El Facebook del Bisbat de LleidaEl Twitter del Bisbat de LleidaEl Google Plus del Bisbat de LleidaEl RSS del Bisbat de Lleida

La Catedral de Lleida acoge la Misa y la ofrenda en honor a Sant Anastasi

Lleida se ha volcado este jueves en la celebración de los actos en honor a Sant Anastasi, patrón de la ciudad que, a pesar de la lluvia ha reunido cientos de leridanos y leridanas. 

El alcalde, Àngel Ros, y la Corporación Municipal han asistido a los actos, que han comenzado con el cortejo de ida a oficio, desde la plaza de la Paeria hasta la Catedral. 

El cortejo ha dado paso a la Misa solemne en honor al patrón, que ha presidido el obispo de la Diócesis, monseñor Salvador Giménez. En la eucaristía, con el Petit Cor de la Catedral de Lleida, se han cantado los antiguos gozos en alabanza a Sant Anastasi. Mientras tanto, los diferentes grupos culturales participantes se han concentrado en la plaza de la Catedral, para que al terminar la misa, ha habido una baile conjunto de todos los elementos y los bailes del cortejo cuando sale la imagen del santo. Cada año es llevada por una entidad diferente. Este año, la encargada de hacerlo ha sido la Asociación Leridana de Balonmano.

Posteriormente, la lluvia ha obligado a seguir todos los actos previstos en la Catedral, donde se ha realizado la tradicional ofrenda floral al patrón de la ciudad, iniciada por las "pubilles", representando todos los barrios, que han mostrado su agradecimiento y respeto hacia el santo y le han pedido su protección.

Seguidamente, las entidades culturales y asociaciones y todos los leridanos que se han querido sumar han participado en la tradicional ofrenda de flores, mientras la Banda Municipal de Música de Lleida ha amenizado el evento.

El alcalde y la concejala de Cultura han entregado una reproducción de la figura de Sant Anastasi al obispo y a la Asociación Leridana de Balonmano, como portadoras  del santo este año. Las "pubilles" han iniciado la ofrenda y han seguido las entidades y la ciudadanía que ha querido depositar sus flores al santo. Como es habitual, cuando se han acabado las ofrendas, se ha trasladado la imagen del patrón al interior de la iglesia de Sant Joan.