El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

News.va Official Vatican Network

Subscriure a Canal News.va Official Vatican Network
Actualitzat: fa 1 hora 22 minuts

Papa: Jesús Resucitado transforma el mundo. Dios «soñador» que nos ama

Dc, 17/05/2017 - 1:22pm
(RV).- En su Audiencia general del miércoles de la quinta semana de Pascua, el Papa Francisco dedicó su catequesis a «María Magdalena Apóstol de la Esperanza» . Recordando a aquella que, según los Evangelios fue la primera en ver a Jesús Resucitado, el Obispo de Roma hizo hincapié en que «ella descubre el acontecimiento más sobrecogedor de la historia humana», cuando el Señor la llama por su nombre. Cuando Jesús la llama: «¡María!» revoluciona su vida . Es una revolución destinada a transformar la existencia de cada uno, reiteró el Papa Francisco, recordando que la felicidad que nos da el Señor con su Resurrección arrolla toda la vida. Cada uno de nosotros es una «historia de amor de Dios» y «nuestro Dios es un soñador que sueña la transformación del mundo y la realiza con el misterio de la Resurrección», dijo también el Santo Padre. (CdM – RV)   Texto completo y audio de la catequesis del Papa Francisco «Queridos hermanos y hermanas ¡buenos días! En estas semanas, nuestra reflexión se mueve, por decir así, en la órbita del misterio pascual. Hoy, encontramos a aquella que, según los Evangelios, fue la primera en ver a Jesús Resucitado: María Magdalena. Acababa de terminar el descanso del sábado. El día de la pasión no había habido tiempo para completar los ritos fúnebres; por ello, en ese amanecer lleno de tristeza, las mujeres van a la tumba de Jesús, con los ungüentos perfumados. La primera que llega es ella: María de Magdala, una de las discípulas que habían acompañado a Jesús desde Galilea, poniéndose al servicio de la Iglesia naciente. En su camino hacia el sepulcro, se refleja la fidelidad de tantas mujeres, que durante años acuden con devoción a los cementerios, recordando a alguien que ya no está. Los lazos más auténticos no se quiebran ni siquiera con la muerte: hay quien sigue amando, aunque la persona amada se haya ido para siempre.   El Evangelio (cfr Jn 20, 1-2-11-18) describe a la Magdalena subrayando enseguida que no era una mujer que se entusiasmaba con facilidad. En efecto, después de la primera visita al sepulcro, vuelve desilusionada al lugar donde los discípulos se escondían; refiere que la piedra ha sido movida de la entrada del sepulcro y su primera hipótesis es la más sencilla que se pueda formular: alguien debe haberse llevado el cuerpo de Jesús. Así, el primer anuncio que María lleva no es el de la resurrección, sino el de un robo que algunos desconocidos han perpetrado, mientras toda Jerusalén dormía. Luego, los Evangelios cuentan otra ida de la Magdalena al sepulcro de Jesús. Era una testaruda ésta, ¿eh? Fue, volvió… y no, no se convencía…Esta vez su paso es lento, muy pesado. María sufre doblemente: ante todo por la muerte de Jesús, y luego por la inexplicable desaparición de su cuerpo. Es mientras está inclinada cerca de la tumba, con los ojos llenos de lágrimas, cuando Dios la sorprende de la manera más inesperada. El evangelista Juan subraya cuán persistente es su ceguera: no se da cuenta de la presencia de los dos ángeles que la interrogan y ni siquiera sospecha viendo al hombre a sus espaldas, creyendo que era el guardián del jardín. Y, sin embargo, descubre el acontecimiento más sobrecogedor de la historia humana cuando finalmente es llamada por su nombre: ¡«María!» (v. 16) ¡Qué lindo es pensar que la primera aparición del Resucitado – según los evangelios - fue de una forma tan personal! Que hay alguien que nos conoce, que ve nuestro sufrimiento y desilusión, que se conmueve por nosotros, y nos llama por nuestro nombre. Es una ley que encontramos grabada en muchas páginas del Evangelio. Alrededor de Jesús hay tantas personas que buscan a Dios; pero la realidad más prodigiosa es que, mucho antes, es ante todo Dios el que se preocupa por nuestra vida, que quiere volverla a levantar, y para hacer esto nos llama por nuestro nombre, reconociendo el rostro personal de cada uno. Cada hombre es una historia de amor que Dios escribe en esta tierra. Cada uno de nosotros es una historia de amor de Dios. A cada uno de nosotros, Dios nos llama por nuestro nombre: nos conoce por nombre, nos mira, nos espera, nos perdona, tiene paciencia con nosotros. ¿Es verdad o no es verdad? Cada uno de nosotros tiene esta experiencia. Y Jesús la llama: «¡María!»: la revolución de su vida, la revolución destinada a transformar la existencia de todo hombre y de toda mujer, comienza con un nombre que resuena en el jardín del sepulcro vació. Los Evangelios nos describen la felicidad de María: la resurrección de Jesús no es una alegría dada con cuentagotas, sino una cascada que arrolla toda la vida. La existencia cristiana no está entretejida con felicidades blandas, sino con oleadas que lo arrollan todo. Intenten pensar también ustedes, en este instante, con el bagaje de desilusiones y derrotas que cada uno de nosotros lleva en el corazón, que hay un Dios cercano a nosotros, que nos llama por nuestro nombre y nos dice: «¡Levántate, deja de llorar, porque he venido a liberarte!». Esto es muy bello. Jesús no es uno que se adapta al mundo, tolerando que perduren la muerte, la tristeza, el odio, la destrucción moral de las personas… Nuestro Dios no es inerte, sino que nuestro Dios – me permito la palabra – es un soñador: sueña la transformación del mundo y la ha realizado en el misterio de la Resurrección. María quisiera abrazar a su Señor, pero Él ya está orientado hacia el Padre celeste, mientras que ella es enviada a llevar el anuncio a los hermanos. Y así aquella mujer, que antes de encontrar a Jesús estaba en manos del maligno (cfr Lc 8,2), ahora se ha vuelto apóstol de la nueva y mayor esperanza . Que su intercesión nos ayude a vivir también nosotros esa experiencia: en la hora del llanto, en la hora del abandono, escuchar a Jesús Resucitado que nos llama por nombre y, con el corazón lleno de alegría, ir a anunciar: «¡He visto al Señor!». ¡He cambiado vida porque he visto al Señor! Ahora soy diferente a como era antes, soy otra persona. He cambiado porque he visto al Señor. Ésta es nuestra fortaleza y ésta es nuestra esperanza. Gracias» (Traducción del italiano: Cecilia de Malak – RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Nuestra vida se transforma por la presencia de Dios. Catequesis del Papa Francisco

