; el corazón de Jesús es misericordioso. Jesús siente compasión. Literalmente: Jesús siente estremecer sus vísceras. Cuantas veces en los evangelios encontramos reacciones de este tipo. El corazón de Cristo encarna y revela el corazón de Dios, y ahí donde existe un hombre o una mujer que sufre, quiere su sanación, su liberación, su vida plena. Es por esto que Jesús abre los brazos a los pecadores. Cuanta gente perdura también hoy en una vida equivocada porque no encuentra a nadie disponible a mirarlo o verlo de modo diverso, con los ojos, mejor dicho, con el corazón de Dios, es decir, mirarlos con esperanza. Jesús en cambio, ve una posibilidad de resurrección incluso en quien ha acumulado tantas elecciones equivocadas. Jesús siempre está ahí, con el corazón abierto; donando esa misericordia que tiene en el corazón; perdona, abraza, entiende, se acerca… ¡Eh, así es Jesús! A veces olvidamos que para Jesús no se ha tratado de un amor fácil, de poco precio. Los evangelios registran las primeras reacciones negativas en relación a Jesús justamente cuando Él perdonó los pecados de un hombre (Cfr. Mc 2,1-12). Era un hombre que sufría doblemente: porque no podía caminar y porque se sentía “equivocado”. Y Jesús entiende que el segundo dolor es más grande que el primero, tanto que lo acoge enseguida con un anuncio de liberación: «Hijo, tus pecados te son perdonados» (v. 5). Libera de aquel sentimiento de opresión de sentirse equivocado. Es entonces que algunos escribas – aquellos que se creen perfectos: yo pienso en tantos católicos que se creen perfectos y desprecian a los demás… es triste esto – algunos escribas allí presentes se escandalizan por las palabras de Jesús, que suenan como una blasfemia, porque sólo Dios puede perdonar los pecados. Nosotros que estamos acostumbrados a experimentar el perdón de los pecados, quizás demasiado a “buen precio”, deberíamos algunas veces recordarnos cuanto le hemos costado al amor de Dios. Cada uno de nosotros ha costado bastante: ¡la vida de Jesús! Él lo habría dado por cada uno de nosotros. Jesús no va a la cruz porque cura a los enfermos, porque predica la caridad, porque proclama las bienaventuranzas. El Hijo de Dios va a la cruz sobre todo porque perdona: perdona los pecados, porque quiere la liberación total, definitiva del corazón del hombre. Porque no acepta que el ser humano consuma toda su existencia con este “tatuaje” imborrable, con el pensamiento de no poder ser acogido por el corazón misericordioso de Dios. Y con estos sentimientos Jesús va al encuentro: de los pecadores, de los cuales todos nosotros somos los primeros. Así los pecadores son perdonados. No solamente son consolados a nivel psicológico: el perdón nos consuela mucho, porque son liberados del sentimiento de culpa. Jesús hace mucho más: ofrece a las personas que se han equivocado la esperanza de una vida nueva. “Pero, Señor, yo soy un trapo” – “Pero, mira adelante y te hago un corazón nuevo”. Esta es la esperanza que nos da Jesús. Una vida marcada por el amor. Mateo el publicano se convierte en apóstol de Cristo: Mateo, que era un traidor de la patria, un explotador de la gente. Zaqueo, rico corrupto: este seguramente tenía un título en coimas, ¿eh?, Zaqueo, rico corrupto de Jericó, se transforma en un benefactor de los pobres. La mujer de Samaria, que tenía cinco maridos y ahora convive con otro, recibe la promesa del “agua viva” que podrá brotar por siempre dentro de ella. (Cfr. Jn 4,14). Y así, cambia el corazón, Jesús; hace así con todos. Nos hace bien pensar que Dios no ha elegido como primera amalgama para formar su Iglesia a las personas que no se equivocan jamás. La Iglesia es un pueblo de pecadores que experimentan la misericordia y el perdón de Dios. Pedro ha entendido más la verdad de sí mismo al canto del gallo, en vez que de sus impulsos de generosidad, que le henchían el pecho, haciéndolo sentir superior a los demás. Hermanos y hermanas, somos todos pobres pecadores, necesitados de la misericordia de Dios que tiene la fuerza de transformarnos y devolvernos la esperanza, y esto cada día. ¡Y lo hace! Y a la gente que ha entendido esta verdad fundamental, Dios regala la misión más bella del mundo, es decir, el amor por los hermanos y las hermanas, y el anuncio de una misericordia que Él no niega a ninguno. Y esta es nuestra esperanza. Vayamos adelante con esta confianza en el perdón, en el amor misericordioso de Jesús. Gracias. (Traducción del italiano, Renato Martinez – Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Jesús se conmueve y sale al encuentro de los pecadores, dijo el Papa en la Catequesis 30 sobre la esperanza

Dc, 09/08/2017 - 12:37pm
