El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

El arciprestazgo Periferia reflexiona sobre el trabajo decente

Las parroquias del arciprestazgo «Periferia» se reunieron en los locales de la parroquia Virgen de los Pobres, en el barrio de El Secà de Sant Pere de Lleida, en una jornada de formación que trató sobre el trabajo decente. El acto tuvo lugar la tarde del sábado 3 de febrero y participaron más de 30 personas. 

Se inició con una oración preparada por el grupo ACO-Bordeta y acto seguido el salesiano P. Joan Valls, Delegado diocesano de Pastoral Obrera, dio a conocer el objetivo y actividades que desarrolla la Delegación. En este sentido subrayó 3 de las jornadas sobre las que reflexionan y hacen sensibilización cada año: Día de la Mujer (8 de marzo), Día del Trabajo (1 de mayo) y Día del Trabajo decente (7 de octubre).

Montse Ollé, del grupo ACO-Balàfia, introdujo el tema explicando las condiciones que la Organización Internacional del Trabajo propone que el trabajo sea decente: Crear trabajo, garantizar los derechos de los trabajadores y trabajadoras, extender la protección social, y promover el diálogo social. A continuación,  Manolo Díaz, Delegado diocesano de Apostolado seglar, expuso el tema. Usó material diverso: la canción "Me matan si no trabajo", el cortometraje "La pecera", un vídeo "Buscar trabajo", y un PowerPoint con datos estadísticos sobre el desempleo y la pobreza. Un material que proyectaba una realidad sobrecogedora. Paralelamente expuso los esfuerzos de la Iglesia que lucha poara remediarlo a través de su doctrina social. También dedicó tiempo al trabajo de Cáritas para paliar esta situación.

En el coloquio posterior, que fue muy participativo, se puso de manifiesto que se han perdido derechos laborales que tiempo atrás ya se habían alcanzado; la fuerza que tienen las acciones individuales para conseguir mejoras globales, por ejemplo a través del consumo de los diferentes artículos, productos y servicios; que la Iglesia ha de crear esperanza en estas situaciones de precariedad laboral; y que el reto está en las manos de todos, sobre todo en las comunidades cristianas.

Enlazando en esta última idea, el P. Joan Valls propuso crear en el ámbito arciprestal un EPO (Equipo de Pastoral Obrera), como medio para hacer posible que la Pastoral Obrera esté presente en el conjunto de la pastoral parroquial y sea, por tanto, de "toda la Iglesia"; para dar mayor difusión a la doctrina social de la Iglesia, informar sobre temas laborales, y formación sobre el mundo del trabajo.

De hecho, indicó, el trabajo decente es un tema que le sienta bien al arciprestazgo, dado que está formado por parroquias ubicadas en los barrios obreros de la ciudad. Con el compromiso de dar a conocer esta iniciativa a los Consejos de Pastoral de cada parroquia y hacer el esfuerzo para crear un EPO se dio por terminada el encuentro que, fue de las más interesantes que ha organizado el arciprestazgo.

Conxita López Torres.