Dc, 17/05/2017 - 12:43pm
(RV).- En la catequesis del miércoles 17 de mayo el   Papa Francisco siguió meditando entorno al misterio pascual sobre la esperanza cristiana, centrándose esta vez en la figura de María Magdalena como “apóstol de la esperanza”. María Magdalena no es una mujer que se entusiasma fácilmente,  - observó el Papa. De hecho, después de la primera visita a la tumba de Jesús ella vuelve desilusionada adonde se escondían los discípulos, y les narra sobre la piedra removida del sepulcro, suponiendo, en primer lugar, que alguien robó el cuerpo de Jesús. Los Evangelios narran luego de un segundo viaje de la Magdalena al sepulcro con el corazón colmado de tristeza por la muerte de Jesús y la desaparición de su cuerpo, pero esta vez, María encuentra al Señor Resucitado, aunque no lo reconoce hasta que él la llama por su nombre. Fue precisamente en esa llamada en donde el pontífice hizo el punto para reiterar que Dios viene al encuentro de los hombres y llama a cada uno por su nombre, y esto porque Jesús "no es uno que se adapta al mundo, tolerando que en este perduren la muerte, la tristeza, el odio, y la destrucción moral de las personas, sino que en cambio, nuestro Dios sueña la transformación del mundo y la ha realizado – aseguró Francisco -  en el misterio de la resurrección". A continuación el resumen de la catequesis que el Papa pronunció en nuestro idioma: Queridos hermanos y hermanas: En este tiempo de Pascua dirigimos nuestra mirada a María Magdalena, la primera persona en encontrarse con Jesús resucitado. La experiencia de la resurrección que vive María Magdalena es profunda y existencial. Ella se acercó al sepulcro con el corazón colmado de la tristeza y la soledad de quien ha perdido un ser querido, y al llegar allí, el dolor y la desilusión de no encontrar el cuerpo de Jesús le impedían verlo y reconocerlo vivo. Entonces Jesús, tomando la iniciativa, la llama por su nombre. Ella al sentirse interpelada personalmente, experimenta dentro de sí una felicidad tan profunda que cambiará su existencia y que está destinada también a transformar la existencia de todo hombre y mujer. Es muy hermoso pensar que la primera aparición de Jesús resucitado se haya producido de un modo tan personal y cercano. Nuestra vida, tantas veces cargada de esas mismas experiencias de soledad, de vacío y de dolor, se ve transformada por la presencia de Dios, que mucho antes de que nosotros lo busquemos, sale a nuestro encuentro, nos llama por nuestro nombre, y nos dice: Levántate, no llores más, porque he venido a liberarte. Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos provenientes de España y Latinoamérica. Les animo a perseverar en la oración y en la escucha de la Palabra de Dios, para que en los momentos de dolor y abandono, sientan cómo Jesús resucitado los llama por su nombre, y salgan con el corazón lleno de alegría a anunciar a todos la Buena Noticia de la Resurrección. Que Dios los bendiga. (Griselda Mutual - Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa al Presidente Emmanuel Macron: “Preocúpese por la construcción de una sociedad más justa y fraterna”

Dm, 16/05/2017 - 4:56pm
(RV).- “Le expreso mis mejores deseos para el ejercicio de sus altos deberes al servicio de sus compatriotas. Pido a Dios que le sostenga para que su país, fiel a la gran diversidad de sus tradiciones morales y a su herencia espiritual marcada también por la Tradición cristiana, se preocupe siempre por la construcción de una sociedad más justa y fraternal”, con estas palabras el Papa Francisco expresó sus saludos al Sr. Emmanuel Macron, con motivo de su toma de posesión como Presidente de la República Francesa. En un telegrama dirigido al nuevo Jefe de Estado, el Pontífice exhorta a que, “respetando  las diferencias y prestando atención a las personas en situaciones precarias y de exclusión, contribuya a la cooperación y la solidaridad entre las naciones”. “Francia – agrega el Papa – sigue favoreciendo, en el seno de Europa y en el mundo, la búsqueda de la paz y el bien común, el respeto por la vida y la defensa de la dignidad de cada persona y de todos los pueblos”. Finalmente, el Papa Francisco “invoca de todo corazón al Señor la bendición sobre su persona y sobre todos los habitantes de Francia”. (Renato Martinez – Radio Vaticano) Texto completo del telegrama del Santo Padre A Su Excelencia Emmanuel Macron Presidente de la República Francesa Paris Con motivo de su toma de posesión como Presidente de la República Francesa, le expreso  mis mejores deseos para el ejercicio de sus altos deberes al servicio de  sus compatriotas. Pido a Dios que le sostenga para que su país,  fiel  a la gran diversidad de sus tradiciones morales y a su herencia espiritual marcada también por la Tradición cristiana,  se preocupe siempre por la construcción de una sociedad más justa y fraternal.  Respetando  las diferencias y prestando atención a las personas en situaciones precarias y de  exclusión, contribuya a la cooperación y la solidaridad entre las naciones. Que Francia sigue favoreciendo, en el seno de  Europa y en el mundo, la búsqueda de la paz y el bien común, el respeto por la vida y la defensa de la dignidad de cada persona y de todos los pueblos. Sobre su persona y sobre todos los habitantes de Francia, invoco de todo corazón la bendición del Señor. Francisco (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: La paz de Jesús es real, no la anestesiada del mundo

Dm, 16/05/2017 - 2:10pm
(RV).- La paz verdadera no podemos fabricarla nosotros. Es un don del Espíritu Santo. Lo afirmó el Santo Padre en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta . El Pontífice subrayó asimismo que “una paz sin la Cruz no es la paz de Jesús ” y recordó que sólo el Señor puede darnos la paz en medio de las tribulaciones. “Les dejo la paz, les doy mi paz”. Francisco desarrolló su reflexión a partir de las palabras que Jesús dirigió a sus Discípulos en la Última Cena . Y se detuvo en el significado de la paz dada por el Señor ; a la vez que puso de manifiesto que el pasaje de los Hechos de los Apóstoles propuesto en la Primera Lectura , narra las tantas tribulaciones que padecieron inmediatamente Pablo y Bernabé en sus viajes para anunciar el Evangelio . “¿Es ésta – se preguntó el Papa Bergoglio – la paz que da Jesús?”. Y afirmó que Jesús subraya que la paz que Él da no es la paz de este mundo. El mundo quiere una paz anestesiada para no hacernos ver la Cruz “La paz que nos ofrece el mundo  – comentó el Obispo de Roma – es una paz sin tribulaciones; nos ofrece una paz artificial”, una paz que se reduce a la “tranquilidad”. Es una paz – dijo – “que sólo mira las propias cosas, las propias seguridades, que no falte nada”, un poco como era la paz del rico Epulón . Una tranquilidad que nos vuelve “cerrados”, que hace que no se vea “más allá”: “El mundo nos enseña el camino de la paz con la anestesia: nos anestesia para no ver la otra realidad de la vida: la Cruz . Por esto Pablo dice que se debe entrar en el Reino del cielo en el camino con tantas tribulaciones . Pero, ¿se puede tener paz en la tribulación? Por nuestra parte, no: nosotros no somos capaces de hacer una paz que sea tranquilidad, una paz psicológica, una paz hecha por nosotros, porque las tribulaciones existen: quien tiene un dolor, quien una enfermedad, quien una muerte… existen. La paz que da Jesús es un regalo : es un don del Espíritu Santo . Y esta paz va en medio de las tribulaciones y va adelante. No es una especie de estoicismo, eso que hace el faquir: no. Es otra cosa”. La paz de Dios no se puede comprar, sin la Cruz no hay paz verdadera El Papa Francisco reafirmó que la paz de Dios es “ un don que nos hace ir adelante ”. Y añadió que Jesús , después de haber donado la paz a los Discípulos , sufre en el Huerto de los Olivos y allí “ofrece todo según la voluntad del Padre y sufre, pero no le falta el consuelo de Dios ”. El Evangelio , en efecto, narra que “le apareció un ángel del cielo para consolarlo”. “ La paz de Dios es un paz real , que va en la realidad de la vida, que no niega la vida: la vida es así. Está el sufrimiento, existen los enfermos, hay tantas cosas malas, están las guerras… pero aquella paz desde dentro, que es un regalo, no se pierde, sino que se va adelante llevando la Cruz y el sufrimiento . Una paz sin la Cruz no es la paz de Jesús : es una paz que se puede comprar. Podemos fabricarla nosotros. Pero no es duradera: termina”. Pidamos la gracia de la paz interior, don del Espíritu Santo Cuando uno se enoja – dijo el Papa al concluir –, “pierdo la paz”. Cuando mi corazón “se turba – añadió – es porque no estoy abierto a la paz de Jesús”, porque no soy capaz “de llevar la vida como viene, con las cruces y los dolores que vienen ”. En cambio, debemos ser capaces de pedir la gracia al Señor para que nos dé Su paz : “‘Debemos entrar en el Reino de Dios a través de muchas tribulaciones . La gracia de la paz, de no perder esa paz interior . Un Santo, hablando de esto decía: ‘La vida del cristiano es un camino entre las persecuciones del mundo y las consolaciones de Dios’ [San Agustín, De Civitate Dei XVIII, 51]. Que el Señor nos haga comprender bien cómo es esta paz que Él nos regala con el Espíritu Santo”. (María Fernanda Bernasconi - RV). (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Impulsar auténticos valores del deporte, exhortó el Papa