(Radio Vaticana).- La cercanía del Señor hacia los descartados, especialmente hacia los pecadores, recibió las críticas de sus coetáneos, que lo tacharon de blasfemo por arrogarse el poder de perdonar pecados. Ante esta incomprensión, el Hijo de Dios murió en la cruz para perdonar nuestras faltas y para que podamos ser auténticamente libres, expresó Francisco en la Catequesis 30 sobre la esperanza cristiana, que tituló, El Perdón de Dios: motor de la esperanza, y que impartió en el Aula Paulo VI el 09 de agosto de 2017. jesuita Guillermo Ortiz VOZ DE FRANCISCO EN ESPAÑOL Y TEXTO DEL RESUMEN Queridos hermanos y hermanas: Hoy reflexionamos sobre el perdón como motor de nuestra esperanza. Jesús en el Evangelio, con corazón misericordioso, se conmueve ante el dolor de los que sufren y sale al encuentro de los pecadores. La cercanía del Señor hacia los descartados, especialmente hacia los pecadores, recibió las críticas de sus coetáneos, que lo tacharon de blasfemo por arrogarse el poder de perdonar pecados. Ante esta incomprensión, el Hijo de Dios murió en la cruz para perdonar nuestras faltas y para que podamos ser auténticamente libres. La Iglesia no se formó por hombres intachables, sino por personas que pudieron experimentar el perdón de Dios. Pedro aprendió más de sí mismo cuando cayó en la cuenta, al cantar el gallo, de que había renegado a su maestro, que cuando se mostraba superior a los demás con sus ímpetus y formas espontáneas. También Mateo, Zaqueo y la Samaritana, pese a sus fallos, recibieron del Señor la esperanza de una nueva vida al servicio del prójimo. Hermanos, todos estamos necesitados de la misericordia de Dios, una fuerza que nos transforma y nos devuelve cada día la esperanza. ******************** Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular los grupos provenientes de España y Latinoamérica. Veo que hay españoles, panameños, colombianos, mejicanos, cuanto latinoamericano hay hoy. Los exhorto a ser testigos de ese amor en medio de los hermanos y anunciadores de la misericordia que el Señor no niega a nadie. Que Dios los bendiga.     (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

“Unidos en la esperanza”. Video mensaje del Papa Francisco al pueblo peruano

Dll, 07/08/2017 - 1:14pm
(RV).- “Queridos hermanos y hermanas peruanos, dentro de poco los visitaré, tengo muchas ganas de ir, ustedes son un pueblo de mucha reserva. Y la reserva más linda que puede tener un pueblo es la reserva de los santos, ustedes tienen tantos santos y grandes santos que marcaron Latinoamérica”, es el saludo que el Papa Francisco envió un video mensaje al pueblo peruano , a través del Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, con motivo de su próxima Visita Apostólica a este país en programa del 18 al 21 de enero de 2018 . Así mismo, el Arzobispado de Lima informó que, el Santo Padre pidió a todos los peruanos que trabajen por la “unidad” siguiendo el ejemplo de los santos peruanos. “Los santos hicieron la construcción de la Iglesia – afirma el Papa – es decir de la dispersión a la unidad, un santo siempre trabaja en esa línea, de lo que está disperso a la unidad, que es lo que hizo Jesús. Un cristiano tiene que seguir ese camino y por qué no un peruano – también – con tantos santos peruanos, trabajar por la unidad, quien trabaja por la unidad mira adelante y adelante se puede mirar con escepticismo, con amargura, un cristiano no puede, un cristiano mira adelante con esperanza, porque espera lograr eso que el Señor le prometió”. Finalmente, el Papa Francisco dejó una tarea a todos los peruanos en espera de su Visita el próximo 18 de enero de 2018. “Nos veremos pronto – dice el Papa – pero mientras tanto: Unidad y esperanza, trabajen en eso. Rezo por ustedes, ustedes háganlo por mí”. (Renato Martinez – Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Ángelus: la Trasfiguración del Señor es un mensaje de esperanza

Dg, 06/08/2017 - 2:39pm
(RV).- En el domingo en que la liturgia celebra la Fiesta de la Trasfiguración del Señor, el Santo Padre Francisco antes de rezar la oración mariana del Ángelus con los fieles y peregrinos procedentes de numerosos países que se dieron cita a mediodía en la Plaza de San Pedro, explicó lo que relata la página evangélica del día. El Papa Bergoglio afirmó que el evento de la Trasfiguración del Señor nos ofrece un mensaje de esperanza. Sí, porque nos invita a encontrar a Jesús para estar al servicio de los hermanos. El Obispo de Roma insistió en que estamos llamados a redescubrir el silencio pacificante y regenerarte de la meditación del Evangelio, que conduce hacia una meta rica de belleza, de esplendor y de alegría . Y en esta perspectiva, dijo que el tiempo veraniego es un momento providencial para acrecentar nuestra búsqueda y compromiso de encuentro con el Señor, puesto que en este período, los estudiantes están libres de las obligaciones escolares y numerosas familias se van de vacaciones. De ahí la importancia del descanso y del desprendimiento de las ocupaciones cotidianas, para volver a templar las fuerzas del cuerpo y del espíritu, profundizando el camino espiritual. Hacia el final de su reflexión, el Pontífice dijo que transformados por la presencia de Cristo y por el ardor de su palabra, seremos signos concreto del amor vivificante de Dios por todos nuestros hermanos, especialmente por quienes sufren, por cuantos se encuentran en la soledad y en el abandono, por los enfermos y por la multitud de hombres y de mujeres que, en diversas partes del mundo, son humillados por la injusticia, la prepotencia y la violencia . A María, a la que vemos como a la “Virgen de la Escucha” – concluyó diciendo Francisco – siempre dispuesta a acoger y custodiar en su corazón cada palabra de su Hijo Divino, le encomendamos las vacaciones de todos, para que sean serenas y proficuas y, sobre todo, encomendamos el verano de cuantos no pueden irse de vacaciones porque se sienten impedidos a causa de su edad avanzada o por falta de salud o de trabajo y restricciones económicas o por otros problemas, a fin de que sea, de todos modos, un tiempo de distensión, regocijado por la presencia de amigos y momentos dichosos. Después de rezar a la Madre de Dios, el Papa Francisco saludó afectuosamente a los  queridos hermanos y hermanas presentes en la Plaza de San Pedro desafiando el gran calor del verano romano. “Hoy – dijo el Santo Padre – están presentes diversos grupos de chicos y jóvenes. ¡Los saludo con gran afecto!”. Y de modo especial al grupo de la pastoral juvenil de Verona; a los jóvenes de Adria , Campodarsego y Offanengo . A todos – les dijo – les deseo un feliz domingo. Y concluyó – como suele hacer –  pidiendo que por favor, no se olviden de rezar por él. A la vez que deseó a todos buen almuerzo y se despidió con un “¡hasta la vista”!.  (María Fernanda Bernasconi - RV). Texto y audio completo de las palabras del Papa Francisco en el Ángelus Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! Este domingo, la liturgia celebra la fiesta de la Transfiguración del Señor. La hodierna página evangélica, lo hemos escuchado, narra que los apóstoles Pedro, Santiago y Juan fueron testigos de este evento extraordinario. Jesús los tomó consigo «y los llevó aparte a un monte elevado» (Mt 17,1) y, mientras oraba, su rostro cambió de aspecto, brillando como el sol, y sus vestiduras se volvieron cándidas como la luz. Se les aparecieron entonces Moisés y Elías, y se pusieron a dialogar con Él. A este punto, Pedro dice a Jesús: «Señor, ¡qué bien estamos aquí! Si quieres, levantaré aquí mismo tres carpas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías» (v. 4). No había aún terminado de hablar, cuando una nube luminosa los cubrió. El evento de la Transfiguración del Señor nos ofrece un mensaje de esperanza – así seremos nosotros, con Él – nos invita a encontrar a Jesús, para estar al servicio de los hermanos. La subida de los discípulos hacia el monte Tabor nos lleva a reflexionar sobre la importancia de desprendernos de las cosas mundanas, para efectuar un camino hacia lo alto y contemplar a Jesús. Se trata de disponernos a la escucha atenta y orante del Cristo, el Hijo amado del Padre, buscando momentos íntimos de oración que permitan la acogida dócil y gozosa de la Palabra de Dios. En esta elevación espiritual, en este desprendimiento de las cosas mundanas, estamos llamados a redescubrir el silencio pacificante y regenerante de la meditación del Evangelio, de la lectura de la Biblia, que conduce hacia una meta rica de belleza, de esplendor y de alegría. Y cuando nosotros nos ponemos así, con la Biblia en la mano, en silencio, comenzamos a sentir esta belleza interior, esta alegría que nos da la Palabra de Dios en nosotros. En esta perspectiva, el tiempo veraniego es un momento providencial para acrecentar nuestro empeño de búsqueda y de encuentro con el Señor. En este periodo, los estudiantes están libres de las obligaciones escolares y muchas familias realizan sus vacaciones; es importante que en el periodo de descanso y de desapego de las ocupaciones cotidianas, se puedan fortificar las fuerzas del cuerpo y del espíritu, profundizando en el camino espiritual. Al finalizar la experiencia maravillosa de la Transfiguración, los discípulos bajaron de la montaña (Cfr. v. 9) con los ojos y el corazón transfigurados por el encuentro con el Señor. Es el recorrido que podemos realizar también nosotros. El redescubrimiento siempre más vivo de Jesús no es un fin en sí mismo, sino nos induce a “bajar de la montaña”, recargados por la fuerza del Espíritu divino, para decidir nuevos pasos de auténtica conversión y para testimoniar constantemente la caridad, como ley de vida cotidiana. Transformados por la presencia de Cristo y por el ardor de su palabra, seremos signo concreto del amor vivificante de Dios para todos nuestros hermanos, especialmente para quienes sufren, para cuantos se encuentran en la soledad y en el abandono, para los enfermos y para la multitud de hombres y de mujeres  que, en diversas partes del mundo, son humillados por la injusticia, la prepotencia y la violencia. En la Transfiguración se oye la voz del Padre celestial que dice: «Este es mi Hijo amado. Escúchenlo» (v.5). Miramos a María, la Virgen de la escucha, siempre dispuesta a acoger y custodiar en su corazón cada palabra del Hijo divino (Cfr. Lc 1,52). Quiera nuestra Madre y Madre de Dios ayudarnos a entrar en sintonía con la Palabra de Dios, para que Cristo se convierta en luz y guía de toda nuestra vida. A Ella le encomendamos las vacaciones de todos, para que sean serenas y proficuas, pero sobre todo por el verano de cuantos no pueden ir de vacaciones porque están impedidos por la edad, por motivos de salud o de trabajo, por restricciones económicas o por otros problemas, para que sea de todos modos un tiempo de distención, animado por la presencia de amigos y de momentos dichosos. (Traducción del italiano, Renato Martinez – Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Dolor del Papa Francisco por la muerte del Cardenal Dionigi Tettamanzi

Ds, 05/08/2017 - 3:52pm