Dm, 16/05/2017 - 1:59pm
(RV).- El Papa Francisco recordó la «importancia del deporte en nuestro tiempo» y la responsabilidad de los ‘campeones’, como figura de referencia para los jóvenes , al recibir a los dirigentes de la Liga Nacional italiana de fútbol de primera división y a los dirigentes y jugadores de los equipos Juventus y Lazio , en la víspera del partido final de la “Copa Italia”. El Obispo de Roma hizo hincapié en que el haber alcanzado tan buenos resultados y el tener la admiración de tantos aficionados, los compromete aún más en testimoniar los «auténticos valores del deporte» : «Por lo que cada competición es una prueba de equilibrio, de dominio de sí mismos, de respeto de las reglas. El que, con su propio comportamiento, sabe dar prueba de todo ello, se vuelve un ejemplo para sus admiradores. Y eso es lo que les deseo a cada uno de ustedes: sean testimonio de lealtad, honestidad, concordia y humanidad . Lamentablemente a veces en los estadios se verifican episodios de violencia que turban el desarrollo sereno de los partidos y la sana diversión de la gente. Deseo que, por cuánto está en vuestro poder, siempre puedan ayudar para que la actividad deportiva permanezca como tal y que, gracias al compromiso personal de todos, sea motivo de cohesión entre los deportistas y en toda la sociedad ».  (CdM - RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Programa Oficial de la Visita del Papa Francisco a Génova

Dll, 15/05/2017 - 7:49pm
(RV).- La Oficina de Prensa de la Santa Sede publicó el programa oficial de la Visita Pastoral del Papa Francisco a Génova (Italia), fijada para el próximo 27 de mayo de 2017. En el programa se precisa que, el Santo Padre llegará al aeropuerto de Génova a las 8.15 de la mañana, hora local, donde será recibido por el Arzobispo de la Ciudad acompañado por las Autoridades civiles. Enseguida, se trasladará a la fábrica siderúrgica “Ilva”, donde tendrá lugar el Encuentro con los representantes del Mundo del trabajo. A las 10.00 de la mañana, en la Catedral de San Lorenzo de Génova, el Papa Francisco encontrará a los Obispos, el Clero, los Seminaristas y Religiosos de la Región Eclesiástica de Liguria y a los Representantes de otras confesiones religiosas. Alrededor del mediodía, el Pontífice saludará a los Jóvenes de la misión diocesana de Génova en el Santuario de Nuestra Señora de la Guardia. Inmediatamente después, en el mismo Santuario, el Obispo de Roma almorzará con los pobres, los refugiados, los sin techo y los encarcelados. Posteriormente, a las 3.15 de la tarde, el Papa visitará el hospital pediátrico “Giannina Gaslini”, donde saludará a los niños hospitalizados en este centro de salud. Mientras que, a las 5.00 de la tarde, el Santo Padre presidirá la Santa Misa en la “Plaza Kennedy”, con todos los fieles allí congregados. Culminada la Celebración Eucarística, el Papa Francisco se despedirá del Arzobispo de Génova y de las Autoridades civiles en el aeropuerto de la ciudad. (Renato Martinez – Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Los Obispos del Perú en visita a la Sede Apostólica

Dll, 15/05/2017 - 7:40pm
(RV).- “El pueblo peruano es un pueblo que sufre, que cree en Jesús, que ama mucho a la Iglesia y que pide al Santo Padre que nos confirme en la fe”, lo dijo Mons. Salvador Piñeiro García-Calderón, Arzobispo de Ayacucho y Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana al inicio de la Visita Ad Limina de los Obispos de ese país. El Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana dialogando con nuestra compañera Alina Tufani, explicó a los micrófonos de Radio Vaticano en qué contexto vive y actúa la Iglesia local, señalando sobre todo, las dificultades económicas y los problemas sociales que aquejan a la sociedad peruana. Escuchemos. (Raúl Cabrera – RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Llamamiento del Papa ante los conflictos de Oriente Medio y atención concreta a la maternidad

Dg, 14/05/2017 - 2:30pm
(RV).- Tras rezar la oración del Regina Coeli a la Madre de Dios, junto a miles de peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco lanzó un apremiante llamamiento de Paz ante los constantes conflictos que azotan a tantas partes del mundo, encomendando a María, Reina de la Paz, "el destino de las poblaciones afligidas por guerras y conflictos, especialmente los de Oriente Medio. "A mi solidaridad acompaña el recuerdo en la oración, mientras agradezco a cuantos se empeñan en subvenir a las necesidades humanitarias. Aliento a las diversas comunidades a recorrer el camino del diálogo  y de la reconciliación para construir un futuro de respeto, de seguridad y de paz", dijo el Pontífice. Asimismo, el Sucesor de Pedro hizo un llamamiento "a la atención concreta a la vida y a la maternidad", que cobra un significado especial en la jornada en la que en Italia y en tantos otros países, se celebra el Día de la madre. "Recordemos con gratitud y afecto a todas las mamás, confiándolas a María, la mamá de Jesús", dijo finalmente el Papa invitando a todos los presentes, a rezar cada uno en silencio por sus respectivas madres . (SL-RV) Texto y audio completo de las palabras del Papa después de la oración mariana: Queridos hermanos y hermanas, Confío a María, Reina de la paz, el destino de las poblaciones afligidas por guerras y conflictos, en particular en Oriente Medio . Tantas personas inocentes están duramente afectadas, ya sea cristianas que musulmanas, como así también pertenecientes a minorías como los yazidíes, los cuales sufren trágicas violencias y discriminaciones. A mi solidaridad se acompaña el recuerdo en la oración, mientras agradezco a cuantos se empeñan en subvenir a las necesidades humanitarias.   Aliento a las diversas comunidades a recorrer el camino del diálogo y de la amistad social  para construir un futuro de respeto, de seguridad y de paz, lejos de todo tipo de guerra. Ayer en Dublín fue proclamado  Beato el sacerdote jesuita John Sullivan . Vivido en Irlanda entre el ochocientos y el novecientos, él dedicó la vida a la enseñanza y a la formación espiritual de los jóvenes, y era tan amado y buscado como un padre por los pobres y por los sufrientes. Demos gracias a Dios por su testimonio. Saludo a todos ustedes, fieles de Roma y peregrinos de Italia y de varios países. En particular los fieles de Ivrea, Salerno, Valmontone y Rimini; los alumnos de Potenza y de Mozzo (Bergamo). Saludo a los participantes a la iniciativa denominada “Cochecitos vacíos” y al grupo de las mamás de Bordighera:  el futuro de nuestras sociedades requiere de parte de todos, especialmente de las instituciones, una   atención concreta a la vida y a la maternidad . Y este llamamiento es particularmente significativo hoy mientras se celebra, en tantos países, el Día de la madre . Recordemos con gratitud y afecto a todas las mamás, incluso a nuestras mamás en el Cielo, confiándolas a María, la mamá de Jesús. Y ahora les hago una propuesta: permanezcamos algunos instantes en silencio, cada uno rezando por la propia mamá. A todos les deseo un feliz domingo. Por favor, no se olviden de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta la vista! (Traducción del italiano: María Cecilia Mutual, Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

"Oración y penitencia para implorar la gracia de la conversión", el Papa a la hora del Regina Coeli