(RV).- “Pienso con afecto y recuerdo con gratitud la intensa obra cultural y pastoral desarrollada por este benemérito hermano que en su fecunda existencia ha testimoniado con alegría el Evangelio y ha servido dócilmente a la Iglesia”. Es el recuerdo que el Papa Francisco expresó en un telegrama tras conocer la noticia de la muerte del Cardenal Dionigi Tettamanzi, acaecida este sábado, 5 de agosto en Milán, a la edad 83 años. En el mensaje, dirigido al Cardenal Angelo Scola, Administrador Apostólico de Milán, el Santo Padre manifiesta su sentido pésame a los familiares y a esta comunidad diocesana, que lo incluye entre sus hijos más ilustres y entre sus pastores más admirables y amados. “Pienso con afecto y recuerdo con gratitud la intensa obra cultural y pastoral desarrollada por este benemérito hermano – escribe el Papa – que en su fecunda existencia ha testimoniado con alegría el Evangelio y ha servido dócilmente a la Iglesia, primero como presbítero en la Arquidiócesis de Milán, luego como Obispo en Ancona-Osimo, Secretario de la Conferencia Episcopal Italiana, Arzobispo de Génova, luego en la Dilecta Iglesia Ambrosiana, y finalmente como Administrador Apostólico de Vigevano”. “Siempre se distinguió como Pastor solicito – precisa el Pontífice – totalmente dedicado a las necesidades y al bien de los sacerdotes y de todos los fieles, con una peculiar atención a los temas de la familia, del matrimonio y de la bioética, del cual era particularmente experto”. Antes de concluir su mensaje, el Papa Francisco eleva su oración al Señor para que, “por intercesión de la Bienaventurada Virgen María, acoja a este fiel servidor suyo, que lo ha tanto amado, en el gozo y en la paz eterna, y de corazón, agrega el Papa, imparte su bendición apostólica a todos aquellos que lloran su pérdida, con un pensamiento especial para cuantos lo han amorosamente asistido en estos últimos días de su enfermedad”. Renato Martinez – Radio Vaticano (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Venezuela: Mons. Moronta "Que no disminuya la solidaridad"

Dv, 04/08/2017 - 6:36pm
Mons. Moronta, Crisis Venezuela: si hay sanciones, que la primera sea la de no vender armas. (RV).- Nueva intervención de la Santa Sede por la situación de crisis en la República Bolivariana de Venezuela: en el día en que se establecen los 545 miembros de la Asamblea Nacional Constituyente el Papa hace llegar su mensaje directamente y a través de la Secretaría de Estado, solicitando explícitamente que se eviten o se suspendan las iniciativas en curso como la nueva Constituyente que – se lee en el comunicado – más que favorecer la reconciliación y la paz, fomentan un clima de tensión y enfrentamiento e hipotecan el futuro. Mons. Mario Moronta, Obispo de la Diócesis de San Cristóbal, habló con Radio Vaticana sobre los últimos acontecimientos: Tengo en mis manos el comunicado de la Santa Sede que viene en cierto modo, a ratificar lo que los obispos no sólo le hemos comunicado al Papa sino también al pueblo de Dios, sobre la necesidad de un cambio de rumbo, y sobre todo que no se tenga la Asamblea Nacional Constituyente que, según está previsto, debería instalarse en el mediodía de este viernes. Esperamos que haya aún una posibilidad de retomar el camino del diálogo, del encuentro.   La gente vive con un gran sentido de frustración y de dolor la situación que se ha creado, sobre todo porque la Asamblea Nacional Constituyente que se quiere imponer además de haber sido votada el pasado domingo, no lo fue ni siquiera con el quince por ciento de los votos del padrón electoral, lo cual agrava la situación. El Consejo Nacional Electoral ha dicho que son ocho millones los votantes, lo cual no es cierto, hay una manipulación de las cifras y de los resultados. Este comunicado del Santo Padre y de la Santa Sede viene a ser un respaldo a todo lo que estamos haciendo no sólo los obispos sino también muchos dirigentes de otras comunidades religiosas, que están pendientes y preocupados por la situación del país. A la vez es un mensaje en el cual se ve no sólo la preocupación del Papa, sino su verdadero y apremiante llamado para que se evite toda forma de violencia, como bien indica el comunicado. Este comunicado está comenzando a ser difundido en Venezuela y creo que va a tener un buen eco tanto en la población y ojalá que también tenga un buen eco en el gobierno y en los dirigentes políticos de la oposición. En el día en que se votó la Asamblea usted envió un mensaje al pueblo de Dios.  A los dirigentes del Gobierno les pidió que atienda el deseo del pueblo, por elecciones regionales y nacionales este mismo año. ¿Cuáles han sido las excusas del gobierno para no convocar a elecciones? Hasta ahora no hay respuesta. El gobierno desde hace tiempo viene indicando el camino de la Constituyente como manera para restablecer la paz social, pero no hay señal de cambios. Sin embargo ayer o antes de ayer el gobierno habló de la posibilidad de abrir a elecciones regionales este año e invitó, a través del CNE, para que se inscriban los candidatos para las regionales en este fin de semana y en los primeros tres días de la semana que viene. Esto podría ser una posibilidad de apertura pero lo sería más si se desistiera de la Asamblea Nacional Constituyente. Monseñor, otro pedido directo en su mensaje fue a las FANB para que cesen con la zozobra difundida en la sociedad venezolana en este momento, y para que defienda la democracia. En ese sentido, ¿se puede decir que estamos ante una dictadura militarizada?, o más bien, ¿existe el peligro real de volver al régimen de seguridad nacional que tanto daño hizo en América Latina en los años sesenta? Creo que este llamado que no sólo hice yo sino todo el Episcopado, de que las Fuerzas Armadas estén al lado de quien tienen que estar, que es del lado de la Constitución y del pueblo, no de una parcialidad política, hay que mantenerlo. Ellos juraron por la Constitución defender el pueblo y la democracia, y no pueden convertirse ahora en una democracia dictatorial, si se pudiera hablar en esos términos. Algunos militares han reaccionado diciendo que hay que pensar, pero otros están como enfrascados en el tema de una obediencia al presidente. Creo que la Guardia Nacional, que es la que más ha ido contra los manifestantes y contra el pueblo, debe recibir este mensaje. Así como nosotros pedimos a todo el mundo la conversión, pedimos a las Fuerzas Armadas que se conviertan, y que se pongan de parte de los derechos humanos. Creo que es importante que las FANB hagan caso a Dios y actúen con temor de Dios. Es lo que les estamos pidiendo. ¿Existe el peligro de una guerra civil? No creo ni deseo que haya una guerra civil. Más bien hay un peligro de confrontaciones entre grupos de hermanos, o de algunos grupos que se han ido armando. Para  mí lo más peligroso en este momento es el cansancio de la gente, del pueblo, que está sufriendo el hambre. Hay mucha gente con hambre, con necesidad de alimentos, de medicamentos, y de otras cosas, como la seguridad; y puede llegar el momento de una explosión social que puede degenerar en una situación de caos. Lamentablemente hay mucha gente que se está yendo del país: aquí en la frontera vemos todos los días cantidad de familias que van hacia Colombia buscando lugares adonde ir, y en donde ser recibidos. Más que de una guerra civil, el peligro es de confrontaciones o de posibles levantamientos populares. No sólo por rechazar el régimen político, sino sobre todo por la situación de abandono y de burla que están viviendo en este momento. Otro de los problemas generados es aquel de la migración: las últimas cifras, en particular las del último año, demuestran “una diáspora sin precedentes”, tal como ha llamado la migración actual venezolana la Red Eclesial CLAMOR, denunciando en la última declaración, además el problema de la trata de personas el de la esclavitud sexual, y señalando la venta de la arepa que se está convirtiendo en un símbolo de la lucha por el trabajo que tiene el pueblo venezolano en este momento, en los países de frontera. En ese sentido ¿cuál es la situación de los jóvenes en relación a la migración? ¿Han encontrado colaboración de los países hermanos? Muchos de los jóvenes nacieron en este período, llamémosle revolucionario, y están reaccionando porque no ven futuro. Algunos se están yendo del país, otros luchan, otros tal vez apelan a la violencia,  pero el desconsuelo y la falta de visión de futuro que no se les ofrece, está golpeando mucho a los jóvenes. Por otra parte, como he indicado públicamente, estamos sumamente agradecidos por la fraternidad de los países y del episcopado, concretamente el de Colombia, en particular el de la diócesis de Cúcuta, que no sólo nos ayuda para conseguir insumos para los orfanatos y seminarios, sino que está recibiendo continuamente a tantas personas que están pasando día a día las fronteras. Mantenemos un contacto directo con el obispo de Cúcuta y con las oficinas que tienen que ver con la pastoral social. Quiero reconocer públicamente este gesto de caridad de todos los países y particularmente de la Diócesis de Cúcuta.   Monseñor, para finalizar, ¿desea enviar un mensaje a la comunidad internacional y a los pueblos hermanos de Latinoamérica? El mensaje es que no disminuya la solidaridad. Yo le haría un llamamiento sobre todo a los países de Europa y a los EE.UU. que hablan de poner sanciones: creo que una de las primeras sanciones que tendrían que poner es la de no vender armas. No vender armas ni al gobierno ni a los grupos violentos de cualquier signo, que están presentes no sólo en Venezuela sino en América Latina. Si hay una solidaridad y preocupación de los países europeos y de otros países tiene que ser más por la gente que por intereses económicos. Sé bien que hay muchos países europeos que están preocupados no por la gente, no por la situación política, sino por los intereses económicos y políticos que tienen en Venezuela. El llamado es a que no vendan armas, ni al gobierno ni a los grupos armados de Venezuela ni de cualquier parte del mundo. (Griselda Mutual – Radio Vaticano)   (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Comunicado de la Santa Sede ante la crisis en Venezuela

Dv, 04/08/2017 - 3:25pm
(RV).- La Secretaría de Estado del Vaticano ha emitido un comunicado en el que el Papa Francisco manifiesta su enorme preocupación ante la situación que vive el pueblo venezolano , dirigiendo un apremiante llamamiento a la sociedad venezolana para que sea evitada toda forma de violencia e invitando a los fieles de todo el mundo a rezar intensamente por Venezuela . Además, la Santa Sede en dicho comunicado, pide a todos los actores políticos y en particular al Gobierno de Venezuela el respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales . COMUNICADO DE LA SECRETARÍA DE ESTADO La Santa Sede manifiesta nuevamente su profunda preocupación por la radicalización y el agravamiento de la crisis en la República Bolivariana de Venezuela, por el aumento de los muertos, de los heridos y de los detenidos. El Santo Padre, directamente y a través de la Secretaría de Estado, sigue de cerca dicha situación y sus implicaciones humanitarias, sociales, políticas, económicas e incluso espirituales, asimismo asegura su constante oración por el País y por todos los