Dg, 14/05/2017 - 2:08pm
(RV).- Tras regresar de su Viaje Apostólico a Fátima y canonizar a los hermanos Jacinta y Francisco Marto, dos de los tres pastorcitos a quienes se les apareción la Virgen María hace ya un siglo, el Papa Francisco compartió algunos de los momentos más significativos de esta peregrinación ante miles de fieles y peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro, el domingo 14 de mayo a la hora del rezo del Regina Coeli . "En Fátima me inmergí en la oración del santo Pueblo fiel, oración que allí fluye desde hace cien años como un río, para implorar la protección maternal de María sobre el mundo entero. Doy gracias al Señor que me ha concedido de ir a los pies de la Virgen Madre como peregrino de esperanza y de paz", expresó el Sucesor de Pedro destacando el momento de oración en silencio que mantuvo en la Capilla de las Apariciones acompañado de todos los peregrinos, en un ambiente de recogimiento y contemplación.  Asimismo, el Obispo de Roma destacó la figura del Señor Resucitado , "centro de todo este viaje, presente en medio a su Pueblo en la Palabra y en la Eucaristía. Presente en medio a los tantos enfermos, que son protagonistas de la vida litúrgica y pastoral de Fátima, como de cada santuario mariano". Haciendo referencia a la canonización de Francisco y Jacinta , el Pontífice señaló: "quise proponer a toda la Iglesia su ejemplo de adhesión a Cristo y de testimonio evangélico. Su santidad no es consecuencia de las apariciones sino de la fidelidad y del ardor con el cual ellos correspondieron al privilegio recibido de poder ver a la Virgen María. " También en nuestros días hay tanta necesidad de oración y de penitencia para implorar la gracia de la conversión, como también el final de los absurdos conflictos y de las violencias que desfiguran el rostro de la humanidad", concluyó el Santo Padre. (SL-RV) Texto y audio completo de las palabras del Papa antes de rezar a la Madre de Dios: Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! Ayer por la noche regresé de la peregrinación a Fátima:  ¡saludemos a la Virgen de Fátima! Y nuestra oración mariana de hoy adquiere un significado particular lleno de memoria y de profecía para quien mira la historia con los ojos de la fe. En Fátima me sumí en la oración del santo Pueblo fiel, oración que allí fluye desde hace cien años como un río, para implorar la protección maternal de María sobre el mundo entero. Doy gracias al Señor que me ha concedido ir a los pies de la Virgen Madre como peregrino de esperanza y de paz. Y agradezco de corazón a los Obispos, al Obispo de Leiría en Fátima,  a las Autoridades del Estado, el Presidente de la República, y a todos aquellos que han ofrecido su colaboración. Desde el inicio, cuando en la Capilla de las Apariciones permanecí por largo tiempo en silencio, acompañado por el silencio orante de todos los peregrinos, se creó un clima de recogimiento y contemplativo, en el cual se desarrollaron los varios momentos de oración. Y al centro de todo estuvo y está el Señor Resucitado, presente en medio a su Pueblo en la Palabra y en la Eucaristía. Presente en medio a los tantos enfermos, que son protagonistas de la vida litúrgica y pastoral de Fátima, como de cada santuario mariano. En Fátima la Virgen eligió el corazón inocente y la sencillez de los pequeños Francisco, Jacinta y Lucía , como depositarios de su mensaje. Estos niños lo acogieron dignamente, tanto que fueron reconocidos como testigos confiables de las apariciones, transformándose en modelos de vida cristiana. Con la canonización de Francisco y Jacinta, quise proponer a toda la Iglesia su ejemplo de adhesión a Cristo y el testimonio evangélico. Y también quise proponer a toda la Iglesia que cuide a los niños. Su santidad no es consecuencia de las apariciones sino de la fidelidad y del ardor con el cual ellos correspondieron al privilegio recibido de poder ver a la Virgen María. Después del encuentro con la “bella Señora” – así la llamaban – ellos recitaban frecuentemente el Rosario, hacían penitencia y ofrecían sacrificios para obtener el final de la guerra y por las almas más necesitadas de la divina misericordia. También hoy hay tanta necesidad de oración y de penitencia para implorar la gracia de la conversión, para implorar el final de tantas guerras que están por todas partes en el mundo y que se extienden cada vez más, como también el final de los absurdos conflictos: grandes y familiares, pequeños que desfiguran el rostro de la humanidad. Dejémonos guiar por la luz que viene de Fátima. Que el Corazón Inmaculado de María sea siempre nuestro refugio, nuestra consolación y el camino que nos conduce a Cristo. (Traducción del italiano: María Cecilia Mutual, Radio Vaticano)     (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa Francisco concluyó su peregrinación a Fátima

Ds, 13/05/2017 - 7:18pm
(RV).- El Papa Francisco concluyó en la tarde de este sábado 13 de mayo su peregrinación al Santuario de Nuestra Señora de Fátima . Durante la Santa Misa celebrada esta mañana en el atrio del Santuario, en el día en el que se celebra el centenario de las apariciones marianas, el Santo Padre canonizó a Francisco y Jacinta Marto, dos de los pastorcitos testigos de las apariciones. En este segundo y último día de peregrinación, después de la Santa Misa , el Pontífice almorzó con los obispos de Portugal en la residencia de Nuestra Señora del Carmen y más tarde se trasladó a la Base Aérea de Monte Real donde tuvo lugar la ceremonia de despedida. Además de las Autoridades, esperando a Francisco se encontraban unos 700 fieles. El Santo Padre saludó finalmente a las delegaciones y dejó tierra portuguesa. El avión que trae de regreso al Pontífice partió minutos antes de las 17.00 horas rumbo al aeropuerto romano de Ciampino, donde la llegada está prevista poco después de las 19.00.  (MCM-RV) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa en Fátima: los enfermos, tesoro de la Iglesia, consolados por Jesús y María

Ds, 13/05/2017 - 3:25pm
También hoy la Virgen nos pregunta si queremos entregarnos a Dios para recibir el consuelo de Jesús (RV).- En su paternal saludo a los «queridos hermanos y hermanas enfermos» - al concluir la Misa y Canonización de Francisco y Jacinta Marto - antes de la bendición final, el Papa Francisco reiteró que «Jesús sabe lo que significa el sufrimiento, nos consuela y nos fortalece» . «Éste es el misterio de la Iglesia», que le «pide al Señor que consuele a los afligidos y Él los consuela, incluso de manera oculta», en la intimidad del corazón. Subrayando que el cristiano adora y busca a Jesús , el Papa Francisco señaló que «hoy la Virgen María nos repite a todos nosotros lo que les preguntó hace cien años a los pastorcitos: ¿quieren ofrecerse a Dios? Y si le respondemos «¡sí queremos!», nos ofrece la oportunidad de entender e imitar su vida, en «una actitud de ofrecimiento al Señor» . Alentando a los enfermos a sentirse « partícipes de pleno derecho de la vida y la misión de la Iglesia », el Papa los animó asimismo a no tener vergüenza de ser «un tesoro valioso de la Iglesia». (CdM – RV) Voz y texto completo de las palabras del Papa: Queridos hermanos y hermanas enfermos Como dije en la homilía, el Señor nos precede siempre: cuando atravesamos por alguna cruz, él ya ha pasado antes. En su Pasión, cargó con nuestros sufrimientos. Jesús sabe lo que significa el sufrimiento, nos comprende, nos consuela y nos da fuerza, como hizo con san Francisco Marto y santa Jacinta, y con los santos de todas las épocas y lugares. Pienso en el apóstol Pedro, en cómo la Iglesia entera rezaba por él mientras estaba encadenado en la prisión de Jerusalén. Y el Señor lo consoló. Este es el misterio de la Iglesia: la Iglesia pide al Señor que consuele a los afligidos y él os consuela, incluso de manera oculta; os consuela en la intimidad del corazón y os consuela dándoos fortaleza.   Queridos peregrinos, ante nuestros ojos tenemos a Jesús invisible pero presente en la Eucaristía, así como tenemos a Jesús oculto pero presente en las llagas de nuestros hermanos y hermanas enfermos y atribulados. En el altar, adoramos la carne de Jesús; en ellos, descubrimos las llagas de Jesús. El cristiano adora a Jesús, el cristiano busca a Jesús, el cristiano sabe reconocer las llagas de Jesús. Hoy, la Virgen María nos repite a todos nosotros la pregunta que hizo, hace cien años, a los pastorcillos: «¿Queréis ofreceros a Dios?». La respuesta: «¡Sí, queremos!», nos ofrece la oportunidad de entender e imitar su vida. Ellos la vivieron con todo lo que conlleva de alegría y sufrimiento, en una actitud de ofrecimiento al Señor. Queridos enfermos, vivid vuestra vida como una gracia y decidle a Nuestra Señora, como los pastorcillos, que queréis ofreceros a Dios con todo el corazón. No os consideréis solamente como unos destinatarios de la solidaridad caritativa, sino sentíos partícipes a pleno título de la vida y misión de la Iglesia. Vuestra presencia silenciosa, pero más elocuente que muchas palabras, vuestra oración, el ofrecimiento diario de vuestros sufrimientos, en unión con los de Jesús crucificado por la salvación del mundo, la aceptación paciente y hasta alegre de vuestra condición son un recurso espiritual, un patrimonio para toda comunidad cristiana. No tengáis vergüenza de ser un tesoro valioso de la Iglesia. Jesús va a pasar cerca de vosotros en el Santísimo Sacramento para manifestaros su cercanía y su amor. Confiadle vuestro dolor, vuestros sufrimientos, vuestro cansancio. Contad con la oración de la Iglesia que, por vosotros y con vosotros, se eleva al cielo desde todas partes. Dios es Padre y nunca os olvida». (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Papa: “No podía dejar de venir aquí para venerar a la Virgen Madre”