venezolanos, mientras invita a los fieles de todo el mundo a rezar intensamente por esta intención. Al mismo tiempo, la Santa Sede pide a todos los actores políticos, y en particular al Gobierno, que se asegure el pleno respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, como también de la vigente Constitución; se eviten o se suspendan las iniciativas en curso como la nueva Constituyente que, más que favorecer la reconciliación y la paz, fomentan un clima de tensión y enfrentamiento e hipotecan el futuro; se creen las condiciones para una solución negociada de acuerdo con las indicaciones expresadas en la carta de la Secretaría de Estado del 1 de diciembre de 2016, teniendo en cuenta el grave sufrimiento del pueblo a causa de las dificultades para obtener alimentos y medicamentos, y por la falta de seguridad. La Santa Sede dirige, finalmente, un apremiante llamamiento a toda la sociedad para que sea evitada toda forma de violencia, invitando, en particular, a las Fuerzas de seguridad a abstenerse del uso excesivo y desproporcionado de la fuerza. (Radio Vaticana)   (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Intención de oración universal del Papa en el mes de agosto: Por los artistas

Dv, 04/08/2017 - 2:23pm
A los que con apasionada entrega buscan nuevas « epifanías » de la belleza para ofrecerlas al mundo a través de la creación artística. «Dios vio cuanto había hecho, y todo estaba muy bien » (Gn 1, 31) (RV).- “Por los artistas de nuestro tiempo, para que a través de las obras de su creatividad, nos nos ayuden a descubrir la belleza de la creación”: es la intención de oración del Papa para el mes de agosto 2017,  a la que el Pontífice dedica El Video del Papa explicando la importancia de las artes, capaces de expresar “la belleza de la fe” y proclamar el “mensaje de la grandeza de la creación de Dios”. En el Video, Francisco explica cómo a través de una obra de arte o de una maravilla de la naturaleza se puede descubrir que “cada cosa” nos habla de Dios y de su amor. De ahí su invitación a orar por los artistas de nuestro tiempo “para que, a través de las obras de su creatividad, nos ayuden a descubrir la belleza de la creación”. Escuchemos al Papa en el Video: (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Aprecio del Papa por la labor de los Caballeros de Colón

Dj, 03/08/2017 - 3:58pm
(RV).- El Cardenal Pietro Parolin , Secretario de Estado de Su Santidad , envió un mensaje en nombre del Papa a los Caballeros de Colón con motivo de su 135ª Convención celebrada del 1º al 3 de agosto en la ciudad estadunidense de San Luis , Misuri . Dirigiéndose al Caballero Supremo, Carl Anderson, el Cardenal Parolin manifiesta que el Santo Padre le ha pedido que le exprese sus mejores deseos a todos los presentes, con la seguridad de su cercanía en la oración. En cuanto al tema de la Convención de este año – Convencidos del Amor de Dios y de su Poder – en el texto se destaca la fuente secreta de toda la vida cristiana y su misión, a saber, la convicción de que el amor salvador de Dios , revelado en la muerte y resurrección de su Hijo y derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo, nos impulsa a compartir la Buena Nueva de la salvación con cada hombre y mujer. Sí, porque es precisamente esta “convicción” la que subyace en el entusiasmo por la evangelización, por la que – como se lee en la Exhortación apostólica del Papa Francisco ,   Evangelli Gaudium – “Tenemos un tesoro de vida y de amor que es lo que no puede engañar, el mensaje que no puede manipular ni desilusionar”. El Santo Padre ha observado con frecuencia – escribe el Cardenal Secretario de Estado – que en nuestros días, “ se libra una guerra paso a paso, pues una sed escandalosa de poder y dominación, ya sea económica, política o militar lleva a nuestra familia humana a una violencia, una injusticia y un sufrimiento incalculables”. De ahí que el Purpurado recuerde que el Pontífice “ha pedido a los cristianos de todo el mundo, realmente convencidos del poder infinito del amor de Dios, que rechacen esta mentalidad y que combatan el crecimiento de una cultura global de la indiferencia que descarta al más pequeño de nuestros hermanos y hermanas”. Asimismo destaca que Su Santidad aprecia de forma especial los esfuerzos incesantes de los Caballeros de Colón por defender y promover la santidad del matrimonio y la dignidad y belleza de la vida familiar . A la vez que recuerda que en su Exhortación apostólica Amoris Laetita – en la que se hace eco de las preocupaciones expresadas por el Sínodo de los Obispos de 2015 – vinculó la vida familiar saludable a la salud de la sociedad en general y enfatizó la tarea especial de la educación que, en el plan de Dios, se confía a los padres cristianos”. Por último, el Cardenal Pietro Parolin escribe que el Papa Francisco le ha solicitado que “exprese su gratitud por el compromiso de los Caballeros” para apoyar a nuestros hermanos cristianos en Oriente Medio con su testimonio de fidelidad al Señor y que en ocasiones se ha vivido mediante un gran costo personal. También afirma que “el Fondo de Auxilio para Refugiados de los Caballeros de Colón” es un signo elocuente del firme compromiso de su Orden para con la solidaridad y la comunión con los demás hermanos cristianos. También recuerda que el Santo Padre “una vez más pide a los Caballeros y a sus familias que oren por los necesitados, por la conversión de los corazones y por el fin de la espiral de violencia, odio e injusticia en esa región”. Con estos sentimientos – concluye el mensaje del Cardenal Secretario de Estado – Su Santidad encomienda las deliberaciones de la 135ª Convención Suprema a la intercesión de María, Madre de la Iglesia, y asegura a los Caballeros y sus familias que los recordará especialmente en sus oraciones. Con gran afecto imparte su Bendición Apostólica como una promesa de fuerza y paz en el Señor. (María Fernanda Bernasconi – RV). (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Activo el sitio web de la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá 2019

Dj, 03/08/2017 - 2:14pm
Desde el 31 de julio está ya activo el sitio web de la Jornada Mundial de la Juventud 2019 de Panamá www.panama2019.pa . El sitio, disponible en cinco lenguas – español, inglés, francés, italiano y portugués – muestra en la página principal la cuenta al revés, en tiempo real, de los días, las horas, los minutos y segundos que faltan a la cita de enero 2019 en el país centroamericano. La fecha elegida no es casual porque coincide con el aniversario del anuncio, de parte del Papa Francisco en Polonia, de la elección de Panamá como sede de la Jornada Mundial de la Juventud 2019, nota el arzobispo José Domingo Ulloa. La página inicial muestra una imagen estilizada que resume en una línea de horizonte las diversas realidades paisajísticas de la nación: las montañas, la cinta costera, las antiguas iglesias, los modernos rascacielos, los puentes y el conocido canal navegable que une los dos océanos. Todo acompañado por el tema mariano elegido para la ocasión: “He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu Palabra” (Lucas 1’ 38). La sección principal de nuevo sitio web se completa con el video mensaje del Papa Francisco , difundido el Domingo de Ramos 2017, y una invitación a conocer el país, con la intención de parte de los organizadores de poner en contacto e informar a los jóvenes de todo el mundo hasta la Jornada, en programa del 22 al 27 de enero 2019 . (MCM-RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa en la catequesis: “El Bautismo nos hace ser portadores de Jesús al mundo”

Dc, 02/08/2017 - 1:37pm
(RV).- “¡Qué gracia cuando un cristiano se hace verdaderamente un ‘cristóforo’, ¿qué quiere decir cristóforo? Quiere decir, ‘portador de Jesús’ al mundo!”, con estas palabras el Papa Francisco explicó en la Audiencia General del primer miércoles de agosto, que el Bautismo es la puerta de la esperanza. Continuando su ciclo de catequesis sobre “la esperanza”, el Obispo de Roma recordó algunos ritos del Bautismo. “Los antiguos ritos del Bautismo – afirmó el Papa – proveían que los catecúmenos emitieran la primera parte de su profesión de fe teniendo la mirada dirigida hacia occidente. Y en esa posición eran interrogados: ¿Renuncian a Satanás, a su servicio y a sus obras? – Y los futuros cristianos repetían en coro: ¡Renuncio!. Luego se giraban hacia el ábside, en dirección de oriente, donde nace la luz, y los candidatos al Bautismo eran nuevamente interrogados: ¿Creen en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo?. Y esta vez respondían: ¡Creo!”. En los tiempos modernos, precisó el Pontífice, se ha parcialmente perdido el encanto de este rito: hemos perdido la sensibilidad del lenguaje del cosmos. “Nos ha quedado naturalmente la profesión de fe – subrayó el Papa Francisco – hecha según la interrogación bautismal, que es propio de la celebración de algunos sacramentos. Ésta permanece de todos modos intacta en su significado. Los cristianos no están eximidos de las tinieblas, externas y también internas. No viven fuera del mundo, pero, por la gracia de Cristo recibido en el Bautismo, son hombres y mujeres “orientados”: no creen en la oscuridad, sino en el resplandecer del día; no sucumben en la noche, sino esperan la aurora; no son derrotados por la muerte, sino anhelan el resucitar; no son doblegados por el mal, porque confían siempre en las infinitas posibilidades del bien. Texto completo de la catequesis del Papa Francisco Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! Existió un tiempo en el cual las iglesias estaban orientadas hacia el este. Se entraba en el edificio sagrado por una puerta abierta hacia occidente y, caminando en la nave, se dirigía hacia oriente. Era un símbolo importante para el hombre antiguo, una alegoría que en el curso de la historia ha progresivamente decaído. Nosotros hombres de la época moderna, mucho menos acostumbrados a coger los grandes signos del cosmos, casi nunca nos damos cuenta de un detalle particular de este tipo. El occidente es el punto cardinal del ocaso, donde muere la luz. El oriente, en cambio, es el lugar donde las tinieblas son vencidas por la primera luz de la aurora y nos recuerda al Cristo, Sol surgido de lo alto al horizonte del mundo (Cfr. Lc 1,78). Los antiguos ritos del Bautismo proveían que los catecúmenos emitieran la primera parte de su profesión de fe teniendo la mirada dirigida hacia occidente. Y en esa posición eran interrogados: “¿Renuncian a Satanás, a su servicio y a sus obras?” – Y los futuros cristianos repetían en coro: “¡Renuncio!”. Luego se giraban hacia el ábside, en dirección de oriente, donde nace la luz, y los candidatos al Bautismo eran nuevamente interrogados: “¿Creen en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo?”. Y esta vez respondían: “¡Creo!”