Ds, 13/05/2017 - 2:07pm
(RV).- “Queridos Peregrinos, tenemos una Madre . Aferrándonos a ella como hijos, vivamos de la esperanza que se apoya en Jesús , porque, como hemos escuchado en la segunda lectura, ‘los que reciben a raudales el don gratuito de la justificación reinarán en la vida gracias a uno solo, Jesucristo’ ( Rm 5,17)”. Lo dijo el Papa Francisco e n su homilía de esta Misa multitudinaria celebrada en el atrio de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Fátima . El Pontífice reafirmó con las palabras de los videntes, de “aquel bendito 13 de mayo de hace cien años”, que tenemos una Madre, una “Señora muy bella”. “La Virgen Madre no vino aquí – añadió el Obispo de Roma – para que nosotros la viéramos: para esto tendremos toda la eternidad, a condición de que vayamos al cielo”. Sin embargo Ella – prosiguió – previendo y advirtiéndonos sobre el peligro del infierno al que nos lleva una vida – a menudo propuesta e impuesta – sin Dios y que profana a Dios en sus criaturas, “ vino a recordarnos la Luz de Dios que mora en nosotros”. Además, según las palabras de Lucía , el Santo Padre dijo que “los tres privilegiados se encontraban dentro de la Luz de Dios que la Virgen irradiaba ”. Ella los rodeaba con el manto de Luz que Dios le había dado. Según el creer y el sentir de muchos peregrinos – por no decir de todos – Fátima es sobre todo este manto de Luz que nos cubre, tanto aquí como en cualquier otra parte de la tierra, cuando nos refugiamos bajo la protección de la Virgen Madre para pedirle, como enseña la Salve Regina , «muéstranos a Jesús». Aludiendo a los nuevos santos, “a quienes la Virgen María introdujo en el mar inmenso de la Luz de Dios , para que lo adoraran”, el Sucesor de Pedro afirmó que San Francisco y a Santa Jacinta Marto son un ejemplo para nosotros. Después de recordar algunas palabras de Sor Lucía en sus Memorias , el Papa Bergoglio  agradeció a los fieles por haberlo acompañado en su peregrinación. “No podía dejar de venir aquí para venerar a la Virgen Madre – dijo – y para confiarle a sus hijos e hijas. Bajo su manto, no se pierden; de sus brazos vendrá la esperanza y la paz que necesitan y que yo suplico por todos mis hermanos en el bautismo y en la humanidad, en particular para los enfermos y los discapacitados, los encarcelados y los desocupados, los pobres y los abandonados”. “Pidamos a Dios, con la esperanza de que nos escuchen los hombres, y dirijámonos a los hombres, con la certeza de que Dios nos ayuda”, fue la invocación final de Francisco , que también recordó que cuando pasamos por alguna cruz, “Él ya ha pasado antes”. De manera que jamás no subimos a la cruz para encontrar a Jesús, sino que ha sido Él el que se ha humillado y ha bajado hasta la cruz para encontrarnos a nosotros y, en nosotros, vencer las tinieblas del mal y llevarnos a la luz. El Papa concluyó su homilía invitando a que con la protección de María, seamos en el mundo centinelas que sepan contemplar el verdadero rostro de Jesús Salvador, que brilla en la Pascua, descubriendo así nuevamente “el rostro joven y hermoso de la Iglesia, que resplandece cuando es misionera, acogedora, libre, fiel, pobre de medios y rica de amor”. (María Fernanda Bernasconi - RV). Texto y audio de la Homilía del Santo Padre Francisco: «Un gran signo apareció en el cielo: una mujer vestida de sol», dice el vidente de Patmos en el Apocalipsis (12, 1), señalando además que ella estaba a punto de dar a luz a un hijo. Después, en el Evangelio, hemos escuchado cómo Jesús le dice al discípulo: «Ahí tienes a tu madre» ( Jn 19, 27). Tenemos una Madre, una «Señora muy bella», comentaban entre ellos los videntes de Fátima mientras regresaban a casa, en aquel bendito 13 de mayo de hace cien años. Y, por la noche, Jacinta no pudo contenerse y reveló el secreto a su madre: «Hoy he visto a la Virgen». Habían visto a la Madre del cielo. En la estela de luz que seguían con sus ojos, se posaron los ojos de muchos, pero…estos no la vieron. La Virgen Madre no vino aquí para que nosotros la viéramos: para esto tendremos toda la eternidad, a condición de que vayamos al cielo, por supuesto. Pero ella, previendo y advirtiéndonos sobre el peligro del infierno al que nos lleva una vida – a menudo propuesta e impuesta – sin Dios y que profana a Dios en sus criaturas, vino a recordarnos la Luz de Dios que mora en nosotros y nos cubre, porque, como hemos escuchado en la primera lectura, «fue arrebatado su hijo junto a Dios» ( Ap 12, 5). Y, según las palabras de Lucía, los tres privilegiados se encontraban dentro de la Luz de Dios que la Virgen irradiaba. Ella los rodeaba con el manto de Luz que Dios le había dado. Según el creer y el sentir de muchos peregrinos – por no decir de todos – Fátima es sobre todo este manto de Luz que nos cubre, tanto aquí como en cualquier otra parte de la tierra, cuando nos refugiamos bajo la protección de la Virgen Madre para pedirle, como enseña la Salve Regina , «muéstranos a Jesús». Queridos Peregrinos, tenemos una Madre. Aferrándonos a ella como hijos, vivamos de la esperanza que se apoya en Jesús, porque, como hemos escuchado en la segunda lectura, «los que reciben a raudales el don gratuito de la justificación reinarán en la vida gracias a uno solo, Jesucristo» ( Rm 5,17). Cuando Jesús subió al cielo, llevó junto al Padre celeste a la humanidad – nuestra humanidad – que había asumido en el seno de la Virgen Madre, y que nunca dejará. Como un ancla, fijemos nuestra esperanza en esa humanidad colocada en el cielo a la derecha del Padre (cf. Ef 2, 6). Que esta esperanza sea el impulso de nuestra vida. Una esperanza que nos sostenga siempre, hasta el último suspiro. Con esta esperanza, nos hemos reunido aquí para dar gracias por las innumerables bendiciones que el Cielo ha derramado en estos cien años, y que han transcurrido bajo el manto de Luz que la Virgen, desde este Portugal rico en esperanza, ha extendido hasta los cuatro ángulos de la tierra. Como un ejemplo para nosotros, tenemos ante los ojos a san Francisco Marto y a santa Jacinta, a quienes la Virgen María introdujo en el mar inmenso de la Luz de Dios, para que lo adoraran. De ahí recibían ellos la fuerza para superar las contrariedades y los sufrimientos. La presencia divina se fue haciendo cada vez más constante en sus vidas, como se manifiesta claramente en la insistente oración por los pecadores y en el deseo permanente de estar junto a «Jesús oculto» en el Sagrario. En sus Memorias (III, n.6), sor Lucía da la palabra a Jacinta, que había recibido una visión: « ¿No ves muchas carreteras, muchos caminos y campos llenos de gente que lloran de hambre por no tener nada para comer? ¿Y el Santo Padre en una iglesia, rezando delante del Inmaculado Corazón de María? ¿Y tanta gente rezando con él?». Gracias por haberme acompañado. No podía dejar de venir aquí para venerar a la Virgen Madre, y para confiarle a sus hijos e hijas. Bajo su manto, no se pierden; de sus brazos vendrá la esperanza y la paz que necesitan y que yo suplico para todos mis hermanos en el bautismo y en la humanidad, en particular para los enfermos y los discapacitados, los encarcelados y los desocupados, los pobres y los abandonados. Queridos hermanos: pidamos a Dios, con la esperanza de que nos escuchen los hombres, y dirijámonos a los hombres, con la certeza de que Dios nos ayuda. En efecto, él nos ha creado como una esperanza para los demás, una esperanza real y realizable en el estado de vida de cada uno. Al «pedir» y «exigir» de cada uno de nosotros el cumplimiento de los compromisos del propio estado ( Carta de sor Lucía , 28 de febrero de 1943), el cielo activa aquí una auténtica y precisa movilización general contra esa indiferencia que nos enfría el corazón y agrava nuestra miopía. No queremos ser una esperanza abortada. La vida sólo puede sobrevivir gracias a la generosidad de otra vida. «Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero si muere, da mucho fruto» ( Jn 12, 24): lo ha dicho y lo ha hecho el Señor, que siempre nos precede. Cuando pasamos por alguna cruz, él ya ha pasado antes. De este modo, no subimos a la cruz para encontrar a Jesús, sino que ha sido él el que se ha humillado y ha bajado hasta la cruz para encontrarnos a nosotros y, en nosotros, vencer las tinieblas del mal y llevarnos a la luz. Que, con la protección de María, seamos en el mundo centinelas de la mañana que sepan contemplar el verdadero rostro de Jesús Salvador, que brilla en la Pascua, y descubramos de nuevo el rostro joven y hermoso de la Iglesia, que resplandece cuando es misionera, acogedora, libre, fiel, pobre de medios y rica de amor. (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

La voz a los peregrinos presentes en Fátima

Ds, 13/05/2017 - 2:00pm
(RV).- Intensos momentos de oración en Fátima con el Obispo de Roma. Entre los miles de peregrinos llegados al santuario portugués se encuentran tantos de España y Latinoamérica. En las últimas horas nuestro colega Silvonei Protz, enviado especial de Radio Vaticano a Fátima, recogió los testimonios de costarricenses que expresan ante nuestros micrófonos su alegría por compartir con el Papa el centenario de las Apariciones de Nuestra Señora en ese lugar tan especial, y la esperanza por volver a encontrar a Francisco en la próxima JMJ en Panamá. Escuchemos: (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Fátima: el Papa canonizó a los hermanos Francisco y Jacinta Marto

Ds, 13/05/2017 - 1:58pm
(RV).- En la Solemnidad de la Bienaventurada Virgen María de Fátima y en el centenario de las Apariciones , el Santo Padre Francisco – en el segundo día de su peregrinación a esta localidad portuguesa – presidió la celebración de la Santa Misa y procedió a canonizar a los hermanos Francisco y Jacinta Marto , los pastorcitos testigos junto a Sor Lucía de los hechos acaecidos en 1917. Tal como se lee en la promulgación del decreto correspondiente, se reconoce “el milagro atribuido a la intercesión del Beato Francisco Marto, nacido el 11 de junio de 1908 y muerto el 4 de abril de 1919, y de la Beata Jacinta Marto, nacida el 11 de marzo de 1910 y muerta el 20 de febrero de 1920”. Cabe destacar que el milagro que ha permitido esta canonización corresponde a la curación de un niño brasileño. San Juan Pablo II los había beatificado en el año 2000 Recordamos que ambos hermanos fueron beatificados en el año 2000 por el Papa San Juan Pablo II . Mientras de Sor Lucía – que falleció en 2005 a los 98 años de edad – aún está abierto su proceso de beatificación. Breve historia Estos dos nuevos santos hermanos, Francisco y Jacinta , junto a su prima Lucía , fueron testigos de las apariciones de la Virgen María en Cova de Iría , Fátima, que se produjeron entre mayo y octubre de 1917. Francisco tenía entonces nueve años, Jacinta siete y Lucía diez. La Virgen se les apareció en seis oportunidades. En la tercera aparición, del 13 de julio, les reveló el Secreto de Fátima . Durante aquel período, los tres niños tuvieron que hacer frente a las incomprensiones de sus familias y vecinos, y a la persecución del gobierno portugués, profundamente anticlerical. Pero aceptaron esas dificultades con fe y valentía: “ Si nos matan – decían – no importa. Vamos al cielo ”. Rasgos de las vidas de los santos hermanos Tras las apariciones, los tres pastorcitos siguieron su vida normal, hasta la muerte de Francisco y Jacinta . Francisco mostró un espíritu de amor y reparación para con Dios ofendido, a pesar de su corta edad. Su gran preocupación era “ consolar a Nuestro Señor ”. Por esta razón transcurría horas pensando en Dios, lo que lo ha llevado a ser considerado como un contemplativo . La vida de Jacinta se caracterizó por su espíritu de sacrificio , su amor al Corazón de María , al Santo Padre y a los pecadores . Llevada por su preocupación de la salvación de los pecadores y del desagravio al Corazón Inmaculado de María, ofrecía sacrificios a Dios. (María Fernanda Bernasconi - RV). (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

El Papa en la bendición de las velas: “Hay que anteponer la misericordia al juicio”