. En los tiempos modernos se ha parcialmente perdido el encanto de este rito: hemos perdido la sensibilidad del lenguaje del cosmos. Nos ha quedado naturalmente la profesión de fe, hecha según la interrogación bautismal, que es propio de la celebración de algunos sacramentos. Esta permanece de todos modos intacta en su significado. ¿Qué cosa quiere decir ser cristianos? Quiere decir mirar a la luz, continuar a hacer la profesión de fe en la luz, incluso cuando el mundo está envuelto por la noche y las tinieblas. Los cristianos no están eximidos de las tinieblas, externas y también internas. No viven fuera del mundo, pero, por la gracia de Cristo recibido en el Bautismo, son hombres y mujeres “orientados”: no creen en la oscuridad, sino en el resplandecer del día; no sucumben en la noche, sino esperan la aurora; no son derrotados por la muerte, sino anhelan el resucitar; no son doblegados por el mal, porque confían siempre en las infinitas posibilidades del bien. Y esta es nuestra esperanza cristiana. La luz de Jesús, la salvación que nos trae Jesús con su luz y nos salva de las tinieblas. ¡Nosotros somos aquellos que creen que Dios es Padre: esta es la luz! No somos huérfanos, tenemos un Padre y nuestro Padre es Dios. ¡Creemos que Jesús ha venido en medio de nosotros, ha caminado en nuestra misma vida, haciéndose compañero sobre todo de los más pobres y frágiles: esta es la luz! ¡Creemos que el Espíritu Santo obra sin descanso por el bien de la humanidad y del mundo, e incluso los dolores más grandes de la historia serán superados: esta es la esperanza que nos vuelve a despertar cada mañana! ¡Creemos que todo afecto, toda amistad, todo buen deseo, todo amor, incluso aquellos más pequeños y descuidados, un día encontraran su cumplimiento en Dios: esta es la fuerza que nos impulsa a abrazar con entusiasmo nuestra vida todos los días! Y esta es nuestra esperanza: vivir en la esperanza y vivir en la luz, en la luz de Dios Padre, en la luz de Jesús Salvador, en la luz del Espíritu Santo que nos impulsa a ir adelante en la vida. Luego hay otro signo muy bello de la liturgia bautismal que nos recuerda la importancia de la luz. Al final del rito, a los padres – si es un niño – o al mismo bautizado – si es un adulto – se le entrega una vela, cuya llama es encendida del cirio pascual. Se trata del gran cirio que en la noche de Pascua entra en la iglesia completamente oscura, para manifestar el misterio de la Resurrección de Jesús; de este cirio todos encienden la propia vela y transmiten la llama a los vecinos: en este signo esta la lenta propagación de la Resurrección de Jesús en la vida de todos los cristianos. La vida de la Iglesia – diré una palabra un poco fuerte – la vida de la Iglesia es contaminación de luz. Cuanta luz de Jesús tenemos nosotros los cristianos, cuanta más luz existe en la vida de la Iglesia más es viva la Iglesia. La vida de la Iglesia es contaminación de luz. La exhortación más bella que podemos dirigirnos recíprocamente es aquella de recordarnos siempre de nuestro Bautismo. Yo quisiera preguntarles: ¿Cuántos de ustedes se recuerdan la fecha de su Bautismo? No respondan porque alguien se avergonzará. Piensen. Yo no lo recuerdo. Bien, hoy tienen una tarea para la casa, ir donde la mamá, al papá, a la tía, al tío, a la abuela, al abuelo y preguntarle: ¿Cuál es la fecha de mi bautismo? Y no olvidarlo nunca. ¿Está claro? ¿Lo harán? Hoy aprenderán a recordar la fecha del Bautismo, que es la fecha del renacer, es la fecha de la luz, es la fecha en la cual – me permito una palabra – en la cual hemos sido contaminados por la luz de Cristo. Una tarea para la casa, recordar cual es la fecha del Bautismo. ¿Claro? Bien. Nosotros hemos nacido dos veces: la primera a la vida natural, la segunda, gracias al encuentro con Cristo, en la fuente bautismal. Ahí hemos muerto a la muerte, para vivir como hijos de Dios en este mundo. Ahí nos hemos convertido en humanos como jamás lo habríamos imaginado. Es por esto que todos debemos difundir el perfume del Crisma, con el cual hemos sido marcados en el día de nuestro Bautismo. En nosotros vive y opera el Espíritu de Jesús, primogénito de muchos hermanos, de todos aquellos que se oponen a la inevitabilidad de las tinieblas y de la muerte. ¡Qué gracia cuando un cristiano se hace verdaderamente un “cristóforo”, ¿qué quiere decir cristóforo? Quiere decir, “portador de Jesús” al mundo! Sobre todo para aquellos que están atravesando situaciones de luto, de desesperación, de oscuridad y de odio. Y esto se comprende de tantos pequeños detalles: de la luz que un cristiano custodia en los ojos, de la serenidad que no es quebrada ni siquiera en los días más complicados, del deseo de recomenzar a querer bien y caminar incluso cuando se han experimentado muchas desilusiones. En el futuro, cuando se escribirá la historia de nuestros días, ¿Qué se dirá de nosotros? ¿Qué hemos sido capaces de la esperanza, o quizás qué hemos puesto nuestra luz debajo del celemín? Si seremos fieles a nuestro Bautismo, difundiremos la luz de la esperanza, el Bautismo es el inicio de la esperanza, esa esperanza de Dios y podremos transmitir a la generaciones futuras razones de vida. Y para no olvidarme yo cual es la tarea para la casa, díganlo ustedes. ¡No escucho, recordar la fecha del propio Bautismo! (Traducción del italiano, Renato Martinez – Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Pàgines