Ds, 13/05/2017 - 10:42am
(RV).- “Cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño. En ella vemos que la humildad y la ternura no son virtudes de los débiles sino de los fuertes, que no necesitan maltratar a otros para sentirse importantes… Que seamos, con María, signo y sacramento de la misericordia de Dios que siempre perdona, perdona todo”, lo dijo el Papa Francisco en su alocución durante la bendición de las velas y el rezo del Santo Rosario en la Capilla de las Apariciones , en el Santuario Mariano de Nuestra Señora de Fátima en Portugal. En el marco de su 19° Viaje Apostólico a Fátima con ocasión de la celebración de los 100 años de las apariciones de la Bienaventurada Virgen María en Cova de Iría, el Santo Padre presidió la celebración de la bendición de las velas y la oración del Santo Rosario. En su discurso el Pontífice agradeció al pueblo portugués por la calurosa acogida y los invitó a unirse a su peregrinación vivida en la esperanza y en la paz. “Que María, madre tierna y solícita con todos los necesitados – afirmó el Pontífice – les obtenga la bendición del Señor”. “Esta bendición, agregó el Papa, se cumplió plenamente en la Virgen María, puesto que ninguna otra criatura ha visto brillar sobre sí el rostro de Dios como ella, que dio un rostro humano al Hijo del Padre eterno; a quien podemos ahora contemplar en los sucesivos momentos gozosos, luminosos, dolorosos y gloriosos de su vida, como recordamos en el rezo del Rosario”. Con Cristo y María, dijo el Pontífice, permanezcamos en Dios. “De este modo, agregó, cada vez que recitamos el Rosario, en este lugar bendito o en cualquier otro lugar, el Evangelio prosigue su camino en la vida de cada uno, de las familias, de los pueblos y del mundo”. Pero es necesario preguntarse, dijo el Papa Francisco: ¿Quién es María? Sólo así podremos proseguir por el camino que nos lleva a Dios. A veces, dijo el Papa, “cometemos una gran injusticia contra Dios y su gracia cuando afirmamos en primer lugar que los pecados son castigados por su juicio, sin anteponer —como enseña el Evangelio— que son perdonados por su misericordia”. Es necesario anteponer la misericordia al juicio – precisó el Pontífice – y, en cualquier caso, el juicio de Dios siempre se realiza a la luz de su misericordia. Por supuesto, la misericordia de Dios no niega la justicia, porque Jesús cargó sobre sí las consecuencias de nuestro pecado junto con su castigo conveniente. En este sentido, puntualizó el Obispo de Roma, María nos enseña la dinámica de justicia y ternura, de contemplar y caminar hacia los demás, es lo que hace de ella un modelo eclesial para la evangelización. “Que seamos, con María, signo y sacramento de la misericordia de Dios que siempre perdona, perdona todo”. Y llevados de la mano de la Virgen Madre y ante su mirada, concluyó el Papa Francisco, podemos cantar con alegría las misericordias del Señor. “Podemos decir: Mi alma te canta, oh Señor. La misericordia que tuviste con todos tus santos y con todo tu pueblo fiel la tuviste también conmigo”. (Renato Martinez – Radio Vaticano) Texto y audio completo del discurso del Papa Francisco Queridos peregrinos de María y con María. Gracias por recibirme entre vosotros y uniros a mí en esta peregrinación vivida en la esperanza y en la paz. Desde ahora, deseo asegurar a los que os habéis unidos a mí, aquí o en cualquier otro lugar, que os llevo en mi corazón. Siento que Jesús os ha confiado a mí (cf. Jn 21,15-17), y a todos os abrazo y os confío a Jesús, «especialmente a los más necesitados» —como la Virgen nos enseñó a pedir (Aparición, julio de 1917)—. Que ella, madre tierna y solícita con todos los necesitados, les obtenga la bendición del Señor. Que, sobre cada uno de los desheredados e infelices, a los que se les ha robado el presente, de los excluidos y abandonados a los que se les niega el futuro, de los huérfanos y las víctimas de la injusticia a los que no se les permite tener un pasado, descienda la bendición de Dios encarnada en Jesucristo: «El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor. El Señor te muestre su rostro y te conceda la paz» (Nm 6,24-26). Esta bendición se cumplió plenamente en la Virgen María, puesto que ninguna otra criatura ha visto brillar sobre sí el rostro de Dios como ella, que dio un rostro humano al Hijo del Padre eterno; a quien podemos ahora contemplar en los sucesivos momentos gozosos, luminosos, dolorosos y gloriosos de su vida, como recordamos en el rezo del Rosario. Con Cristo y María, permanezcamos en Dios. En efecto, «si queremos ser cristianos, tenemos que ser marianos, es decir, hay que reconocer la relación esencial, vital y providencial que une a la Virgen con Jesús, y que nos abre el camino que nos lleva a él» (Pablo VI, Homilía en el Santuario de Nuestra Señora de Bonaria, Cagliari, 24 abril 1970). De este modo, cada vez que recitamos el Rosario, en este lugar bendito o en cualquier otro lugar, el Evangelio prosigue su camino en la vida de cada uno, de las familias, de los pueblos y del mundo. Peregrinos con María... ¿Qué María? ¿Una maestra de vida espiritual, la primera que siguió a Cristo por el «camino estrecho» de la cruz dándonos ejemplo, o más bien una Señora «inalcanzable» y por tanto inimitable? ¿La «Bienaventurada porque ha creído» siempre y en todo momento en la palabra divina (cf. Lc 1,45), o más bien una «santita», a la que se acude para conseguir gracias baratas? ¿La Virgen María del Evangelio, venerada por la Iglesia orante, o más bien una María retratada por sensibilidades subjetivas, como deteniendo el brazo justiciero de Dios listo para castigar: una María mejor que Cristo, considerado como juez implacable; más misericordiosa que el Cordero que se ha inmolado por nosotros? Cometemos una gran injusticia contra Dios y su gracia cuando afirmamos en primer lugar que los pecados son castigados por su juicio, sin anteponer —como enseña el Evangelio— que son perdonados por su misericordia. Hay que anteponer la misericordia al juicio y, en cualquier caso, el juicio de Dios siempre se realiza a la luz de su misericordia. Por supuesto, la misericordia de Dios no niega la justicia, porque Jesús cargó sobre sí las consecuencias de nuestro pecado junto con su castigo conveniente. Él no negó el pecado, pero pagó por nosotros en la cruz. Y así, por la fe que nos une a la cruz de Cristo, quedamos libres de nuestros pecados; dejemos de lado cualquier clase de miedo y temor, porque eso no es propio de quien se siente amado (cf. 1 Jn 4,18). «Cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño. En ella vemos que la humildad y la ternura no son virtudes de los débiles sino de los fuertes, que no necesitan maltratar a otros para sentirse importantes. [...] Esta dinámica de justicia y ternura, de contemplar y caminar hacia los demás, es lo que hace de ella un modelo eclesial para la evangelización» (Exhort. Ap. Evangelii gaudium, 288). Que seamos, con María, signo y sacramento de la misericordia de Dios que siempre perdona, perdona todo. Llevados de la mano de la Virgen Madre y ante su mirada, podemos cantar con alegría las misericordias del Señor. Podemos decir: Mi alma te canta, oh Señor. La misericordia que tuviste con todos tus santos y con todo tu pueblo fiel la tuviste también conmigo. Oh Señor, por culpa del orgullo de mi corazón, he vivido distraído siguiendo mis ambiciones e intereses, pero sin conseguir ocupar ningún trono. La única manera de ser exaltado es que tu Madre me tome en brazos, me cubra con su manto y me ponga junto a tu corazón. Que así sea. (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Ante la Virgen de Fátima, el Papa peregrino de esperanza y de paz para el mundo

Dv, 12/05/2017 - 9:44pm
(RV).- El Papa Francisco pidió para el mundo la concordia entre los pueblos, y le encomendó al Corazón Inmaculado de la Virgen de Fátima las alegrías y dolores de la familia humana, rogando asimismo por la Iglesia de Cristo. En la víspera de la celebración de los cien años de cuando la Madre de Dios bajó de los cielos, en Cova de Iría, el Obispo de Roma se detuvo en homenaje orante ante la Reina del Rosario, en la Capilla de las Apariciones . Acompañado por  el intenso fervor y devoción de los peregrinos de tantas partes del mundo,  que abarrotaron la explanada del Santuario portugués y sus alrededores, el Santo Padre le dirigió una oración a la Virgen de Fátima, «refugio y camino que nos conduce a Dios». Colocó bajo el Manto de María y le consagró el anhelo de seguir el ejemplo de los pastorcitos Francisco y Jacinta , el día antes de canonizarlos, y de los que se entregan al mensaje del Evangelio , para peregrinar por todos los caminos, derrumbar muros, vencer fronteras y llegar a todas las periferias, revelando la justicia y la paz de Dios . Siguiendo las huellas de sus Predecesores, la del Papa Bergoglio es la sexta peregrinación del Sucesor de Pedro al Santuario mariano de Fátima. La primera, fue la del Beato Pablo VI, en 1967, en el 50 aniversario de las apariciones a los tres pastorcitos, Lucía, Francisco y Jacinta. San Juan Pablo II peregrinó a Fátima tres veces. En 1982, un año después del atentado en la Plaza de San Pedro; en 1991 y en el Gran Jubileo del 2000, cuando beatificó a Francisco y Jacinta. Beatificación que conmemoró en 2010, Benedicto XVI peregrinando al mismo Santuario de María en Cova de Iría. (CdM – RV) Oración del Papa Francisco a Nuestra Señora del Rosario de Fátima «Salve Reina, Bienaventurada Virgen de Fátima, Señora del Corazón Inmaculado, refugio y camino que conduce a Dios. Peregrino de la Luz que procede de tus manos, doy gracias a Dios Padre que, siempre y en todo lugar, interviene en la historia del hombre; peregrino de la Paz que tú anuncias en este lugar, alabo a Cristo, nuestra paz, y le imploro para el mundo la concordia entre todos los pueblos; peregrino de la Esperanza que el Espíritu anima, vengo como profeta y mensajero para lavar los pies a todos, entorno a la misma mesa que nos une. ¡Salve, Madre de Misericordia, Señora de la blanca túnica! En este lugar, desde el que hace cien años manifestaste a todo el mundo los designios de la misericordia de nuestro Dios, miro tu túnica de luz y, como obispo vestido de blanco, tengo presente a todos aquellos que, vestidos con la blancura bautismal, quieren vivir en Dios y recitan los misterios de Cristo para obtener la paz. ¡Salve, vida y dulzura, salve, esperanza nuestra, Oh Virgen Peregrina, oh Reina Universal! Desde lo más profundo de tu ser, desde tu Inmaculado Corazón, mira los gozos del ser humano cuando peregrina hacia la Patria Celeste. Desde lo más profundo de tu ser, desde tu Inmaculado Corazón, mira los dolores de la familia humana que gime y llora en este valle de lágrimas. Desde lo más íntimo de tu ser, desde tu Inmaculado Corazón, adórnanos con el fulgor de las joyas de tu corona y haznos peregrinos como tú fuiste peregrina. Con tu sonrisa virginal, acrecienta la alegría de la Iglesia de Cristo. Con tu mirada de dulzura, fortalece la esperanza de los hijos de Dios. Con tus manos orantes que elevas al Señor, une a todos en una única familia humana. ¡Oh clemente, oh piadosa, Oh dulce Virgen María, Reina del Rosario de Fátima! Haz que sigamos el ejemplo de los beatos Francisco y Jacinta, y de todos los que se entregan al anuncio del Evangelio. Recorreremos, así, todas las rutas, seremos peregrinos de todos los caminos, derribaremos todos los muros y superaremos todas las fronteras, yendo a todas las periferias, para revelar allí la justicia y la paz de Dios. Seremos, con la alegría del Evangelio, la Iglesia vestida de blanco, de un candor blanqueado en la sangre del Cordero derramada también hoy en todas las guerras que destruyen el mundo en que vivimos. Y así seremos, como tú, imagen de la columna refulgente que ilumina los caminos del mundo, manifestando a todos que Dios existe, que Dios está, que Dios habita en medio de su pueblo, ayer, hoy y por toda la eternidad. ¡Salve, Madre del Señor, Virgen María, Reina del Rosario de Fátima! Bendita entre todas las mujeres, eres la imagen de la Iglesia vestida de luz pascual, eres el orgullo de nuestro pueblo, eres el triunfo frente a los ataques del mal. Profecía del Amor misericordioso del Padre, Maestra del Anuncio de la Buena Noticia del Hijo, Signo del Fuego ardiente del Espíritu Santo, enséñanos, en este valle de alegrías y de dolores, las verdades eternas que el Padre revela a los pequeños. Muéstranos la fuerza de tu manto protector. En tu Corazón Inmaculado, sé el refugio de los pecadores y el camino que conduce a Dios. Unido a mis hermanos, en la Fe, la Esperanza y el Amor, me entrego a Ti. Unido a mis hermanos, por ti, me consagro a Dios, Oh Virgen del Rosario de Fátima. Y cuando al final me veré envuelto por la Luz que nos viene de tus manos, daré gloria al Señor por los siglos de los siglos. Amén» (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Saludo del Papa a los periodistas durante el vuelo de ida al Santuario de Fátima

Dv, 12/05/2017 - 8:46pm
(RV).- Durante el vuelo de ida al Santuario de Fátima , el Santo Padre dedicó unas palabras a los periodistas que le acompañaron en el avión. El director de la Oficina de prensa de la Santa Sede, Greg Burke, introdujo la presentación de los periodistas con unas palabras dirigidas a los presentes: “Gracias Santo Padre y buenas tardes. A tan sólo dos semanas del último viaje, tenemos un viaje muy diferente. Normalmente, la gente cuando hace un viaje con el Papa dice "rogamos por usted". Esta vez, en Fátima, todos dicen "ruegue por nosotros"... Debemos respetar los tiempos del Santo Padre: el tiempo de comer, el tiempo de reposar…imagino que también para rezar... Gracias”. Posteriormente, el  Papa Francisco respondió: “Buenas tardes y gracias por esta compañía y por el trabajo que van a hacer durante este viaje, que como ha dicho Greg, es un poco especial: es un viaje de oración, de encuentro con el Señor y con la Santa Madre de Dios. Gracias por la compañía, y sigamos adelante”. Sigue paso a paso el Viaje Apostólico del Santo Padre a Fátima , también en Facebook , Twitter y Youtube . (Radio Vaticana) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

“19° Viaje Apostólico”. El Papa Francisco llegó a Portugal

Dv, 12/05/2017 - 7:49pm
(RV).- A las 16.12 (hora local) aterrizó el avión Papal en la Base Aérea de Monte Real en Portugal. De esta manera, se dio inicio al 19° Viaje Apostólico del Papa Francisco al Santuario de Nuestra Señora de Fátima, con motivo de la celebración de los 100 años de las apariciones de la Bienaventurada Virgen María. En el aeropuerto, el Santo Padre sostuvo un encuentro privado con el Presidente de la República Portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa, y rezó brevemente en la capilla de la base aérea. El Pontífice, donó a la capilla de la Base Aérea un bajorrelieve con una representación de San Francisco de Asís en actitud orante. Tras este encuentro, el Papa Francisco se trasladó en helicóptero al Estadio municipal de Fátima, desde donde irá al Santuario. Un Viaje que inició con la salida del Papa del aeropuerto romano de Fiumicino a las 14.00 (hora de Roma). Durante el trayecto el Santo Padre envió telegramas de cortesía al Presidente de la República Italiana, al Presidente de la República Francesa y al Rey de España. (Renato Martinez – Radio Vaticano) (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Fieles y peregrinos latinoamericanos esperan al Papa en Fátima

Dv, 12/05/2017 - 5:19pm
(RV).- Nuestro colega Silvonei Protz , enviado especial de Radio Vaticano a Fátima, conversó con diversos peregrinos procedentes de España y de América Latina que desean festejar el centenario de las Apariciones de Nuestra Señora, junto a la peregrinación del Papa Francisco y la canonización de los dos pastorcitos, Francisco y Jacinta Marto. Españolas de Madrid que rezan por lo que pide la Virgen, junto peregrinos venezolanos preocupados por el destino de su país que rezan por la paz en el mundo, sin olvidarse de los paraguayos que tanto aman al Santo Padre, al igual que sus compatriotas, los argentinos:   (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Concluye la XXXVI Asamblea General del CELAM. Informe de Radio Paz de El Salvador

Dv, 12/05/2017 - 1:42pm
(RV).- Concluye este viernes la Asamblea General del Episcopado Latinoamericano que ha visto a los Obispos y Pastores del Celam reunidos con ocasión de su XXXVI Asamblea General Ordinaria en San Salvador del 9 al 12 de mayo, bajo el lema “Iglesia pobre para los pobres”.  Para Radio Vaticana informa el Padre Simeón Reyes, Director de Radio Paz de El Salvador , la Emisora que ha realizado la cobertura completa del evento:  Se ha tratado de un encuentro enmarcado en el centenario del Beato Oscar Romero, cuyos primeros dos días han sido para presentar informes de los distintos departamentos del Celam, y los últimos dos, para enfocarse en el Sínodo de la Iglesia en América. En el centro del encuentro además, el documento de Aparecida, "con sus retos, urgencias y la necesidad de tener siempre el estado de misión en América Latina".  Un encuentro fraterno entre pastores que comparten la misma preocupación por el pueblo de Dios, "para crear comunión y para fortalecer los vínculos entre las iglesias locales, compartir juntos el caminar y agradecer la preocupación que el Papa Francisco tiene por nuestro continente". (Griselda Mutual - Radio Vaticano)         (from Vatican Radio)...
Categories: Notícies d'Esglèsia

Pàgines